Paso procesional

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Paso (Semana Santa)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Paso (en latín: passus, ‘escena, sufrimiento’)? es el nombre que reciben las imágenes que desfilan en las procesiones de Semana Santa, conjuntamente con las anda. Los pasos son transportados por distintos medios, mecánicos o humanos, recibiendo nombres diferentes en cada lugar, según la tradición. Por ejemplo en Málaga son conocidos como tronos.

La causa que originó del uso de pasos en la Semana Santa fue la conveniencia de representar la Pasión de Cristo mediante imágenes, para que el pueblo, en su mayoría analfabeto, pudiera acceder al mensaje evangélico. Comúnmente se asocian a las celebraciones de Semana Santa pero su temática puede ser no pasional, llamándose entonces pasos de Gloria.

Tipología[editar]

  • Por el número de imágenes que lo forman, se dividen en:
    • Imagen única (imagen de Jesús Nazareno o Cristo crucificado, Virgen María o un Santo).
    • Grupo escultórico (escena o misterio que reúne varias imágenes).
    • Insignia (escudo, emblema o símbolo religioso que puede ir acompañado de ángeles en el paso). Por ejemplo la Santa Cruz de Jerusalén Cofradía del Socorro (Antequera)
  • Por su técnica escultórica, se distinguen:
    • Talla, modelado o escultura completa.
    • Talla, modelado o escultura de vestir. Se trata de una escultura completa pero diseñada para ser vestida.
    • Talla de candelero donde solo están talladas las partes visibles de la escultura como la cabeza y las manos. En estos casos una misma imagen puede tener diferentes componentes como por ejemplo juegos de manos en diferentes posiciones (entrelazadas o abiertas). Pueden existir elementos articulados que permiten teatralizar diferentes acciones como la bendición o el descendimiento de la cruz en momentos concretos de la procesión. Por ejemplo el Nazareno de Priego de Córdoba en la procesión del calvario, o Nuestro Padre Jesús el Rico de Málaga durante la liberación del preso.
  • Por la forma en que son llevados pueden ser:
    • En carroza: la carroza posee ruedas y es empujada por los cofrades. En la Semana Santa de Valladolid se procesionan la mayoría de sus pasos en carroza debido a su peso, pero en la actualidad (2010) y desde hace ya unos años se ha retomado la tradición de a llevarlos a hombros.
    • En andas (cargados):
      • Parihuela de varales: los varales se colocan longitudinalmente, portando los cofrades el paso sobre los hombros. La carga del paso puede ser interior, exterior o mixta. Es el sistema empleado en la Semana Santa de Málaga o en la Semana Santa de Castilla y León. El varal puede ir desnudo, tapizado o bien con almohadillas amarradas. En algunos lugares es también conocido como andas de barrotes como en la Semana Santa de Popayan. Pueden llevar horquillas para sujetar el paso, como en la Semana Santa de Cáceres o en la Semana Santa de Antequera
      • A costal: los varales o trabajaderas se colocan transversalmente descansando sobre la cerviz de los costaleros. La carga del paso es interior. Es habitual en la Semana Santa de Sevilla. Algunas variantes de este sistema son:
        • A molía: las trabajaderas se colocan transversalmente, al igual que con el costal. La molía se coloca alrededor del cuello, descansando el peso sobre los hombros. La carga del paso es interior. Se encuentra presente en la Semana Santa en Jerez de la Frontera.
        • A almohá: Los palos o trabajaderas se encuentran en el interior del paso, se pone una almohada en el palo y se agarra con dos cuerdas a los extremos de la almohada junto al palo. En cada palo van unas cinco almohadas, cinco cargadores, pero pueden ir reduciendo el número de cargador por palo. El paso de palio (el de la Virgen) tiene siete palos, y en el de misterio ocho, también depende de la longitud del paso. Esta carga es habitual en la Semana Santa de San Fernando (Cádiz).
      • A correón: En este sistema los hermanos o portadores sujetan el trono mediante grandes correones de cuero colgados del hombro y cruzados en el pecho, donde las andas quedan suspendidas al final del correón a la altura de la cadera. Los hermanos portan pequeñas horquillas adaptadas a la altura del trono respecto del suelo. Este sistema de paso procesional es muy antiguo y aún se conserva en la localidad malagueña de Casabermeja.
    • Sistema mixto: Que puede hacer parte de su recorrido sobre ruedas y parte cargado por llevadores, realizándose la instalación o desinstalación de ruedas durante la misma procesión. El sistema es empleado en la Semana Santa de Vivero, en la que se ven obligados a emplear este método, por lo angosto de algunas de sus calles de la carrera oficial, o el tamaño de sus puertas amuralladas.

Elementos del paso o trono[editar]

  • Imagen o imágenes. En la Semana Santa andaluza es más habitual la presentación de imágenes individuales, mientras que la Semana Santa castellana es más propia de escenas completas o misterios.
  • Andas. Se trata de la estructura sobre la que se sostenta el paso o trono, puede estar construido en metal o madera. Las andas para ser portadas a hombros se denominan andas de varales. El paso, propio de Andalucía, es una estructura portada a costal donde los portadores se colocan en el interior del paso. El trono, característico de Málaga y de la mayorías de los pueblos de la provincia destacan por el sistema de andas exterior y por su gran tamaño, destacando los tronos de Jesús de la Cena o el del Cristo de la Sangre en tronos de cristo, o el de la Virgen del Gran Perdón, Paloma O Esperanza en los de Virgen. En el caso de la carroza posee un soporte de ruedas y algunas están elegantemente adornadas, siendo más específicas de Valladolid. Otros elementos de las andas pueden ser la mesa (soporte fijo para las pausas de la procesión), horquillas (soporte que porta cada hermanaco u hombre de trono y que coloca debajo de las andas en las pausas, y las almohadillas que se amarran a las andas para descansar el peso sobre el hombro del portador
  • Cajillo o tarimón: se trata de una estructura de madera tallada o recubierta de metal que está colocada sobre las andas y sobre la cual estarán ubicados el resto de los elementos del trono, imágenes, iluminación, decoración florar y palio
  • Peana: se trata de la estructura de madera sobre la que se eleva la imagen. Puede ser de pequeño tamaño o verdaderos triunfos siendo muy característicos de la semana santa de Málaga y especialmente de la de Antequera donde la presencia del cajillo es mínima y la de la peana predominante. Suele estar rematado de aplicaciones de plata y una gran media luna. El estilo de palio con peana característico de Antequera conforma un estilo propio y personal que ha dado lugar al llamado "Estilo Antequerano" de trono procesional
  • Arbotante y candelería. Conjulto de candelabros y lámparas que forman la iluminación del paso o trono. Los que van colocados frente a la imagen se deonominan trén de velas. Los arbotantes suelen estar colocados en las esquinas del paso o trono y los posteriores suelen curvarse hacia el suelo acompañando el caer del manto en el caso de las vírgenes
  • Palio: estructura de metal y tela sobre columnas que cubre la imagen generalmente de virgen aunque existen tradiciones como en Antequera y Popayan donde este elemento del paso no es exclusivo de las vírgenes y también aparece en los pasos y tronos de cristo. Otros elementos del palio son:
    • Barras o varal de palio: se trata de las columnas que soportan el palio del paso o trono. Pueden estar elaboradas en metal cincelado o bien barras de metal o madera recubiertas de cañones y nudos plateados o dorados. Las barras están unidas a la mesa del paso mediante un basamento en la parte inferior.
    • Bambalina y techo de palio: Paños generalmente de terciopelo o malla ricamente bordada que forman el techo y las caídas del palio
  • Campana o llamador: Se trata del sistema que utiliza el capataz para transmitir las órdenes a los hermanos portadores. En el caso de la campana es accionada mediante un martillo de metal o madera.
  • Pollero o alzacola: estructura de metal o madera destinada a soportar y mantener la forma del manto de la virgen.