Otavipithecus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Otavipithecus
Rango temporal: 13 Ma
Otavipithecus namibiensis.JPG
Mandíbula inferior del Otavipithecus
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Superfamilia: Hominoidea
Familia: Hominidae
Subfamilia: Homininae
Tribu: Dryopithecini[1]
Género: Otavipithecus
Conroy, 1992
Especie: Otavipithecus namibiensis

El Otavipithecus es un género extinto de primates catarrinos, que vivían en el Mioceno Medio (hace 13 millones de años) en la actual Namibia . La única especie conocida es el Otavipithecus namibiensis encontrada en 1991 por el minero Berg Aukas en las montañas Otavi . En 1992 fueron encontrados en la siguiente sección mismo sitio un esqueleto y al mismo tiempo fue descrito como una nueva especie.[2]​ Los restos del género Otavipithecus son todavía muy raros y sólo cubren una fracción de mandíbula y los dientes posteriores, parte del hueso frontal, un cúbito altamente deteriorado, primera vértebra cervical, y unas falanges.[3]

El Otavipithecus era un primate pequeño, por el peso y tamaño de sus molares se estima que estaba entre los 14 y 20 kg.[4]​ Poseía dientes de primate herbívoro. Tenían una fina capa de esmalte dental, equivalente al de comer alimentos blandos, fruta, hojas verdes, bayas y similares. El Otavipithecus era cercano al los Proconsulidae del Mioceno Temprano que a los Hominidae del Mioceno temprano. Ellos ya estaban equipados con esmalte más fuerte y mandíbulas más robustas, probablemente en respuesta a la desecación climática y frutos rojos rígidos más extendidos, a expensas de la fruta tropical.[4]

Una pequeña parte del postcraneal también soportar numerosas características arcaicas. Se puede asumir que el Otavipithecus se movía como el procónsul a cuatro patas en los árboles.[5]

Este género es único sobre todo porque es más meridional que los homínidos que aún viven hoy en día.[4]​ El norte de Namibia, donde fue encontrado, es un área de distribución bastante lejana a la tradicional de fósiles de hominoidos del Mioceno ( Kenia, Uganda ). Esto amplía enormemente el área que fue representante de la superfamilia.[3]​ Además, los Otavipithecus datan de una época en la que hay pocos regristros de homínidos en África, y muchos en Europa y Asia.[5]

La posición taxonómica y filogenética del Otavipithecus aún debe determinarse con precisión debido a la falta de restos óseos y al aislamiento geográfico y temporal. Todos los intentos hasta ahora para asignarlo a un linaje no se han demostrado adecuadamente. Según los expertos, en gran parte el Otavipithecus era cercano al género Afropithecus. Muchos investigadores consideran que es uno de los últimos representantes de la familia Proconsulidae, que vivían como reliquia biológica de los hominoides.[5]

Otros autores, sin embargo, indican que el Otavipithecus pudo tener relación con los homínidos africanos modernos más que con las especies fósiles de Eurasia (Dryopithecus, Sivapithecus ).[6]​ Incluso podría ser también un antepasado directo de los gorilas, chimpancés y personas.[7]​ Para responder a estas preguntas, sin embargo, se necesita una mayor cantidad de hallazgos.

Referencias[editar]

  1. Haaramo, Mikko (14 de enero de 2005). «Hominoidea». Mikko's Phylogeny Archive. 
  2. CONROY, G. C., Pickford, M., Senut, B., Van Couvering, J., Mein, P. Otavipithecus namibiensis, first Miocene hominoid from southern Africa. Nature. 1992, roč. 356, s. 144 - 147.
  3. a b HARRISON, T. Dendropithecoidea, Proconsuloidea and Hominoidea. In WERDELIN, L.; SANDERS, W. J. Cenozoic Mammals of Africa. Berkeley : University of California Press, 2010. S. 429 - 469.
  4. a b c CONROY, G. C. Reconstructing human origins. New York : W. W. Norton & company, 1997. 547 s.
  5. a b c SINGLETON, M. The phylogenetic affinities of Otavipithecus namibiensis. Journal of Human Evolution. 2000, roč. 38, s. 537 - 573.
  6. PICKFORD, M.; MOYÀ-SOLÀ, S.; KÖHLER, M. Phylogenetic implications of the first Middle Miocene hominoid frontal bone from Otavi, Namibia. Comptes Rendus de l’Académie des Sciences. 1997, roč. 325, s. 459 - 466
  7. CARTMILL, M.; SMITH, F. H. The Human Lineage. New Jersey : Wiley-Blackwell, 2009. 624 s.