Ochate

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ochate
Gogate
Flag of None.svg
Bandera
Coats of arms of None.svg
Escudo
Coordenadas 42°44′57″N 2°39′37″O / 42.74916667, -2.66027778Coordenadas: 42°44′57″N 2°39′37″O / 42.74916667, -2.66027778
Capital Burgos
 • País España
Subdivisiones Condado de Treviño
Población (2015)  
 • Total 0 hab.

Otxate - Campanario 02.jpg

[editar datos en Wikidata]

Ochate (que significa Puerta Secreta o Puerta del Frío[1] ) es un pueblo abandonado situado en el Condado de Treviño, territorio situado en la comunidad autónoma española de Castilla y León, aunque rodeado físicamente por tierras de la provincia de Álava. Desde hace varios años está deshabitado.

Desde tiempos remotos, estas tierras fueron consideradas sagradas. Las tumbas antropomórficas de niños o de personas muy pequeñas escavada en la roca son la prueba de ello.

El lugar ha tomado fama desde finales de siglo XX debido a supuestos fenómenos paranormales.

Geografía[editar]

Ochate está situado en el área del Condado de Treviño, una isleta perteneciente a la Provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Está a 33 km de la ciudad de Miranda de Ebro y a 20 km de Vitoria. El núcleo más próximo es el pueblo de Imíruri.

Este lugar no es accesible en coche. Es necesario cruzar un tramo de camino de tierra a pie, desde donde se puede ver la torre de San Miguel, uno de los pocos vestigios que se mantienen en pie.

Es un lugar enmarcado a nivel conflictivo a nivel de administración y de archivos.

Historia[editar]

Hasta ahora, el único trabajo serio que profundizó en la historia de este pueblo a nivel documental fue el libro Ochate, realidad y leyenda del pueblo maldito, de Antonio Arroyo y Julio Corral[2] . En él se indicaba que la primera referencia escrita sobre Ochate se encuentra en la Nómina de San Millán, del año 1025, donde el pueblo es referido como Gogate. En el siglo XII se habla de Diablos de Ochate, y en el siglo XIII aparece en la lista del obispo Aznar como Chochat, y tras un abandono de más de dos siglos se repuebla en 1522 ya como Ochate. Desde entonces su población oscila hasta llegar a su máximo poblacional en 1830.

Tanto su origen como su desaparición tiene que ver con un importante camino que atravesó la zona, y con el declive de éste al abrirse una nueva ruta, que originó que Ochate fuese perdiendo paulatinamente su población.

Estado actual[editar]

Ruinas de la Ermita de Burgondo
Ruinas de una casa y campanario.

El pueblo está ahora en ruinas. Se han mantenido los restos de unas pocas casas y una torre de la antigua iglesia de San Miguel. También pueden verse los restos de la Ermita de Burgondo, a poca distancia en dirección Este, desde donde se pueden divisar los alrededores.

Hay una necrópolis medieval cerca del pueblo, con tumbas antropomorfas esculpidas en la roca.

Fenómenos paranormales[editar]

El territorio es objeto de muchas leyendas acerca de presuntos fenómenos paranormales. El mismo Ochate se han convertido en un lugar de peregrinación para los amantes del género desde la década de 1980, siendo considerado uno de los parajes más misteriosos de España[3] .

La leyenda nació en los años ochenta, a causa de un artículo publicado en Mundo Desconocido titulado Luces en La Puerta secreta. El artículo se basa en una fotografía de un ovni volando en las cercanías del distrito de Ochate, aunque algunos expertos opinaron que la fotografía era falsa. La Universidad de Deusto emitió un ambiguo informe que dio pie a que se siguiera considerando un Objeto Volador No Identificado.[cita requerida]

Según esta versión, Ochate habría sido abandonado debido a tres epidemias misteriosas sucedidas en 1860, 1864 y 1870: viruela, tifus y cólera, que diezmaron el lugar. Inexplicablemente, las epidemias no afectaron a las poblaciones colindantes. Así, tan devastadoras fueron las epidemias, que el resto de los vecinos de los pueblos se convirtieron en enterradores oficiales de los desgraciados habitantes de Ochate.

También cabe destacar que las fechas de estas epidemias en Ochate no coinciden con las de las mismas epidemias en la provincia de Burgos y la vecina Álava. También se citaron casos de desapariciones y hasta combustiones espontáneas que habrían sucedido en la zona.

Aun con la controversia sobre éstos y otros datos, lo cierto es que desde hace años se han referido numerosos testimonios, documentos sonoros sobrecogedores y varias psicofonías sobre una niña de unos 9 o 10 años que grita kanpora ('fuera', en euskera), y una mujer madura que dice: ¿Qué hace aún la puerta cerrada?

También se ha producido extrañas apariciones, luces y hasta la desaparición momentánea de una unidad del ejército de tierra mientras realizaba maniobras en la zona.

Aportaciones de Muguruza[editar]

A partir de las investigaciones de Prudencio Muguruza, un escritor e investigador, la gente acudió en masa, todo un fenómeno increíble. La gente de la región empezó a experimentar y a veces con poco cuidado, cuando hay que tener cierta preocupación sobre la geología y la historia del lugar.

Tras las investigaciones de Muguruza, la gente empezó a acudir en masa, también en parte por la gente interesada que quiere investigar y experimentar. También están los típicos gamberros que por desgracia destruyeron la ermita que se erigía en Ochate. Claramente se formó una avalancha de gente, y comenzaron a producirse la fenomenología que se produjo en el pueblo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Jiménez, Iker. «Bienvenidos a la Nave del Misterio de Íker Jiménez». Madrid: Cuarto Milenio. Consultado el 6 de mayo de 2016. 
  2. Antonio Arroyo, Julio Corral (2007). Ochate, realidad y leyenda del pueblo maldito. Madrid: Aguilar. ISBN 9788403097476. 
  3. Fernández Bueno, Lorenzo (2014). Scyla editores, ed. 99 lugares encantados donde pasar una noche en vela. Barcelona: Libros Cúpula. ISBN 978-84-480-1940-2. 

Enlaces externos[editar]