Normas de tránsito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dificultades de tráfico en la Place de l'Etoile de París. En una rotonda o glorieta, el sentido de la circulación se establece dejando el punto central (en este caso el Arco de Triunfo) a la izquierda del sentido de la circulación de los vehículos, manteniéndose el principio general de circular por la derecha. El establecimiento de esa convención se suele remontar a Napoleón Bonaparte, que la impuso en Europa continental a comienzos del siglo XIX; razón por la cual en Inglaterra (y los países que estaban vinculados a este país -no Estados Unidos, que ya se había independizado por entonces-) se circula por la izquierda (la otra excepción notable es Japón).
Imposición de una multa por mal aparcamiento (el vehículo ocupa un paso de cebra).

Las normas de tránsito, de tráfico o de circulación son las normas que regulan el tráfico o circulación de vehículos.

Además de determinar el significado de las señales de tráfico, los semáforos y otros tipos de señalización vial (marcas viales en el pavimento, actuación de los agentes de tráfico, etc.), marcan los principios generales y particulares por los que se establece la circulación (como la prioridad de paso, el alumbrado, el pasaje, la carga, las dimensiones, u otras condiciones en que cada tipo de vehículo puede o no circular por cada tipo de vía, etc.).

La legislación relativa a estas normas suele recibir la denominación de reglamento o código de circulación o de tráfico;[1]​ y aunque sea de ámbito nacional, se coordina internacionalmente (Convención de Viena sobre Tráfico en Carretera[2]​ de 1968, Convención de Viena sobre Señalización Vial, etc.).

Más allá de las normas jurídicas, los conductores y los demás usuarios de las vías públicas mantienen (o en su caso, vulneran) en su relación con los demás ciertos usos y costumbres implícitos que pueden denominarse etiqueta de conducción.[3]

Historia[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]