Nicolás Mariscal Piña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nicolás Mariscal Piña (Ciudad de México, 10 de septiembre de 1875 - ídem., 13 de mayo de 1964) fue un arquitecto mexicano.

La revista El arte y la ciencia[editar]

Fue miembro de la Asociación de Autores Líricos y Dramáticos, Escritores y Artistas, conocido posteriormente como Ateneo Mexicano Literario y Artístico. Leía inglés, francés, italiano y, ocasionalmente alemán. Disfrutaba la poesía, ópera, zarzuela, el canto y tocar el piano.

Vida profesional[editar]

Quienes lo conocieron refieren que era un apasionado de la arquitectura. Inició su carrera con la entrada del siglo XX, realizando entre otras actividades, la inspección de la construcción del Banco Central Mexicano, y el estudio y redacción de un informe sobre los hundimientos de la iglesia de Santa Isabel, dando curso a una de las preocupaciones centrales de su quehacer profesional: la arquitectura religiosa. Dicta la conferencia “El desarrollo de la Arquitectura en México” en el concurso científico Nacional; es regidor del Ayuntamiento de la ciudad de México en la comisión de embellecimiento y al año siguiente, 1901, gana mención Honorífica en el concurso internacional para el palacio del poder legislativo.

Remodela la fachada y construye el tercer piso de la Secretaria de Relaciones Exteriores, entonces en avenida Juárez en 1903 y gana el concurso y dirección de la obra del Banco Agrícola e hipotecario Mutualista y de ahorro de México en la calle de Uruguay número 45, que construye en colaboración con su hermano Federico, en el mismo año. El inmueble de dos patios y cuatro niveles retoma el estilo gótico de un palazzo veneciano que recuerda al palacio ducal, con un extraordinario lujo en los acabados de asbesto y mármol rojo que le subsisten.

Para 1903, ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes como fundador de la asignatura teoría de la arquitectura donde permaneció por muchos años. En relación a la cátedra, Mariscal fue el primero en impartirla con proyecciones, lo cual era absolutamente vanguardista para su época. Ganó varios concursos más como el proyecto de transformación del portal de las flores (1901), el proyecto de monumento a la batalla del 2 de abril (1901), los cinco proyectos de escuelas primarias modelo en la ciudad de México (1901), las cuales se sujetaron a un conjunto de bases pedagógicas y arquitectónicas estudiadas previamente por una comisión técnica nombrada por el supremo gobierno, compuesta por arquitectos como Antonio Rivas Mercado, Ramón de Ibarrola y Guillermo de Heredia.

En 1931, viaja a Europa a diversas universidades de París, Berlín, Roma y Londres, enviado por la Universidad Nacional Autónoma de México; regresa un año después y organiza tanto la Exposición Nacional e Internacional de Arquitectos contemporáneos, como el intercambio de arquitectura contemporánea entre México y la ciudad de los Ángeles. A partir de 1936 su vida profesional se orienta a obras de género religioso.

La Arquitectura religiosa, hombre de fe[editar]

Hombre preocupado por la formación católica, inculcaba los valores de la religión a su familia e incluso se hacía acompañar de algunos de ellos a sus viajes, explicándoles sobre el arte religioso y de cómo reparaba y restauraba iglesias. Realizó varias obras importantes de este rubro

Monumento a Cristo Rey

El monumento a Cristo Rey fue la síntesis de lo que él persiguió durante su vida. El proyecto del Cerro del Cubilete fue en su momento culminante, donde concretó el amor profundo por sus principios y profesión. Fue un algo que persiguió durante años, donde le costó mucho trabajo el proyecto mismo y la obtención de licencias, ya que se trataba de una obra de magnitud colosal.

Como anécdota curiosa contaba el arquitecto que en una de las visitas a Silao, lo recibieron con la noticia de que temían por el proyecto debido a la aparición de un hueco enorme en la cimentación del monumento, ya que cuando comenzaron a cavar, de