Necroptosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La necroptosis es una forma de muerte celular programada, ya que está regulada genéticamente. Presenta características híbridas entre el proceso de apoptosis, por su característica de ser programada, y el proceso de la necrosis, por sus características morfológicas y los mecanismos que hacen efectiva la muerte celular.[1]
La necroptosis ocurre en una amplia gama de enfermedades humanas como cáncer, enfermedades inflamatorias y enfermedades degenerativas.[2]

Características[editar]

La muerte programada por necroptosis se caracteriza por varios elementos: la inflamación de las células, la disfunción de las mitocondrias, la permeabilización de la membrana y la liberación del contenido citoplasmático al espacio extracelular con inflamación del tejido. A diferencia de la apoptosis, la necroptosis no implica la fragmentación del ADN.
La necroptosis es específica de los vertebrados y funciona aún durante una infección viral, mientras el virus bloquea las proteínas de señalización de la apoptosis (caspasa). [3]

Bioquímica de la necroptosis[editar]

Esquema de la cadena de reacciones bioquímicas por las cuales se desencadena la muerte celular por necroptosis.

La necroptosis, de forma similar a la apoptosis, es desencadenada por la activación de diversos receptores de membrana entre los que se encuentra el TNFR1 (correspondiente al factor de necrosis tumoral). Paralelamente a producir la activación de la vía apoptótica que induce la cascada de caspasas, también recluta al menos dos cinasas, incluidas en un complejo multiproteico del que la caspasa 8 es parte. Estas cinasas, cuando las caspasas correspondientes a la apoptosis no se activan, continúan el proceso de necroptosis que culmina con una muerte celular, a la cual llegan mediante eventos de destrucción celular similares a los que ocurren en la necrosis, como la permeabilización de las membranas lisosómicas, generación de especies reactivas del oxígeno, afectación mitocondrial y una reducción de los niveles de ATP.[1]

Necroptosis fisiológicas y patológicas[editar]

La necroptosis se reconoce como una causa importante de muerte celular programada, que interviene en procesos fisiológicos y patológicos.[1]

Causas fisiológicas[editar]

La necroptosis se produce de forma fisiológica durante la formación de la placa epifisaria del hueso de los mamíferos, y como mecanismo de defensa del anfitrión contra ciertos virus que codifican inhibidores de las caspasas, representando una forma alternativa para el suicidio de la célula ante la infección.[1]

Causas patológicas[editar]

La necroptosis en el micro ambiente del tumor promueve la inflamación y la metástasis del cáncer.
La metástasis implica una interacción de las células cancerosas con su micro ambiente, incluyendo las células inmunes infiltradas y las citoquinas, quimioquinas y factores de crecimiento que fueron secretados. Estos elementos crean entre todos un entorno inflamatorio, que promueve la capacidad de invasión local y la capacidad de generar metástasis de las células cancerosas.[2]
La necroptosis se asocia a la esteatohepatitis, pancreatitis aguda, lesión por reperfusión y enfermedades neurodegenerativas de tipo inflamatorio, como el parkinsonismo, [1]​ y también la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la esclerosis múltiple (EM) y la enfermedad de Niemann-Pick.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Kumar V.; Abbas A.K.; Fausto N.; Robbins S.L.; Cotran R.S. (2015). Patología estructural y funcional. Elsevier. ISBN 9788490228784. OCLC 914504776. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
  2. a b c Najafov A., Chen H., Yuan J. (2017). «Necroptosis and Cancer». Trends Cancer. 3 (4): 294-301. Consultado el 2 de junio de 2019. 
  3. Baeza Martín R. (2014). Diecinueve formas de Morir las Células (Tesis). Universidad de Valladolid.