Museo de El Greco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Museo de El Greco
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
España - Toledo - Casa y Museo del Greco.JPG
Museo de El Greco, Toledo, España.
País Flag of Spain.svg España
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv
N.° identificación 379
Región Europa y América del Norte
Año de inscripción 1986 (X sesión)

El Museo de El Greco, situado en la ciudad de Toledo (España), contiene obras del pintor manierista Doménikos Theotokópoulos, nacido en Creta pero que produjo la mayor parte de su obra en la ciudad toledana. La institución se inauguró en 1911 como casa-museo para reunir obras del artista cretense, que comenzaba a ser revalorizado, y para reflejar cómo vivió.

Es un Museo Nacional de España adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, es de gestión exclusiva de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

En mayo 1902, y con motivo de la coronación de Alfonso XII, la Gaceta de Madrid[1]​ publicaba la autorización expresa de la Reina Regente para la realización de una exposición sobre el Greco y las instrucciones para llevarla a cabo[2]​. Esta se celebraría en el entonces llamado Museo Nacional de Pintura y Escultura. Estaba compuesta por obras del propio Museo y de particulares[3]​. El catálogo de la exposición consideraba a El Greco un pintor olvidado hasta finales del siglo XIX y afirmaba que había llegado "para él, el momento solemne de su rehabilitación"

Ocho años después se aprobaría la Real Orden "disponiendo se admita la oferta hecha por el señor Marqués de Vega Inclán, de la casa del Greco, en Toledo, para servir de Museo á las obras del Greco, en Toledo". A pesar del título, [4]​ realmente no se creaba un Museo específico sobre el Greco. En efecto, decía el primer punto de la Real Orden citada "Que se admita la oferta hecha por el Sr. Marqués de Vega Inclán del citado edificio, para servir de Museo á las obras del pintor cretense y con objeto de que en su día constituya la base de un Museo de Arte Español, donde sea conocida y estudiada nuestra gloriosa pintura, desde el Greco a D. Vicente López". El Greco era por lo tanto el punto de partida del Museo, no el objeto. Punto de partida tanto conceptual como físico. La Exposición de 1902 habría puesto las bases para la exhibición de la obra de El Greco, que de este modo podía mostrarse en el nuevo Museo de forma inmediata.

En 1920 don Benigno de la Vega Inclán donaría más de 40 cuadros de autores españoles que iban en la línea de crear un Museo de Arte Español[5]​. En 1924 se abriría el Museo Romántico en Madrid, lo cual haría que dejasen de ir cuadros al Museo del Greco para formar la gran pinacoteca que se pretendía incialmente. A pesar de ello, existe una "Sala del Museo de Arte Español" en la que se recogen las obras que en los primeros años de andadura del Museo del Greco le fueron donadas con el objetivo de crear una gran pinacoteca española[6]​.

El museo se construyó sobre los cimientos de una antigua casa del siglo XVI y de un palacio renacentista, en la Judería Toledana. Se ubica muy cerca de donde vivió el artista, pero no exactamente en el mismo solar; la verdadera casa del pintor resultó arrasada por un incendio.

Entrada a las salas (fotografía de 2013, tras las obras de reforma).

El edificio del actual museo data de principios del siglo XX y fue erigido a iniciativa del marqués de la Vega-Inclán, uno de los primeros defensores de la recuperación del arte de El Greco, largamente ignorado. Este benefactor fue también quien fundó el Museo del Romanticismo (antes Museo Romántico) de Madrid y el Museo Casa de Cervantes de Valladolid. Con la iniciativa, el Marqués importaba en España la tipología de la Casa-Museo. El arquitecto estadounidense Addison Minzer se inspiraría precisamente en la Casa-Museo del Greco para construir los Administration Buildings (Boca Raton, Florida), edificios destinados a acoger las oficinas de su empresa, creada para construir una ciudad entera siguiendo el estilo español[7]​.

Tras formalizarse la donación del museo al Estado, el 27 de abril de 1910 se crea un Patronato, constituido en su mayoría por destacadas personalidades de la época, para su custodia. El museo abrió sus puertas definitivamente al público el 12 de junio de 1911.

En la iniciativa de crear este museo se reivindicaba la importancia artística de El Greco y se intentaba reunir cuantas obras suyas fuese posible. Hasta entonces, muchas habían resultado destruidas o dañadas por el poco aprecio que recibían, y otras empezaban a exportarse por la demanda de museos y coleccionistas extranjeros.

Reformas y propuesta de reubicación[editar]

En 1921 se lleva a cabo la primera reforma a la que seguirían la de 1950 y 1960, hasta llegar a la de 1990, en la que se acordó elaborar una estructura interna y externa definitiva para el museo. Sin embargo, dicha intervención no fue suficiente, y el museo fue nuevamente reformado en fecha posterior.

El museo estuvo cerrado por obras de reforma desde 2006 hasta marzo de 2011 y sus obras más importantes se exhibieron de manera itinerante en diversas ciudades españolas. El cuadro Vista y plano de Toledo quedó fuera de dicha selección por su fragilidad y se depositó en el Museo del Prado de Madrid hasta la reapertura del museo toledano. Dicha reapertura se produjo el 24 de marzo de 2011; el museo renovado es más cómodo para el visitante y dedica especial protagonismo al principal discípulo del Greco: Luis Tristán. Dado que su sede no es la vivienda real de El Greco, que se perdió siglos atrás en un incendio, se ha acordado modificar su nombre oficial: ha dejado de llamarse Casa-Museo de El Greco para llamarse solamente Museo del Greco.

En diciembre de 2012 el presidente de la Diputación de Toledo presentaba una propuesta para reubicar el Museo del Greco.[8]​ La propuesta se enmarcaba en la IV conmemoración del Centenario de la muerte del Greco. Consistía en crear un nuevo Museo Nacional del Greco en el edificio del Museo de Santa Cruz. El edificio que hasta entonces ocupaba el Museo del Greco se dedicaría a la pintura a partir del romanticismo. La propuesta tuvo amplio respaldo institucional, pero presentaba importantes problemas técnicos y prácticos.[9]​ No ha sido realizada en la práctica.

Obras significativas[editar]

Vista y plano de Toledo, principal joya pictórica del Museo de El Greco.

Entre las obras que de El Greco que se exhiben, destacan:

En el museo se exhiben también pinturas y esculturas de importantes artistas de los siglos XVI al XVII, como Luis Tristán. Al menos 25 de estas obras han sido cedidas en depósito por el Museo del Prado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Boletín Oficial del Estado, serie histórica. «Gaceta de Madrid de 14 de abril de 1902». 
  2. Museo del Prado. «Exposición de las obras de Domenico Theotocopuli llamado El Greco [exposición 1902]». 
  3. Museo del Prado. «Catálogo de la exposición de las obras de Domenico Theotocopuli llamado El Greco». 
  4. Boletín Oficial del Estado, serie histórica. «Gaceta de Madrid de 5 de mayo de 1910.». 
  5. La donación incluía obras de pintores posteriores al Greco, varios de ellos románticos, tales como Vicente López, Van Halen, Aliza, Gutiérrez de la Vega, Esquivel, Becquer, Cano, Madrazo… Boletín Oficial del Estado, serie histórica. «Gaceta de Madrid de 10 de mayo de 1920.». 
  6. Ministerio de Cultura. «Museo del Greco. Guía breve.». p. 23. 
  7. Maria Luisa Menéndez Robles. «El Greco, Vega Inclán y Huntington.». p. 107-108. 
  8. La Tribuna de Toledo. «Tizón anuncia una reordenación de la obra del Museo de El Greco». 
  9. Antonio Casado. «Lo que no debe hacerse en Museística. El sorprendente caso de los museos del Greco y de Santa Cruz.». 

Enlaces externos[editar]