Montes bocineros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denominan montes bocineros (en euskera Deiadar-mendiak) a cinco cumbres de Vizcaya, en el País Vasco (España) desde las cuales, mediante señales sonoras y luminosas, se convocaba a Juntas Generales del Señorío de Vizcaya.[1]

Los montes[editar]

Estos montes, repartidos estratégicamente por el territorio, son:

Desde estas cimas, visibles desde todo el territorio, se realizaban señales sonoras con bocinas hechas de cuernos y otros materiales y luminosas con grandes hogueras, que se mantenían hasta una vez que había amanecido, convocando a los apoderados de las Juntas Generales de Vizcaya. Esta forma de convocatoria se realizaría desde la Edad Media.[2]

Las Juntas del Señorío[editar]

El Señorío de Vizcaya estaba formado por tres territorios básicos, los cuales se fueron incorporando en el transcurso del tiempo. Todos ellos gozaban de sus instituciones y sus Juntas. Las antiguas Juntas las formaban:

La Tierra Llana, que obedecía (y obedece) al Derecho Civil Foral y era la parte rural del territorio descendiente directo de la organización feudal, y las villas y ciudades. La Tierra Llana estaba formada por las anteiglesias que se agrupaban en merindades, mientras que las villas y ciudades (en Vizcaya solamente hay una población que tiene el título de ciudad, Orduña) atendían a su fuero propio, al derecho común, que le había sido otorgado por el rey.

Eran competencia de las Juntas Generales las siguientes:

  • Elaboración de ordenanzas y reglamentos.
  • Tomar juramento al Señor de Vizcaya y salvaguardar la integridad foral a través de los mecanismos dispuestos por el Pase Foral.
  • Elección de diferentes funcionarios y representantes, diputados, regidores, síndicos...
  • Ordenar la actividad económica.
  • Consentir la prestación del servicio militar.

Día de los Montes Bocineros[editar]

En el año 2004 las Juntas Generales de Vizcaya institucionalizaron el "Día de los Montes Bocineros" coincidiendo con el vigésimo quinto aniversario de su restitución. La intención inicial era rememorar la costumbre y el uso de convocar a Juntas mediante el toque simultáneo de bocinas en los cinco montes a la vez. La fecha elegida fue el 8 de mayo. La intención era recordar y hacer participe a la ciudadanía de la práctica histórica y del propio hecho histórico del Señorío de Vizcaya.

La celebración consiste en subir cada año a uno de estos montes, suben las autoridades y se realiza también una marcha popular convocando a los ciudadanos y a sus familias.[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]