Memoria Activa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Memoria Activa[1] es una asociación civil sin fines de lucro argentina, creada con el fin de esclarecer las responsabilidades de los atentados terroristas a la embajada de Israel (en marzo de 1992) y el de la AMIA (en julio de 1994).

Esta organización forma una querella independiente tanto en la causa principal por el atentado a la AMIA como en la causa por las irregularidades cometidas en la investigación del atentado, que están siendo juzgadas en la actualidad ante el Tribunal Oral Federal 2.

Conformación[editar]

La asociación está formada por familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA y se caracteriza por haber tenido siempre una postura independiente de la dirigencia comunitaria judía y haber hecho públicas sus denuncias sobre las irregularidades cometidas durante la investigación. En este sentido, durante años se manifestó todos los lunes frente al Palacio de Justicia en la Ciudad de Buenos Aires para reclamar por el esclarecimiento y la justicia de este crimen. Tiene el copatrocinio letrado del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), del CEJIL (Centro por el Derecho y la Justicia Internacional), Human Rights Watch/Americas y del Dr. Alberto Luis Zuppi,[2] aparte de haber contado cada lunes y cada acto aniversario, con innumerables invitados de destacado compromiso con los derechos humanos que van a prestarle su apoyo.

Estructura del acto semanal[editar]

Cada acto de Memoria Activa comienza con el sonido del shofár, que es un instrumento musical judío que se utiliza actualmente en la liturgia. Después, un familiar de víctimas y algunos invitados leen un discurso. Este acto dejó de realizarse tras el juicio oral por el atentado llevado a cabo por el Tribunal Oral Federal 3 entre 2001 y 2004.

Denuncia al estado argentino[editar]

En su oportunidad los peticionarios denunciaron al Estado argentino por la violación de la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y de la Convención Americana de Derechos Humanos ―de la cual Argentina forma parte desde septiembre de 1984― en perjuicio de ochenta y cinco personas asesinadas en el atentado terrorista y de más de 300 personas heridas, víctimas del atentado a la sede de la AMIA.[3]

Memoria Activa realizó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por violación del derecho a la vida y a la integridad física de las víctimas, así como por obstaculizar la consecución de la justicia con los siguientes términos:[4]

Ante esta denuncia, el Estado argentino se declaró culpable por el atentado y por no haber garantizado la seguridad ni la justicia a las víctimas, sus familiares y la sociedad toda. Además, asumió una serie de compromisos todos enumerados en el Decreto 812 del año 2005.

En primer lugar, al Estado argentino por violar el derecho a la vida y a la integridad física de las víctimas, derechos consagrados en el artículo I (derecho a la vida y a la integridad) de la Declaración Americana y el art. 4 y 5 (derechos a la vida y a la integridad física, respectivamente) de la Convención Americana. Asimismo, en segundo lugar, por la violación de los derechos de las víctimas y sus familiares a obtener justicia por parte de los tribunales locales, consagrados en el artículo XVIII (derecho de justicia) de la Declaración Americana y en los artículos 8 (garantías judiciales) y 25 (protección judicial) de la Convención Americana; todos ellos en relación con el artículo 1.1 de la Convención.

Causa AMIA[editar]

La causa que investiga el atentado a la AMIA, en sus comienzos estuvo a cargo del ex juez Juan José Galeano en el Juzgado Federal N°9. Los fiscales eran Eamon Mullen y José Barbaccia. La causa fue elevada a juicio oral con Carlos Telleldín (último poseedor de la Trafic) y un grupo de policías bonaerenses como imputados. El juicio oral se desarrolló entre 2001 y 2004 frente al Tribunal Oral Federal N°3 (jueces Gordo, Pons y Larrambebere). En el mismo salieron a la luz las irregularidades que habían cometido el juez Galeano, los fiscales, policías y agentes de la SIDE intervinientes en la investigación.

En su sentencia, el Tribunal absolvió a los acusados, declaró nula la causa y ordenó investigar el encubrimiento. 

El ex juez Juan José Galeano fue destituido en 2005 por su actuación en la causa.

La causa por el atentado pasó a manos del juez Rodolfo Canicoba Corral a cargo del juzgado Criminal y Correccional Federal N° 6.

Juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA[editar]

Tras la sentencia del Tribunal Oral Federal 3, la causa pasó por varios jueces que no investigaron el encubrimiento como Claudio Bonadío. En la actualidad se encuentra a cargo del juez Ariel Lijo, en el Juzgado Federal N°4 y ha sido elevada a juicio oral. Desde el 6 de agosto de 2015 que se lleva a cabo el juicio por irregularidades ante el Tribunal Oral Federal 2 con los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel.

Los imputados son 13: Juan José Galeano, ex juez instructor de la causa; Los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia; El ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy y los ex agentes Patricio Finnen y Juan Anchezar; El ex comisario Jorge "Fino" Palacios y el ex policía Carlos Castañeda; el ex presidente de la DAIA, Rubén Beraja; el ex presidente Carlos Menem; El último poseedor conocido de la Trafic que habría explotado en la AMIA Carlos Telleldín, su esposa Ana Boragni y su ex abogado Víctor Stinfale.

Víctimas[editar]

La siguiente es una lista de las víctimas del atentado a la AMIA. Su enumeración aquí no implica vinculación, simpatía o apoyo alguno por parte de sus familiares y amigos a Memoria Activa.

Víctimas mortales del atentado terrorista a la AMIA[5]
Nombre Datos
Silvana Alguea de Rodríguez Argentina, 28 años. Asistente Social. Trabajaba en el Servicio Social de la AMIA.
Jorge Antúnez Argentino, 18 años. Trabajaba como mozo en un bar de Tucumán y Pasteur.
Moisés Gabriel Arazi Argentino, 22 años. Estudiante. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Carlos Avendaño Bobadilla Chileno, 61 años. Electricista. Trabajaba en Maestranza de la AMIA.
Yanina Muriel Averbuch Argentina, 20 años. Estudiante. Trabajaba en el Servicio Social de la AMIA.
Naum Band Argentina, 55 años. Trabajaba en el sector Vigilancia de la AMIA.
Sebastión Barreiro Argentino, 5 años. Pasaba por la puerta de la AMIA, de la mano de su mamá.
David Barriga Boliviano, 28 años. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Hugo Norberto Basiglio Argentino, 47 años. Electricista. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Rebeca Violeta Behar de Jurin Argentina, 58 años. Ama de casa, obstetra. Vecina de la calle Pasteur, pasaba por la puerta de la AMIA.
Dora Belgorosky Argentina, 54 años. Trabajaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Favio Enrique Bermúdez Argentino, 26 años. Trabajaba en la imprenta Chiesa y Galarraga, frente a la AMIA.
Romina Ámbar Luján Boland Argentina, 19 años. Empleada y estudiante. Pasaba por la puerta de la AMIA camino a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.
Emiliano Gastón Brikman Argentino, 20 años. Estudiante. Esperaba en la Bolsa de trabajo de la AMIA.
Gabriel Buttini Argentino, 36 años. Electricista. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Viviana Adela Casabe Argentina, 24 años. Diseñadora gráfica. Integraba el personal de la DAIA.
Paola Sara Czyzewski Argentina, 21 años. Estudiante de abogacía. Estaba circunstancialmente en le edificio de la AMIA.
Jacobo Chemauel Argentino, 56 años. Trabajaba en el Sector Maestranza de la AMIA.
Cristian Adrián Degtiar Argentino, 21 años. Estudiante de Abogacía. Integraba el personal de la DAIA.
Diego de Pirro Argentino, 23 años. Estudiante, empleado en la DGI. Vecino de la calle Pasteur, frente a la AMIA.
Ramón Norberto Díaz Argentino, 53 años. Encargado del edificio que se encuentra frente a la AMIA.
Norberto Ariel Dubin Argentino, 33 años. Subjefe del Sector sepelios de la AMIA.
Faiwel Dyjament Polaco, argentino naturalizado, 73 años. Empleado. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Aída Mónica Feldman de Goldfeder Argentina, 39 años. Se desconocen otros datos y las circunstancias por las que se hallaba en las inmediaciones de la AMIA.
Alberto Fernández Argentino, 54 años. Hacía repartos de panadería. Pasaba a cobrar a unos clientes de la calle Pasteur.
Ingrid Finkelchtein Argentina, 18 años. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Leonor Gutman De Finkelchtein Argentina, 42 años. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Fabián Marcelo Furman Argentino, 30 años. Trabajaba en el Sector Sepelios de la AMIA.
Guillermo Benigno Galarraga Argentino, 45 años. Socio de la imprenta y casa de fotocopias Chiesa y Galarraga, de Pasteur 630.
Erwin García Tenorio Boliviano. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
José Enrique Ginsberg Argentino, 43 años. Director del sector Sepelios de la AMIA.
Cynthia Verónica Goldenberg Argentina, 20 años. Integraba el personal de la DAIA.
Andrea Judith Guterman Argentina, 28 años. Maestra jardinera. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Silvia Leonor Hersalis Argentina, 42 años. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Carlos Hilu Argentino, 36 años. Jefe del Sector Vigilancia de la AMIA.
Emilia Jakubiec de Lewczuk Argentina, 58 años. Pasaba por la puerta de la AMIA.
María Luisa Jaworski Argentina, 55 años. Ama de casa, empleada doméstica. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Analía Verónica Josch Argentina, 20 años. Esperaba en la Bolsa de trabajo de la AMIA.
Carla Andrea Josch Argentina, 17 años. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Elena Sofía Kastika Argentina, 54 años. Pasaba por la puerta de la AMIA.
Esther Klin Argentina, 49 años. Ama de casa. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
León Gregorio Knorpel Argentino, 53 años. Corredor. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Berta Kozuk de Losz Argentina, 67 años. Pasaba por la puerta de la AMIA rumbo a su trabajo.
Luis Fernando Kupchik Argentino, 42 años. Arquitecto, comerciante. Tramitaba un sepelio en las oficinas de la AMIA.
Agustín Diego Lew Argentino, 21 años. Estudiante. Trabajaba en el sector sepelios de la AMIA.
Jesús María Lourdes Se desconocen sus datos personales y las circunstancias por las cuales se hallaba en las inmediaciones de la AMIA.
Andrés Gustavo Malamud Argentino, 37 años. Arquitecto. Dirigía las refacciones del edificio de la AMIA.
Gregorio Melman Argentino, 53 años. Trabajaba en el sector Vigilancia de la AMIA.
Ileana Mercovich Argentina, 21 años. Fotógrafa, estudiante. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Naón Bernardo Mirochnik Argentino, 62 años. Trabajaba como mozo en la AMIA.
Mónica Nudel Argentina, 36 años. Vendedora. Pasaba por la calle Pasteur.
Elías Alberto Palti Argentino, 38 años. Comerciante. Acompañaba a unos amigos a tramitar un sepelio en las oficinas de la AMIA.
Germán Parsons Argentino, 29 años. Artista plástico, escenógrafo. Vivía frente al edificio de la AMIA.
Rosa Perelmuter Argentina, 48 años. Trabajaba como telefonista en el conmutador de la AMIA.
Fernando Roberto Pérez Argentino, 47 años. Plomero, gasista. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Abraham Jaime Plaksin Polaco, argentino naturalizado, 61 años. Egresado del Instituto Superior de Estudios Judaicos. Trabajaba en el Departamento de Cultura de la AMIA.
Silvia Inés Portnoy Argentina, 25 años. Cosmetóloga, cosmiatra. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Olegario Ramírez Argentino, 46 años. Trabajaba en le Sector Maestranza de la AMIA.
Noemí Graciela Reisfeld Argentina, 36 años. Trabajaba en le Servicio Social de la AMIA.
Félix Roberto Roisman Argentino, 48 años. Químico. Pasaba por la puerta de la AMIA rumbo a su trabajo.
Marisa Raquel Said Argentina, 22 años. Estudiante universitaria. Recepcionista de la AMIA.
Ricardo Hugo Said Argentino, 41 años. Trabajaba en el Sector Vigilancia de la AMIA.
Rimar Salazar Mendoza Boliviano, 32 años. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Fabián Schalit Argentino, 33 años. Licenciado en economía. Tramitaba un sepelio en las oficinas de la AMIA.
Pablo Schalit Argentino, 32 años. Tramitaba un sepelio en las oficinas de la AMIA.
Mauricio Schiber Argentino, 65 años. Trabajaba en el Sector Vigilancia de la AMIA.
Néstor Americo Serena Argentino, 51 años. Ingeniero mecánico. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Mirta Strier Argentina, 42 años. Trabajaba en le Centro Marc Turkow de la AMIA.
Liliana Edith Szwimer Argentina, 22 años. Estudiante de diseño gráfico. Pasaba casualmente frente a la AMIA.
Naúm Javier Tenenbaum Argentino, 30 años. Abogado. Estaba haciendo un trámite de sepelios en la AMIA.
Juan Carlos Terranova Argentino, 52 años. Distribuidor de sustancias alimenticias. Estaba descargando mercadería en la calle Pasteur.
Emilia Graciela Berelejis de Toer Argentina, 44 años. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Mariela Toer Argentina, 19 años. Estudiante. Esperaba en la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Marta Treibman Argentina, 30 años. Empleada administrativa del Servicio Social de la AMIA.
Ángel Claudio Ubfal Argentino, 34 años. Jefe del Sector Sepelios de la AMIA.
Eugenio Vela Ramos Boliviano, 17 años. Ayudante de obra. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Juan Vela Ramos Boliviano, 21 años. Ayudante de obra. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Gustavo Daniel Velázquez Argentino, 16 años. Estudiante. Vecino de la calle Pasteur.
Isabel Victoria Núñez de Velázquez Argentina, 51 años. Empleada administrativa. Vecina de la calle Pasteur.
Danilo Villaverde Argentino, 20 años. Electricista y tapicero. Trabajaba en las refacciones de la AMIA.
Julia Susana Wolynski de Kreiman Argentina, 48 años. Responsable de la Bolsa de Trabajo de la AMIA.
Rita Worona Argentina, 37 años. Trabajaba en el Sector Sepelios de la AMIA.
Adhemar Zárate Loayza Boliviano, 31 años. Albañil. Trabajaba en la refacción de la AMIA.

Referencias[editar]

  1. «Memoria Activa | Verdad y justicia en la causa AMIA». www.memoriaactiva.com. Consultado el 19 de marzo de 2016. 
  2. Memoria Activa
  3. Informe alternativo del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), de febrero de 2001.
  4. Memoria Activa denuncia al Estado argentino, artículo en el sitio web Hagshama.org (Israel).
  5. Memoria Activa