Masacre de San José de Apartadó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Masacre de San José de Apartadó
Colombia - Antioquia - Apartadó.svg
Mapa del Departamento de Antioquia señalando el municipio de Apartadó donde se encuentra la vereda de San José de Apartadó. A la derecha se observa la ubicación de Antioquia en el mapa de Colombia.
Lugar San José de Apartadó (Antioquia)
Fecha 21 de febrero de 2005
Tipo de ataque Masacre
Arma(s) Armas ligeras
Muertos 8, (3 niños, 5 adultos)
Perpetrador(es) Flag of AUC.svg Autodefensas Unidas de Colombia Bloque Heroes de Tolova
Mapa del Departamento de Córdoba señalando el municipio de Tierralta, sitio donde se encuentra la vereda La Resbalosa que limita con San José de Apartadó.

La Masacre de San José de Apartadó fue un asesinato masivo ocurrido el 21 de febrero de 2005 en la vereda Mulatos Medios, corregimiento de San José de Apartadó (Antioquia), y en la vereda La Resbalosa, municipio de Tierralta (Córdoba), en Colombia, donde fueron asesinados 3 niños y 5 adultos entre hombres y mujeres.[1]​ De la masacre se acusa a varios miembros del Ejército Nacional de Colombia en compañía de miembros del grupo paramilitar conocido como Autodefensas Unidas de Colombia.[2]​ El ejército insistió por largo tiempo en que los autores habían sido las FARC.[3]

Los hechos[editar]

El día 21 de febrero de 2005, hombres armados, entre militares y paramilitares, ingresaron a la zona donde confluyen los departamentos de Antioquia y Córdoba, más exactamente en las veredas La Resbalosa (Córdoba) y San José de Apartadó (Antioquia); allí masacraron a dos grupos de campesinos de la región. En la vereda Mulatos Medios fueron asesinados Luis Eduardo Guerra Guerra, destacado líder comunal, su compañera Beyanira Areiza, y su hijo Deyner Andrés Guerra Tuberquia de 11 años; mientras que en La Resbalosa las víctimas fueron Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano, su esposa Sandra Milena Muños Pozo, y sus hijos Natalia Tuberquia de 5 años , Santiago Tuberquia de 21 meses, y el señor Alejandro Pérez.[1]

El testimonio de Jorge Luis Salgado, quien perteneció al grupo paramilitar, fue el que dio elementos a la justicia para tomar acciones en el caso. El paramilitar relató a las autoridades el suceso y la forma como fueron asesinados los niños:

"Los niños estaban debajo de la cama. La niña era muy simpática, de unos 5 ó 6 años y el peladito también era curiosito (...) Propusimos a los comandantes dejarlos en una casa vecina pero dijeron que eran una amenaza, que se volverían guerrilleros en el futuro (...) 'Cobra' tomó a la niña del cabello y le pasó el machete por la garganta".[4]

El ex paramilitar relató cómo el padre de los niños suplicaba de rodillas que no los asesinaran, y contó que la niña creía que irían a un paseo.

Desde 1997 la comunidad de Paz de San José de Apartadó se había declarado neutral frente al conflicto armado rechazando la presencia de cualquiera de los actores, paramilitares e incluso el Ejército pues consideran que no los protegía. Por dicho motivo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos le había exigido al Gobierno medidas eficaces para ampararla.[5]

Los acusados[editar]

En la masacre se han vinculado a las investigaciones a 84 miembros del Ejército.[1]​ Algunos de los miembros del Ejército que han sido acusados por el hecho son los subtenientes Jorge Humberto Milanés Vega, Édgar García Estupiñán y Alejandro Jaramillo Giraldo, los sargentos segundos Ángel María Padilla Petro, Henry Guasmayán Ortega, Darío José Brango Agamez y Óscar Jaime González y los cabos Sabaraín Cruz Reina, Ricardo Bastidas, Héctor Londoño Ramírez, Luis Gutiérrez Echeverría, Jesús David Cardona Casas, Yuber Carranza Rodríguez, Ramón Mican Guativa y José Carmona. Los jefes paramilitares de las AUC que habrían participado en la masacre son Joel José Vargas Flórez y José Clímaco Falco, alias "Cobra".[2]

Denuncias posteriores[editar]

El diario El Tiempo informó en marzo de 2008 que después de la masacre de 2005, en San José de Apartadó han tenido lugar 17 asesinatos y 290 agresiones según lo denunciado por el párroco del pueblo Javier Giraldo, como fue el caso de una campesina que fue presentada como "guerrillera muerta en combate". En febrero del mismo año la Corte Interamericana de Derechos Humanos, insistió en reclamar la protección del Estado a la comunidad de Apartadó y pidió que se revelaran los nombres de los militares que participaron en la masacre.[6]

En mayo de 2008 el capitán del ejército Guillermo Armando Gordillo, reconoció la participación de los militares en el hecho y dijo estar dispuesto a colaborar con la justicia para obtener rebaja de penas.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «Vinculados más militares a proceso por masacre de San José de Apartadó». Fiscalía General de la Nación de Colombia. 27-03-08. Archivado desde el original el 7 de enero de 2009. Consultado el 28-03-08. 
  2. a b «A indagatoria 15 militares por presunta responsabilidad en masacre en San José de Apartadó». Semana. 27-03-08. Archivado desde el original el 3 de abril de 2008. Consultado el 28-03-08. 
  3. «Detrás de los medios - San José de Apartadó». video en YouTube. 
  4. «Van cinco militares capturados por masacre de San José de Apartadó». El Espectador. 27-03-08. Consultado el 28-03-08. 
  5. «Apartadó: ¿justicia, al fin?». El Tiempo. 27-03-08. Consultado el 28-03-08. 
  6. «El acoso sigue en S. J. de Apartadó». El Tiempo (dhcolombia.info). 29 de marzo de 2008. Archivado desde el original el 8 de abril de 2008. Consultado el 29 de marzo de 2008. 
  7. Participación de militares en masacre de Apartadó reconoció por primera vez oficial del Ejército. El Tiempo. 17 de mayo de 2008. 

Enlaces externos[editar]