San José de Apartadó

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

San José de Apartado es un corregimiento del municipio de Apartado ubicado en la zona rural, del Urabá Antioqueño , al norte de Colombia.

El casco urbano de San José Apartado está conectado con el municipio Apartadó por medio de un camino rural, por lo cual es de difícil el acceso. Dicho corregimiento cuenta con alrededor de 32 veredas compuestas por familias campesinas que viven de diferentes productos agrícolas como el cacao, banano, plátano, plátano baby y aguacate, entre otros.

Dicho poblado lamentablemente ha sobresalido en medios de comunicación por ser zona de riesgo. En febrero del 2005 se acusó al Ejército Nacional de Colombia de haber asesinado a tres niños y cinco adultos entre hombres y mujeres, hecho que fue nombrado como la Masacre de San José de Apartadó.

Gracias a esta organización los grupos al margen de la ley, además de las matanzas, han azotado a la población aunque también lo ha hecho la fuerza pública, tanto la policía como el Ejército de Colombia. En dicho pueblo se presentó el primer caso del Escándalo de los falsos positivos, donde se involucró a miembros del Ejército de Colombia en el asesinato de civiles inocentes, haciéndolos pasar como guerrilleros muertos en combate. Este suceso se dio en San José de Apartadó apenas cuatro días después de que se declarara ese municipio como comunidad de paz en marzo de 1997[1]​. De acuerdo al reporte de la Policía, entre el 27 y el 28 de marzo fueron desaparecidos tres campesinos y asesinados dos más que luego fueron presentados como guerrilleros muertos en combate por militares de la brigada XVII. La investigación de la Fiscalía concluyó que el proyecto paramilitar en el Urabá unió al grupo 'La 35 de la casa Castaño' con la brigada XVII en su intención de atacar la presencia del V frente de las Farc.

Dichos hechos han sido repudiados por toda la comunidad en general, pero a pesar de todos los recuerdos dolorosos de las familias en esta zona. Dicha situación ha generado que la fuerza legítima y no legítima haya llegado hasta los hogares de los pobladores y haya asesinado a sangre fría sus hijos, (aun menores de edad o niños) padres, esposas, etc.

De acuerdo con una reseña anónima hecha a Wikipedia, esta población ha querido salir adelante muchos han mostrado gran fortaleza permaneciendo en sus tierras, dado que es el único medio de sustento palpable. Los pobladores han luchado por sacar a sus hijos adelante, y con dolor y recuerdos en sus corazones se lleva a cabo eventos lúdicos organizados por la comunidad.

Uno de esos eventos que promueve la cultura, el deporte es el campeonato anual donde se unen los jóvenes de las diferentes zonas representando a sus veredas con diferentes equipos de fútbol, lo cual crea una excelente expectativa no solo en los jóvenes sino en toda la comunidad. Los juegos de fútbol son los domingos, día que la mayoría de campesinos salen al caserío de San José de Apartado a tener un día apartado de sus labores cotidianas.

El padre jesuita Javier Giraldo, quien ha apoyado y respaldado de cerca esta comunidad, señaló en marzo de 2017 que las cosas seguían muy delicadas y denunció que, en los últimos meses, tras la salida de los dos frentes guerrilleros que hacían presencia en el territorio, al Urabá han llegado cerca de 500 paramilitares que se autodenominan Autodefensas Gaitanistas[2]​. El padre Giraldo recordó las palabras del misionero laico Eduar Lanchero, que durante 15 años acompañó esta comunidad de paz que sobrevivió a 25 atentados y murió hace 4 años de cáncer, “la paz se construye todos los días, la paz no es una firma entre políticos, la paz debe ser una construcción social que rompa el miedo y la violencia”.

Referencias[editar]

  1. «Fiscalía llama a juicio a cuatro militares por primer caso de 'falsos positivos' registrado en Colombia | ELESPECTADOR.COM». ELESPECTADOR.COM. 14 de marzo de 2016. Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  2. «La Comunidad de Paz de San José de Apartadó: 20 años de resistencia | Colombia 2020». colombia2020.elespectador.com. Consultado el 12 de marzo de 2018.