Manuel de Mollinedo y Angulo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manuel de Mollinedo
ObispoMollinedo.jpg
El obispo Mollinedo rezando ante la Virgen de Belén, según Basilio Santa Cruz
Predecesor Bernardo de Izaguirre
Sucesor Juan González Santiago

Título Obispo del Cuzco
Información religiosa
Proclamación cardenalicia 23 de noviembre, 1673
Información personal
Nombre Manuel de Mollinedo
Nacimiento ca. 1640
Bortedo, Burgos
Fallecimiento 26 de setiembre de 1699
Cuzco, Perú
Profesión Sacerdote
Alma máter Universidad de Alcalá de Henares

Manuel de Mollinedo y Angulo (Bortedo, Burgos, 1640 - Cuzco, (Perú), 26 de septiembre de 1699) fue un clérigo español, obispo del Cuzco y gran patrón de las artes.

Hijo legítimo de Francisco de Mollinedo y Angulo y de María Morena. Inició sus estudios en el Colegio de San Jerónimo o de Lugo en Alcalá de Henares, y donde también ejerció la docencia e incluso el rectorado. Al parecer, también estudió en la Universidad de Alcalá de Henares, donde obtuvo los grados de Maestro y Doctor en Sagrada Teología.

Fue sacerdote en la jurisdicción del arzobispado de Toledo; regentó la parroquia de Santa María de la Almudena, en Madrid, y fue entonces nombrado examinador sinodal y teólogo consiliario del Consejo de Castilla.

Nombrado Obispo del Cuzco, se embarcó en Sevilla y llegó a Lima el 9 de diciembre de 1672. Allí, alcanzó a consagrar el templo de San Francisco (22 de enero de 1673), y el guardián fray Fernando Bravo "le dio un pectoral muy rico de esmeraldas y tres mitras muy costosas", como recuerdo de la ceremonia.

Tomó posesión de su sede en 1673, y la gobernó durante 25 años y 10 meses. Dotó a la catedral de coro y retablos tallados, óleos, imágenes y joyas que hasta hoy constituyen su riqueza. Hizo construir los templos de San Pedro y La Almúdena, anejos al Hospital de Naturales y al convento de los Bethlemitas. Logró que el antiguo Seminario de San Antonio Abad fuera elevado a la categoría de universidad (1692), y además, llevó a cabo una fecunda labor de restauración y ornato en iglesias y capillas de su jurisdicción.

Mecenazgo artístico[editar]

Mollinedo consiguió movilizar el fervor de las élites criollas, así como de los caciques y las masas indígenas, con el propósito de otorgar una renovada magnificencia al culto religioso. Durante los años de su episcopado, no menos de cincuenta iglesias fueron edificadas desde sus cimientos a lo largo de la vasta diócesis, lo que otorgó a las escuelas artísticas del Cuzco una importante área de irradiación por todo el sur andino.

Prueba de la predilección que Mollinedo dispensaba a la pintura es la importante colección que este llevaba consigo al tomar posesión de la silla episcopal. Su pinacoteca comprendía obras de El Greco, Juan Carreño de Miranda, Sebastián Herrera Barnuevo y Eugenio Caxes, entre otros pintores de la corte española. Ello sirvió de estímulo a los artistas cusqueños, quienes no se contentaron con imitar, sino que muchos de ellos elaboraron respuestas propias, que conducirían a la consolidación de la Escuela cusqueña de pintura.

Referencias[editar]

  • Pedro Guibovich. Gobierno y administración episcopales: Las visitas del obispo Mollinedo (1674-1694). Cuzco: CBC, 2008.
  • Alberto Tauro del Pino. Enciclopedia Ilustrada del Perú. Lima: PEISA, 2001.
  • Luis E. Wuffarden. Arte y Arquitectura. Lima: El Comercio, 2004.