Máncora (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Máncora (2008)»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Máncora es una película peruana del director peruano Ricardo de Montreuil. Máncora fue estrenada como Selección Oficial del Festival Internacional de Sundance 2008 y estrenada en los cines peruanos el 3 de septiembre de 2009[1]​. Pese a abarcar la temática juvenil, que estaba de moda en Perú por aquellos años (como la película Mañana te cuento), Máncora lastimosamente no gozó de éxito en taquilla.[2]

Argumento[editar]

La película inicia con una golpiza que le propinan unos pescadores a un joven de aproximadamente 21 años (Jason Day), para luego de esta tirarlo al mar y estando ahí, el muchacho se pone a reflexionar. Se retroceden dos semanas atrás, en la ciudad de Lima, un domingo por la madrugada en una discoteca, donde se encuentra dicho joven bailando junto a su enamorada de nombre Mariana (Carolina Cano) . De repente su padre, el señor Jean Pautrat (Ramsay Ross), lo llama a su celular, él se percata de ello pero decide no contestar. El padre está manejando su auto, cuando al ver que no el joven no contesta, decide llamarlo a su teléfono fijo, mas no obtiene respuesta, así que opta por dejar un mensaje de voz. En este, le pide disculpas a su hijo porque su madre los haya abandonado debido al fracaso de él, también le pide disculpas por no haber sido tan buen padre, le recalca que lo quiere y finalmente le dice que espera que lo pueda perdonar por dejarlo solo y por lo que hará. Acto seguido, el señor baja de su vehículo, se dirige a un puente y se suicida. En pleno acto sexual con su pareja, el joven es avisado por una llamada acerca del deceso de su padre, por lo que decide ir inmediatamente a la comisaría. En dicho lugar; aparte de mencionarse por primera vez el nombre completo del muchacho, Santiago Pautrat, le dan los recados de su padre, como el libro Los heraldos negros y un anillo del señor, el cual coge y lo añade a su collar en forma de rosario que portaba siempre.

A la mañana siguiente, Santiago se dirige a una universidad para conversar acerca de una beca que deseaba para la carrera de Economía, pero el asistente social (Hernán Romero) al observar su expediente escolar, le dice que es muy complicado que se la brinden y le sugiere que piense en otros rumbos de la vida que pueda tomar. Ya con el atardecer del día, el joven se percata que no tiene gasolina en su auto (que heredó de su padre), por lo que decide ir a un grifo y mientras llenaban el tanque del vehículo, se percata que del minimarket de este salía su enamorada junto a un amante (Sebastián Stimman). Santiago se dirige a él y lo golpea, para luego insultar a su ahora ex-enamorada e ignorar las explicaciones que esta le daba y póstumamente marcharse. Alrededor de ese día, él había estado recibiendo llamadas de su hermanastra Ximena (Elsa Pataky). Ella era una fotógrafa española de aproximadamente 10 años mayor que Santiago, quien junto a su esposo Íñigo (Enrique Murciano), un coleccionista de arte de Nueva York y natal de ese país, vendrían desde Estados Unidos para apoyar anímicamente al chico en ese momento doloroso de su vida.

Santiago va a recibirlos al aeropuerto Jorge Chávez, para luego acogerlos en su vivienda, invitándoles un chifa a manera de cena y explicándoles que ese departamento le dejó su madre al fallecer. En medio de la conversación, el joven les menciona que por favor cuiden su hogar debido a que él viajará a Máncora para despejarse de lo que le ocurrió, lo que deja algo triste a Ximena, quien le dice si podría posponer su viaje pero el muchacho le menciona que las fechas de reservación en el hotel ya no se podían cambiar. Por la noche, él le confiesa a su hermanastra que se siente culpable por no haberle contestado la llamada esa tarde a su padre pero ella lo consuela abrazándolo y diciéndole que no hubo responsables ahí.

Por la mañana Santiago estaba alistando sus cosas, ya que iría a Máncora en su auto, cuando Ximena le dice que ella y su esposo lo acompañarán en su travesía, aceptando él con normalidad. En el camino, se detienen en un restaurante a almorzar y cuando el joven se va un rato, su hermanastra le pregunta a Íñigo sobre por qué actuaba de manera tan extraña, a lo que él responde que es por la actitud que su hermanastro poseía y que esa no iba a cambiar, que le agradeciese como esposa el esfuerzo que hacía él acompañándolos. Siguiendo su transcurso, se encuentran a un joven mochilero brasileño de Río de Janeiro que respondía al sobrenombre de Batú (Phellipe Haagensen), quien pide que lo lleven a Máncora, aceptando tras sugerencia de Ximena. Cuando estaban por Puerto Chicama (Malabrigo), Íñigo empieza a comportarse de forma extraña y finalmente decide quedarse en el balneario liberteño, exhortando a los otros a continuar su recorrido pese a la molestia de su esposa.

Los tres amigos llegan a Máncora y los hermanastros se dirigen al hotel. Mientras tomaban un jugo en un restaurante, el joven le pregunta a su hermanastra el porqué de ella de estar en esa ciudad talareña, a lo que ella le responde que es debido a que quería verlo, a lo que él no responde pero se queda algo dubitativo con dicha respuesta. Cuando estaban caminando por el muelle, se encuentran a un pescador de nombre Don Tato (Ricardo Mejía), quien tenía problemas para encender el motor de su lancha, por lo que el muchacho lo ayuda; en agradecimiento, Don Tato los hace pasear en su embarcación a los hermanastros. Por la noche, Batú los recoge en una camioneta para llevarlos junto a su amigo apodado "El Mono" (Álvaro Fernández) a una fiesta en la localidad cercana de El Alto. En medio de la fiesta, una piurana llamada Ana María (Anahí de Cárdenas) desprecia a su enamorado (Oscar Adrianzén) que estaba con su grupo de amigos y besa a Santiago, lo que causa la pelea entre estos dos, finalmente ganando la disputa el limeño hasta que la policía llega y Ximena decide llevar lejos a su hermanastro. Terminan estando en la playa Cabo Blanco, donde ella le menciona acerca de su relación con su esposo; que al inicio se veía llena de felicidad, pero que al final se desgastó debido a que él no le tomaba interés y que pese a ello continuaban. Ximena le dice a Santiago para meterse a la playa a bañarse un rato, su hermanastro acepta pero deja a un costado el collar que siempre tenía y van juntos a esta, para luego besarse, seguido de (en la misma arena de la playa) tener relaciones sexuales y finalmente dormir juntos en esta.

Cuando amanece, le piden al chofer de una camioneta que los lleve hasta su hospedaje, pero en el camino Santiago recuerda que olvidó su collar en la playa, mas no le toma atención. Al llegar, Íñigo los esperaba y le pide disculpas a Ximena, volviendo a ser todo como antes. Esa tarde los tres van a la playa. En una mesa, los dos hombres conversaban acerca de las mujeres, diciendo Íñigo comentarios despectivos y burlescos hacia todas las féminas en general. Luego, ambos recorren el distrito en una mototaxi, mientras que Ximena tomaba fotos al balneario. En el camino, cuando se quedan conversando solo el mototaxista (Sandro Calderón) con Íñigo, el norteamericano le da una suma de dinero para que le pueda encontrar a alguien que le pueda brindar ayahuasca en esa zona, a lo que el conductor menciona a un tío suyo. Por la noche, los tres van a un hospedaje lejos del natural y más tarde, Santiago ve a su hermanastra teniendo relaciones con su esposo, lo que le hace recordar lo que le dijo Íñigo por la tarde.

Siendo temprano, Santiago se dirige a la playa a surfear, cuando se encuentra a "La Chachi" (Ángela Alegría), amiga de Ana María y la lleva donde ella y el grupo recuerda cuando pasó el altercado de la vez pasada cuando el muchacho se peleó con el hombre natal de ese departamento. Al anochecer, primero Santiago con Íñigo van a un bar donde el norteamericano intenta seducir a la barman que era de nacionalidad mexicana (Liz Gallardo). Ana María se dirige al bar y les dice que organizará una fiesta dentro de un rato y que inviten a sus amigos para que sean más personas. Ya en la fiesta, Íñigo primero inhala cocaína que le invita un compatriota suyo llamado Chester Creek (Andrés Arellano) y luego continúa intentando seducir a la barman, mientras que Santiago le toca el tema de las relaciones que tuvo con Ximena, ella dice que olvide lo que pasó entre ambos hermanastros pero él le dice que no puede porque fue especial, a lo que ella le responde lo mismo. Acto seguido, Íñigo se acerca a su esposa para proponerle un trío con la mexicana, a lo que ella desiste furiosamente. Así que, el estadounidense finalmente se va a otro lado a tener relaciones con la mexicana, mientras que el joven termina pasando la noche con las dos piuranas; por otro lado, Ximena se queda en el techo de la casa contemplando melancólicamente el paisaje.

Al día siguiente, Santiago deja a las dos muchachas y se va a buscar a su hermanastra (mientras el piurano lo observaba de lejos) encontrándola durmiendo sola en una hamaca. Ella al percatarse de su presencia, le dice que es igual a todos los hombres, él le recrimina haber tenido relaciones siendo ella casada y haberlo usado, poniéndose ambos a discutir y al decirle el muchacho cosas fuertes, ella se siente mal y lo echa del lugar. Al atardecer, el joven conversa con Batú acerca de su estadía y el mochilero brasileño le dice que capaz el problema en los ámbitos de su vida sea él mismo. Íñigo busca a Santiago y se lo lleva junto a él en cierta distancia lejana con un chamán (Jorge Rodríguez Paz), ambos toman ayahuasca y el muchacho recuerda escenas de su vida con sus padres y con su hermanastra. Al reaccionar, Íñigo le grita diciendo que sabía que él pasó la noche con Ximena, Santiago lo niega pero el norteamericano le dice que él mismo los vio y prueba de eso le muestra su collar que olvidó el joven en la playa, por lo que se pelean y gana la disputa el más joven. El chamán le sugiere que lleve al estadounidense a su casa del curandero para que lo traten ahí porque estaba mal.

Por la mañana, en la casa del chamán, Santiago le pregunta a Íñigo por su salud, pero este solo lo mira mal y le da su collar. El joven recibe una llamada y era de su hermanastra, quien le decía que por la tarde iría al aeropuerto debido a que su vuelo salía ese día. El joven se alarma y le dice que se equivocó con ella, que no se puede ir del balneario estando así su situación entre ellos, por lo que ella lo cita para conversar en el muelle de Máncora por la tarde. A esa hora, el muchacho acude a dicho lugar, pero allí solo encuentra al piurano del altercado pasado junto a sus amigos, quienes al verlo lo golpean y malherido lo tiran al mar. Ahí el protagonista reflexiona, acerca de que uno muchas veces no piensa el daño que va a causar en otra persona con sus acciones o palabras, también que uno muchas veces puede sentir que con haber sufrido la vida está en deuda con uno, pero que todo al final radica en cómo uno interpreta y toma los golpes que la vida le da. Finalmente, Santiago menciona que no hará lo mismo que su padre sobre quitarse la vida y logra nadar, salvándose gracias a una balsa que encuentra en el mar cerca al muelle.

La siguiente escena se menciona siendo un mes después y en la ciudad de Madrid, cuando Ximena está en un cuarto de fotografías con un par de amigos en las previas de una exposición fotográfica de ella conversando acerca de todas las tomas que hizo en su estadía en Máncora. Ante la consulta de cual le gustaba más, ella responde que todas por igual. Entonces, se pone a observar las fotos y se detiene ante una foto que le tomó a Santiago, quedándose con una sonrisa pero a la vez pensativa. De repente, escucha que alguien a su atrás la llama, "Xime", ella voltea y sorprendida responde: "Santi".

Elenco[editar]

  • Jason Day como Santiago Pautrat
  • Elsa Pataky como Ximena Saavedra
  • Enrique Murciano como Íñigo
  • Phellipe Haagensen como Andrés "Batú"
  • Liz Gallardo como "La Mexicana" (barman mexicana)
  • Anahí de Cárdenas como Ana María
  • Ángela Alegría como "La Chachi"
  • Oscar Adrianzén como Luis (el piurano)
  • Carolina Cano como Mariana
  • Jorge Rodríguez Paz como el chamán
  • Hernán Romero como asistente social de la universidad
  • Sandro Calderón como el mototaxista
  • Ramsay Ross como Jean Pautrat (padre de Santiago)
  • Lucía Ojeda como asistenta de la galería fotografía española Cuchi Cuchi
  • Álvaro Fernández como "El Mono"
  • Sebastián Stimman como el amante de Mariana
  • Ricardo Mejía como Don Tato
  • Andrés Arellano como Chester Creek
  • Milagros Tejada como madre de Santiago
  • Sebastián Meneses como Santiago Pautrat de pequeño

Banda sonora[editar]

Festivales[editar]

Premios[editar]

Curiosidades[editar]

Se dice que la actriz mexicana Martha Higareda rechazó el papel de Ximena que luego fue dado a Elsa Pataky.[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]