Luis Zapata de Chaves

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Luis Zapata de Chaves (Llerena (Badajoz) 1526 - Valladolid, 1595) fue un escritor español.

Biografía[editar]

Extremeño, de noble familia (era hijo de Francisco Zapata, comendador de la Orden de Santiago y mayordomo del emperador, y María de Portocarrero, hija del segundo conde de Medellín) fue señor de Çehel. Vivió en la corte desde los nueve años como paje de la emperatriz Isabel y más tarde estuvo al servicio de Felipe II. Se educó con Bernabé Busto, fervoroso erasmista. Fue gran espadachín y cortesano, muy sujeto al canon de Baltasar de Castiglione, aunque hubo de pasar grandes sufrimientos por su célebre obesidad, que quiso aminorar con toda suerte de sacrificios y privaciones:

Yo temí la gordura tanto en mi juventud, viendo los inconvenientes dichos, que hice al reparo remedios grandísimos. No cené en más de diez años, sino comía al día una sola vez; nunca bebí antes ni después vino, con lo que se engorda mucho; no comí en grandísimo tiempo cocido; anduve algún tiempo vendado el cuerpo, dormí algunas noches con grebas para enflaquecer las piernas; vestía y calzaba tan justo que era menester descoser a la noche las calzas para quitármelas (porque a la noche a todo hombre se le engrüesan las piernas) y cuando había sarao y danzas con las damas a la noche en Palacio, porque la cama enflaquece las piernas, me acaeció muchas veces para llevar delgadas estarme en la cama todo el día, con lo que al fin salí, gracias a Dios, con mi intento, ni yo llegara hoy a sesenta y seis años con salud, si la templanza no fuera en mí ayuda y remedio.

Figuró en el viaje de Felipe II en 1549 a Flandes e Italia. Justó invicto en el torneo de Biche bajo el mote de Gavarte de Valtemoroso.

Fue caballero de la Orden de Santiago, y se casó dos veces, la primera con su prima Leonor de Portocarrero, que murió en 1558; después de la segunda, a causa de su infidelidad conyugal, la Orden de Santiago le impuso el castigo de privación del emblema de la Orden y estuvo preso desde 1566 casi veinte años en duras condiciones que con el tiempo fueron dulcificándose, de forma que pasó del castillo de Segura de la Sierra a Hornachos y de allí a Valencia de las Torres. Libre, en su casa de Llerena, "La mejor casa de caballero de toda España", y en su castillo de Valencia del Ventoso, se dedicó a escribir su famosa Miscelánea. En los intervalos se dedicó a su deporte favorito, la cetrería, en el que llegó a ser un consumado experto y sobre cuya materia compuso un Libro de cetrería en verso. Murió hacia 1595, después de haber sido regidor de Mérida.

Obra[editar]

Hacia 1592 se data (el mismo año salía en Lisboa una traducción suya de la Arte Poética de Horacio dedicada al Conde de Chinchón) su Miscelánea. Silva de casos curiosos, cuyo manuscrito conserva la Biblioteca Nacional de España[1]​(aunque el título más adecuado es Varia historia, recogido, aunque no como tal, en la propia obra), copiosa colección de dichos y escenas de la vida política, literaria, social de su tiempo: anécdotas, dichos graciosos, supersticiones, milagros, burlas, motes, duelos, actos caballerescos, costumbres, agudezas, conflictos, etc.[2]​ En suma, cuanto en su larga y cortesana vida había visto u oído que tuviera algo de gracia o interés. El libro está escrito desaliñadamente y aprisa, por lo que gana en espontaneidad e interés. En opinión del polígrafo y erudito Menéndez Pelayo, es uno de los libros más varios y entretenidos que darse pueden, repertorio inagotable de dichos y anécdotas de españoles famosos del siglo XVI.[3]

También compuso un ambicioso poema épico, El Carlo famoso (Valencia, 1566), una extensa crónica en verso (abarca 20.000 versos distribuidos en 50 cantos) sobre la historia de Carlos V desde 1522 hasta su muerte, en cuya redacción empleó trece años. Tiene interés histórico, ya que sigue fielmente la verdad, pero carece de emoción literaria, salvo algunos fragmentos sueltos (episodios burlescos, como una guerra entre gatos y ratones, etcétera). Cuenta con algunas leyendas intercaladas, como la de la Torre de Hércules de La Coruña, fábulas mitológicas, visiones, historias genealógicas, écfrasis de cuadros, etc. Algunas veces intervienen personajes abstractos o alegóricos, como la Envidia, y hay algunos excursus hacia conquistas pasadas o hechos como la conquista de México y Perú. La desmesurada extensión y esta heterogeneidad hacen que flaquee por falta de unidad, y por otra parte la pretensión cronística y su fidelidad cronológica, que es cierta, contrasta violentamente con los elementos fantásticos que también aparecen, como el mago Torralva, que es observador de todos los sucesos que se cuentan porque sobrevuela los campos de batalla a lomos de un caballo aéreo. Interés anecdótico tiene su Libro de cetrería, actividad a la que era extraordinariamente aficionado. Dejó manuscrito el ya mencionado Libro de cetrería en verso.

Notas[editar]

  1. En el MSS.MICRO/10404. Fue editado por vez primera por Pascual de Gayangos en el Memorial Histórico Español, tomo XI, 1859.
  2. Nota del Inventario General de Manuscritos de la BNE, página 355, 2790.
  3. Cuentos de los siglos XVI y XVII, Biblioteca Literaria del Estudiante, XXIII, selección de M. Herrero García, Madrid, 1926, página 93. Edición facsímil, Valladolid, Maxtor 2008. ISBN 978-84-9761-462-7.

Bibliografía[editar]

  • Miscelánea: varia historia, edición preparada, anotada y nuevamente transcrita por Manuel Terrón Albarrán. Badajoz: Institución Pedro de Valencia, C.S.I.C., 1983. 1ª edición facsímil, ISBN 8450090857.
  • Carlo famoso: el primer poeta que trata del descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo, edición crítica por José Toribio Medina y Winston A. Reynolds. Madrid: José Porrúa Turanzas, 1984. ISBN 8473171330.

Enlaces externos[editar]