Los hermanos Del Hierro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los hermanos Del Hierro es una película mexicana de 1961, dirigida por Ismael Rodríguez, surge como una muestra de ese cine de prestigio que se aventuraba por géneros en apariencia menores. En efecto, dentro de los lineamientos del western tradicional, el realizador y su guionista, rastreaban en los orígenes de la violencia. Una suerte de vicio que corrompía y devoraba a una familia norteña; los Del Hierro, cuya madre (Columba Domínguez) acaricia una ansiada venganza en contra del asesino de su marido baleado ante los ojos de sus dos pequeños hijos educados en el odio y el desquite. Basada en un hecho real, se ambienta en una agreste tierra de nadie donde reina la violencia, la muerte, adornada con las elegantes imágenes y alardes técnicos del fotógrafo Rosalío Solano.

Jorge Ayala Blanco, historiador y crítico de cine, la llamó "la película más perfecta del cine mexicano".

Sinopsis[editar]

En el Norte de México, a comienzos del Siglo XX, Reynaldo del Hierro (Eduardo Noriega) es muerto a balazos por Pascual Velasco cuando cabalga con sus hijos Reynaldo y Martín. En el velorio, la viuda decide inculcar en sus hijos el deseo de venganza. Pasan los años y Martín cobra la muerte de su padre asesinando a Pascual. Este acto es el principio de una serie de asesinatos alrededor de los hermanos del Hierro.

Con el tema musical “Dos palomas a volar” de Jesús Gaytán, Rodríguez y Garibay apuestan incluso por una suerte de western sicológico en el que conviven sin problemas, complejos de Edipo, temores infantiles y un pistolero sicópata que saca a la luz sus instintos asesinos por naturaleza (Julio Alemán). Antonio Aguilar encarna a Reynaldo del Hierro asesino involuntario que vaga con su hermano por el desierto y a quien salva de la horca. De hecho, Aguilar fue capaz de dar diferentes matices a su personaje; el de un hombre pacífico que se trastoca en criminal perseguido por la justicia enamorado de la misma mujer a la que ama su hermano y cuyo final resulta trágico e ineludible.

Por si ello fuera poco, Los hermanos del Hierro, cuyo apellido remite por igual a la idea de la dureza y el error, reúne un reparto espectacular con varios de los actores recios del cine nacional como Pedro Armendáriz, Emilio Fernández, Víctor Manuel Mendoza, Ignacio López Tarso, David Reynoso, David Silva y José Elías Moreno.

Música[editar]

Extraordinarias canciones: Jesús Gaytán ("Dos palomas al volar"), Rubén Fuentes ("Ciudad Victoria" y "Amor de madre"), Felipe Valdés Leal ("Sube y baja") y otros ("Flor de dalia" e "Indita mía").

Anécdotas[editar]

Patricia Conde

  • Esta cinta marco el debut cinematográfico de Patricia Conde, ya que a fines de 1960, Ismael Rodríguez, buscaba una actriz adolescente que interpretará a "Jacinta Cárdenas" en esta película, para lo cual convocó a un certamen. Patricia participó y fue seleccionada entre un grupo de más de 50 jóvenes, entre las que se contaban varias actrices profesionales. Antes de iniciarse el rodaje se pensó en un nombre comercial para ella y fue el cine-fotógrafo Rosalío Solano quien sugirió el nombre artístico de "Patricia Conde".

Arturo de Córdova

  • La película comienza con una narración en off a cargo de Arturo de Córdova, cuyo nombre no figura en los créditos.

Julio Alemán

  • Don Ismael Rodríguez, no quería a Julio Alemán, para interpretar a Martín Del Hierro, papel que ya tenía comprometido el rejoneador Gastón Santos, quien posteriormente declino el personaje, a lo cual el director convoco a un amplio concurso entre destacados actores jóvenes, eludiendo nuevamente a Julio, sin embargo su tesón y desempeño consiguieron convencer a Don Ismael.