Limes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fronteras del Imperio romano
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Hadrian's wall2.jpg
Vista de los restos del Muro de Adriano (limes britano) en el norte de Inglaterra .
Coordenadas 54°59′33.4″N 2°36′3.6″O / 54.992611, -2.601000
País Flag of Germany.svg Alemania
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Tipo Cultural
Criterios ii, iii, iv
N.° identificación 430ter
Región Europa
Año de inscripción 1987 (XI sesión)
Extensiones 2005, 2008

Se conocen como Limes (singular, en latín; plural: limites) los límites fronterizos del imperio romano (el término limes significa «límite», «frontera», en latín). En Europa se ubicaba a lo largo de los ríos Rin y Danubio, para aprovechar el cauce de estos caudalosos ríos como fronteras naturales. Para completar esta frontera natural, los romanos construyeron grandes murallas fronterizas que se levantaron a partir de finales del siglo I en aquellas zonas que no se podían defender eficazmente de las cada vez más frecuentes invasiones bárbaras, aunque las defensas más importantes y más estructuradas son del siglo II. Cada cierta distancia, se unía una torre o cualquier otra fortificación a la muralla. Los limes solían atraer a los comerciantes, y las familias de los soldados se instalaban también en las cercanías, por lo que a la larga se convirtieron en núcleos de población romana (a pesar de estar expuestos a las incursiones extranjeras) y en centros de intercambio comercial y cultural entre latinos y bárbaros.

Las Fronteras del Imperio romano fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y específicamente el Muro de Adriano en 1987 y el Limes de la Alta Germania-Retia y Muro de Antonino[1] en 2005 y 2008, respectivamente. Es uno de los sitios transfronterizos que existen en el mundo.

Reconstrucción en Alemania de una torre de vigilancia romana en el limes Germanicus.

Originalmente, la palabra limes designaba en latín a cualquier camino vigilado por patrullas fronterizas. Por ello, la palabra se usa para nombrar tanto auténticas murallas de piedra (provincia de Britania) como cadenas de fuertes de madera o piedra a cierta distancia unos de otros. Este último modelo era el imperante en la vasta y peligrosa frontera con Germania libera, en aquellos lugares donde no se podían emplear los grandes ríos como frontera. Con el tiempo, los propios romanos llegaron a contratar a las tribus germánicas como soldados para resguardar el limes.

Los principales limes fortificados durante el Imperio fueron los siguientes:

Referencias[editar]