Ladislao López Bassa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Ladislao López Bassa (Manacor, 1905-Madrid, 1942) fue un militar español, conocido por su papel en la Guerra Civil Española.

Biografía[editar]

Nacido en 1905 en la localidad mallorquina de Manacor, en 1925 ingresó en el cuerpo de ingenieros militares. Aunque inicialmente fue miembro del partido Renovación Española,[1]​ posteriormente se pasaría a Falange. De hecho, López Bassa sería uno de los fundadores y organizadores de Falange en Mallorca.[2]​ Estando destinado en la isla, formó parte de la conspiración militar contra la República;[3]​ cuando en julio de 1936 se produjo la sublevación militar, López Bassa se unió rápidamente a la rebelión. Dirigió trabajos de fortificación costera en la zona costera de Son Servera,[4]​ estableciendo trincheras y nidos de ametralladoras.

Posteriormente se trasladaría a la península, quedando adscrito al cuartel general de Franco.[5]​ Personaje oscuro,[6]​ algunos autores han señalado a López Bassa como uno de los ideólogos del establecimiento de una «Falange unificada y franquista».[7][8]​ Tras la promulgación del Decreto de Unificación en abril de 1937 y el establecimiento de FET y de las JONS, Franco situó a López Bassa como secretario de la recién establecida Junta Política de Falange,[9]​ convirtiéndose en el auténtico hombre fuerte dentro del secretariado político[n. 1]​ del nuevo partido.[13]​ En la práctica, ejerció de forma provisional la secretaría general de FET y de las JONS,[14]​ hasta que Raimundo Fernández-Cuesta asumió el cargo de Secretario general a finales de 1937. Amigo personal de Canuto Boloqui,[15]​ intervendría en su nombramiento como jefe provincial de FET y de las JONS en Mallorca.

Posteriormente, tras el final de la contienda, sería miembro del Consejo Nacional de FET y de las JONS. Falleció en Madrid[16]​ en 1942.

Notas[editar]

  1. Según recogía el texto del decreto, además de López Bassa formaban parte del secretariado político: Manuel Hedilla, Tomás Domínguez Arévalo, Darío Gazapo, Tomás Ruiz Espejo, Joaquín Miranda, Luis Arellano, Pedro González Bueno y Ernesto Giménez Caballero.[10][11]​ Hedilla, sin embargo, no aceptó el nombramiento.[12]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]