La Jamais Contente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Picto infobox automobil.png
La Jamais Contente
Dibujo de La Jamais Contente
Fabricante Camille Jenatzy
Período 1898

La Jamais Contente fue el primer automóvil en superar los 100 km/h.[1]​ Es un coche eléctrico con una carrocería de aleación ligera con forma de torpedo. Pero, la alta posición de conducción y el expuesto chasis inferior, estropeaban mucho la aerodinámica.

La Jamais Contente expuesto en el museo del automóvil de Compiègne

El récord de velocidad en tierra fue establecido, según las fuentes, el 29 de abril o el 1 de mayo de 1899, en Achères, cerca de París, Francia.

El vehículo actualmente se encuentra expuesto en el museo del automóvil de Compiègne, Francia.

Conductor[editar]

El conductor, el belga Camille Jenatzy, era el hijo de Constant Jenatzy, fabricante de neumáticos caucho, una novedad en la época. Camille estudió como ingeniero, y estaba interesado en los vehículos de propulsión eléctrica.

Motivación[editar]

Queriendo hacerse un hueco en el prometedor mercado parisino de vehículos eléctricos, Jenatzy creó una planta de producción que fabricó numerosos carruajes de motor eléctricos. Compitió ferozmente contra el fabricante de automóviles francés, Jeantaud usando numerosos trucos publicitarios para mostrar quién de ellos producía el coche más veloz. Para asegurar el triunfo de la compañía, Jenatzy construyó un prototipo en forma de bala, concebido por el fabricante de carros Rothschild en una aleación de aluminio, tungsteno y magnesio.

Récord de Velocidad[editar]

Jenatzy alcanzó la velocidad de 105,882 km/h, superando el antiguo registro que ostentaba el Conde Gaston de Chasseloup-Laubat con una marca de 92,78 km/h conseguida el 4 de marzo de 1899.

El motor de combustión alimentado por gasolina, suplantará al eléctrico durante todo el siglo posterior.

Referencias[editar]