Klaus Tennstedt

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Klaus Tennstedt (*Merseburg, Alemania - 6 de junio de 1926 - † Kiel, Alemania -11 de enero de 1998) fue un director de orquesta alemán. Uno de los más prestigiosos y apreciados directores de su generación particularmente valorado en el repertorio romántico y clásico germánico.

Trayectoria[editar]

Se formó en el conservatorio de Leipzig como violinista siendo concertino de la orquesta de Halle en 1948, pero una lesión le impidió seguir tocando el violín y se dedicó a la dirección orquestal donde alcanzó inmediata notoriedad en la Alemania Oriental tocando con las prestigiosas Dresden Staatskapelle, Gewandhaus y otras.

Fue director musical de la Opera de Dresden entre 1962 y 1971, año en que emigró desde Alemania Oriental a Suecia como asilado, donde trabajó con las orquestas de Gothenburg y Estocolmo.

En 1972 fue nombrado director general de la Opera de Kiel. Su primer viaje a Norteamérica fue después de la muerte de Karel Ancerl, director de la Orquesta Sinfónica de Toronto. Cuando el director gerente de la orquesta, Walter Homburger, fue a Europa en busca de un sustituto, leyó algunas reseñas del trabajo de Tennstedt en Kiel. Después de escucharlo dirigir la séptima sinfonía de Bruckner, lo contrató para una serie de conciertos de Toronto en mayo de 1974. Ese mismo año hizo sus triunfales conciertos en Estados Unidos al frente de la Sinfónica de Boston. A partir de entonces: las grandes orquestas de Estados Unidos lo llaman como invitado y ficha por EMI, acordando como primer proyecto la grabación de todas las sinfonías de Mahler con la Filarmónica de Londres.

Entre 1979-82 fue director principal de la Orquesta la Radio del Norte Alemana (Norddeutscher Rundfunk) de Hamburgo.

Virtualmente desconocido en Occidente, su irrupción fue excelentemente acogida en el ámbito musical convirtiéndose en uno de los favoritos de las décadas de los 80 y 90 como director de la London Symphony Orchestra, London Philharmonic Orchestra, Philadelphia Orchestra, Chicago Symphony Orchestra, New York Philharmonic Orchestra, Metropolitan Opera, etc.

Su asociación con la Filarmónica de Londres, de la que fue titular de 1983 a 1990, fue como un romance mutuo. Él restauró tal confianza a la orquesta que comenzó a creerse la mejor de la ciudad y, cuando Tennstedt la dirigía, lo era generalmente. Cada concierto que daba era un acontecimiento para la audiencia, los músicos y el director.[1]

Fumador compulsivo, sufrió un infarto durante un concierto en 1984 y al año siguiente le fue diagnosticado un cáncer en las cuerdas vocales.[2]​ No vio reconocida su valía hasta principios de los noventa, con la aclamación critica de su versión de la Sexta Sinfonía de Mahler con la Filarmónica de Berlín. Tennstedt se centró en Mahler con una intensidad única, sin cautelas ni atención a la moda, encarnó la preferencia expresa del compositor por la exageración. Cada ensayo era una lucha a vida o muerte, cada concierto un riesgo para su salud.[1]

Sufría frecuentes depresiones que lo obligaban a cancelar sus conciertos con frecuencia. El crítico Norman Lebrecht relata lo acaecido en 1989, que precipitó su abandono de la dirección de la Filarmónica de Londres en El mito del maestro: El final, cuando llegó, fue banal. Había proyectado su regreso a Londres con la Cuarta Sinfonía de Brahms, el Adagio de Barber y los Kindertotenlieder de Mahler, en los Proms, su ambiente preferido, para el 25 de agosto. El trauma Tennstedt había suscitado el interés de los alemanes y Der Stern mandó a uno de sus periodistas más célebres para el acontecimiento.La BBC transmitiría el concierto por televisión. Al fin iba a ser famoso. A las cinco de la mañana, antes de salir de Kiel, Inge Tennstedt, su esposa, telefoneó a la Filarmónica de Londres para comunicar que Klaus no era capaz de soportar una conferencia de prensa. No se preocupe, le respondieron, lo importante era el concierto. Cuando llegó a Londres, Tennstedt declaró no estar seguro de poder enfrentarse a la orquesta. Nadie hizo caso de aquellos miedos, ya formaban parte de la rutina que precedía a sus conciertos. Fue en automóvil al ensayo y se mostró quisquilloso y poco cooperativo. Ante la conmovedora bienvenida de la orquesta a su entrada en el Watford Town Hall, el maestro anunció que era presa de una tremenda tensión. No obstante sus temores, el primer movimiento dela Sinfonía de Brahms fue soberbio. Todos podían sentir su fervor. Mientras la orquesta respiraba de alivio, el director se fue a su camerino a tomar un café. Transcurrido un cuarto de hora, se negó a salir. “Estoy muy mal, no puedo seguir”, dijo al mánager John Willam. Sus amigos más íntimos le imploraron para que continuase. “Basta con que se presente, nosotros haremos el resto”, le dijo un músico. Willan y su presidente, David Marcou, le advirtieron de las consecuencias inevitables. Hasta un periodista alemán intervino con una llamada desesperada. Inge Tennstedt lloraba a espaldas de Willan. Se acordó una declaración conjunta en la que Tennstedt “dimitía” como director titular dela Filarmónica de Londres por motivos de salud. Ninguna orquesta podía seguir viviendo bajo la presión de aquella incertidumbre. No parecía que su colapso tuviese causas físicas. Los médicos le habían dado vía libre, aparecía en buenas condiciones y había interrumpido una quimioterapia de precaución contra el cáncer porque le causaba náuseas. Aquella mañana de verano lo que se resquebrajó en Klaus Tennstedt fue la frágil fe en sí mismo.”[3]

Debido a su mala salud se retiró en 1994 como director laureado de la LPO, murió de cáncer en su casa de Kiel a los 71 años. Estaba casado con Inge Tennstedt.

Estilo musical[editar]

De su debut en la Filarmónica de Nueva York en febrero de 1977, Harold C. Schonberg observó en The New York Times que el director parecía igual a la reputación que lo había precedido. "Su enfoque fue romántico, con mucha calidez, tensión y una explotación del completo registro dinámico de la orquesta sinfónica", escribió Schonberg. '' Pero esto no era una mera dirección virtuosa. Había lógica detrás de todo lo que hacía". Añadió:" Al final del primer movimiento de Prokofiev, hubo un grito involuntario de un espectador emocionado".[4]

Respecto a su interpretación de la música de Mahler le dijo a Roy Hemming en una entrevista para la revista Keynote en 1985:"Llegué tarde a Mahler y creo que eso es mejor. Excepto para la primera sinfonía de Mahler, creo que necesitas experiencia en la vida antes de que puedas ser un buen intérprete de Mahler. Todas las cosas que compuso en sus obras -el amor, el odio, el miedo, la alegría, el cinismo, todo esto- no se puede comprender plenamente cuando se es joven ".

El profesor Ismael Gavilán dice de su aproximación a las partituras: "Con Tennstedt asistimos a otra cosa: a una especie de liberación interior que conjura los demonios interiores con una pasión que nunca desborda la formalidad del material musical. En otras palabras, Boulez nos muestra a Mahler, Tennstedt, nos lo entrega. Algo similar ocurre con Wagner y con Brahms, con quienes Tennstedt logra una especie de transparencia emocional que impacta al oyente, deseoso de obtener algo más que una mera puesta en escena, por más perfecta que ésta sea."[3]

Discografía[editar]

Dejó un importante legado discográfico, destacándose sus versiones de obras de Beethoven, Wagner, Brahms, Bruckner y su ciclo integral de sinfonías de Gustav Mahler con la Orquesta Filarmónica de Londres[5][6]​ Tennstedt admiraba en Mahler la búsqueda de la verdad y su universo sinfónico reflejo la propia existencia. Anton Bruckner y Gustav Mahler. Tennstedt consiguió el estatus de uno de los maestros mahlerianos por excelencia. Su descubrimiento de la música de Mahler fue para él una transformación espiritual y se han convertido en referencias absolutas sus versiones de la Primera Sinfonía Titán y de la Sexta.

De los archivos procedentes de la BBC de grabaciones en directo con la Orquesta Filarmónica de Londres, se han lanzado diversos discos en su propio sello que preservan el legado del director.[7]​ Tennstedt daba lo mejor de sí mismo en los conciertos. De estas grabaciones se pueden destacar la 2ª Sinfonía Resurrección, de Mahler grabada en el Royal Festival Hall el 20 de febrero de 1989, muy lenta pero con una tensión expresiva característica del director. Con Jard van Nes brillando en la parte vocal y un final de los mejores de la discografía mahleriana. Hay también notables versiones de las sinfonías Primera, Sexta (grabada en el Royal Albert Hall, en los Proms de 1983) y de la Octava, más las Canciones del camarada errante, con Thomas Hampson. También son notables sus versiones de las sinfonías Cuarta, Séptima y Octava de Anton Bruckner grabadas respectivamente en 1989, 1984 y 1981 muy originales por sus contrastes, con una tensión muy lograda que las aleja de las versiones tradicionales de Jochum. Su altura como director queda reflejada en su interpretación de la Novena sinfonía de Beethoven que dirigió en 1992 para conmemorar el 60º aniversario de la Filarmónica de Londres, con el coro de la orquesta y un cuarteto vocal que puede considerarse ideal para la partitura con Lucia Popp, Ann Murray, Anthony Rolfe Johnson y René Pape.

Grabaciones de estudio[editar]

  • Symphony No. 1 - 1978 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No. 5; Symphony No. 10 - Adagio - 1979 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No.3 - 1980 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Ladies of the London Philharmonic Choir / The Southend Boys' Choir / Klaus Tennstedt / Ortrun Wenkel
  • Symphony No.9 - 1980 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No.7 - 1981 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No.4 in E flat "Romantic" - 1982 • Anton Bruckner • Berlin Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No. 4 - 1983 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt / Lucia Popp
  • Symphony No. 6 - 1983 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Wagner Overtures - 1983 • Richard Wagner • Berliner Philharmoniker / Klaus Tennstedt
  • Symphony No 1 in C Minor - 1984 • Johannes Brahms • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Sinfonía No. 8 - 1987 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / London Philharmonic Choir / Klaus Tennstedt
  • Violin Concerto - 1991 • Johannes Brahms • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt / Nigel Kennedy
  • Symphonies Nos. 4 & 8 - 2006 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / London Philharmonic Choir / Tiffin Boys' Choir / Klaus Tennstedt / Lucia Popp / Elizabeth Connell / Edith Wiens
  • Symphony No. 3 in E flat major "Eroica" Op. 55; Overture to Collin's Tragedy Coriolan Op. 62 - 2017 • Ludwig van Beethoven • NDR Sinfonieorchester / Klaus Tennstedt

Álbumes en vivo[editar]

  • Symphony No. 5 - 1989 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Violin Concerto - 1993 • Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven • Sinfonie-Orchester des NDR / Klaus Tennstedt / Nigel Kennedy
  • Symphony no. 4; Three Songs from "Youth's Magic Horn" - 2005 • Gustav MahlerSWR Sinfonieorchester Baden-Baden und Freiburg / Klaus Tennstedt / Eva Csapó
  • Songs of a Wayfarer; Symphony No. 1 in D major - 2006 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt / Thomas Hampson
  • Oberon Overture / Symphony No. 9 / Tragic Overture - 2006 • Carl Maria von Weber, Franz Schubert, Johannes Brahms • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No. 7 / Symphony No. 41 "Jupiter" - 2007 • Gustav Mahler, Wolfgang Amadeus Mozart • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No. 1 / Piano Concerto - 2009 • Johannes Brahms, Robert Schumann • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt / Jorge Bolet
  • Symphony No. 6 - 2009 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt
  • Symphony No. 2 'Resurrection' - 2010 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / London Philharmonic Choir / Klaus Tennstedt / Yvonne Kenny / Jard van Nes
  • Symphony No. 8 - 2011 • Gustav Mahler • London Philharmonic Orchestra / Klaus Tennstedt

Referencias[editar]

  1. a b «Obituary: Klaus Tennstedt». The Independent (en inglés británico). 13 de enero de 1998. Consultado el 26 de septiembre de 2017. 
  2. «Genius as transient as music itself» (en inglés británico). 1998. ISSN 0307-1235. Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  3. a b «El elegido que nunca reinó: Klaus Tennstedt». La Cabina Invisible. 12 de septiembre de 2011. Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  4. Kozinn, Allan (1998). «Klaus Tennstedt, a Conductor Of Romantic Works, Dies at 71». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  5. «YouTube - Broadcast Yourself». 
  6. «YouTube - Broadcast Yourself». 
  7. País, Ediciones El (17 de septiembre de 2011). «Reportaje | La huella de un coloso». EL PAÍS. Consultado el 27 de marzo de 2017. 

Enlaces externos[editar]