Karel Čurda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Karel Čurda
Operace Anthropoid - Karel Čurda.jpg
Rotsmistr (Sargento mayor)
Años de servicio Flag of the Czech Republic.svg Checoslovaquia 1940-1942
Bandera de Alemania Alemania Nazi 1942-1945
Apodo Karl Jerhot
Lealtad Flag of the Czech Republic.svg Checoslovaquia
Bandera de Alemania Alemania Nazi
Participó en

Segunda Guerra Mundial

Información
Nacimiento 10 de octubre de 1911
Nová Hlína cerca de Třeboň, Imperio austrohúngaro
Fallecimiento 29 de abril de 1947 (35 años)
Prisión de Pankrác Praga, Checoslovaquia
Ocupación Espía de la Gestapo
[editar datos en Wikidata]

Karel Čurda (10 de octubre de 1911 en Nová Hlína cerca de Třeboň, Imperio austrohúngaro - 29 de abril de 1947 en Praga, Checoslovaquia) fue un soldado checo miembro del Ejército checo en el exilio durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras haber logrado escapar de la Checoslovaquia ocupada por los nazis, Karel Čurda se integró a las fuerzas checoslovacas en el exilio en Gran Bretaña. Tras ser entrenado por oficiales británicos, el Sargento mayor Čurda fue enviado de regreso a su país junto a un comando con varios otros hombres, entre ellos el checo Jan Kubiš y el eslovaco Jozef Gabčík, encargados de planificar y ejecutar el asesinato del Reichsprotektor del Protectorado de Bohemia y Moravia, el importante líder nazi Reinhard Heydrich, en mayo de 1942.

Tras el cumplimiento de esta misión, y ante el inicio de las represalias alemanas contra la población civil, Čurda se ofreció a delatar a sus compañeros, así como a revelar el escondite que habían conseguido en Praga, pidiendo a cambio el fin de las represalias.

Con los datos entregados por Čurda los agentes de la SS y la Gestapo lograron ubicar y matar a los hombres del comando checoslovaco que mató a Heydrich, dándoles muerte tras un violento combate en la Iglesia de San Cirilo y Metodio de la capital checa, pero las brutales represalias contra civiles no cesaron. Los nazis pagaron a Čurda una recompensa de 10 millones de coronas checoslovacas (casi 1 millón de Reichsmark alemanes) y le otorgaron una nueva identidad como «Karl Jerhot». Čurda se casó poco después con una mujer alemana y aceptó trabajar como espía al servicio de la Gestapo en territorio checo por el resto de la guerra.

Después de la guerra, Čurda fue rastreado y capturado por los partisanos checos y entregado a las autoridades. Cuando se le preguntó en la corte, ¿cómo pudo traicionar a sus camaradas?, Čurda respondió: "Creo que usted habría hecho lo mismo por un millón de Reichsmarks."

Karel Čurda fue declarado culpable de traición y ahorcado el 29 de abril de 1947 en la prisión de Pankrác, en Praga.

Véase también[editar]

Referencias[editar]