Juntas de Guerra Carlistas de Navarra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Palacio de la Diputación de Navarra fue donde se constituyó la Junta Central Carlista de Navarra.
El edificio de los Escolapios de Pamplona fue el cuartel-cárcel de los carlistas.

Las Juntas de Guerra Carlistas de Navarra fueron las estructuras que utilizaron los carlistas en Navarra durante la Guerra Civil Española para facilitar la movilización del Partido Tradicionalista, organizando las concentraciones de los requetés, distribuyendo los contingentes en compañías preparando su transporte y los equipos sanitarios.

La principal fue la Junta Central Carlista de Navarra que fue constituida el 19 de julio de 1936, el mismo día de la sublevación militar en Navarra, en el Palacio de la Diputación. Tuvo una autoridad casi absoluta interfiriendo en muchos de los asuntos propios de la Diputación. De ella dependían la intendencia (proporcionar armas, comestibles y dinero a los combatientes), transportes, gestión de asuntos gubernativos y judiciales y la Oficina de Información y Socorro de Guerra.

De esta Junta Central fue Presidente Honorario Joaquín Baleztena Azcárate, vicepresidente (presidente efectivo) José Martínez Berasain, secretario José Úriz Beriáin y los distintos vocales de cada merindad (aunque a las merindades las nombraron con la denominación del partido judicial): por la merindad de Pamplona, Víctor Eusa Razquin; por Tafalla Marcelino Ulibarri Eguíluz; Aoiz José Gómez Itoiz; Estella José Martínez de Morentin; Tudela Víctor Morte Celayeta.

Esta Junta se subdividió en las Juntas Carlistas de Merindad cuyos dirigentes fueron:

Además en numerosas poblaciones funcionaron Juntas o Comités de guerra locales en las que participaron de forma activa sacerdotes. En la Ribera fueron conocidas como Juntas de matar. Se reunían en Círculos, cuarteles y ayuntamientos. En Pamplona los carlistas tenían su cuartel-cárcel en el colegio de los Escolapios.

Bibliografía[editar]