Juan Ignacio Gorriti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Ignacio Gorriti

Diputado a la Junta Grande
por la ciudad de Jujuy
18 de diciembre de 1810-22 de septiembre de 1811

Diputado al Congreso Nacional
por provincia de Salta
1824-1827

Escudo de la Provincia de Salta.svg
Gobernador de la Provincia de Salta
1 de marzo de 1829-26 de diciembre de 1830
Predecesor José Ignacio Gorriti
Sucesor Rudecindo Alvarado

Información personal
Nacimiento 10 de junio de 1766
Bandera de España 1760-1785.svg Horcones, Virreinato del Perú
Fallecimiento 25 de mayo de 1842 (75 años)
Bandera de Bolivia Sucre, Bolivia
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación canónigo de la Catedral de Salta
[editar datos en Wikidata]

Juan Ignacio Gorriti (Horcones, Virreinato del Perú, hoy provincia de Salta, 10 de junio de 1766Sucre, Bolivia, 25 de mayo de 1842), sacerdote y político argentino, miembro de la Junta Grande de gobierno en 1811 y del congreso constituyente de 1825, gobernador de la provincia de Salta entre marzo de 1828 y enero de 1832.

Biografía[editar]

Era hijo de un gran terrateniente de Jujuy; estudió en la Universidad de Córdoba, donde se doctoró en teología en 1791 y fue ordenado sacerdote. Su primer curato fue el de los pueblos de indios de Cochinoca y Casabindo, en la Puna, para pasar después a ser cura y vicario de la iglesia matriz de San Salvador de Jujuy en 1804, cargo que ejercería durante veintiún años. Se destacó como orador sagrado y patriótico; al enterarse de la invasión napoleónica a España, escribió un "Alegato de Derecho Público", para probar que el poder debía volver al pueblo de las colonias.

A mediados de 1810, el cabildo de Jujuy lo nombró diputado a la Junta Grande, a la que se incorporó en diciembre. Reiteradamente pidió la separación de Jujuy de la provincia de Salta, en lo que fue la primera aparición pública de una voluntad autonomista, que luego derivaría en federalismo. Como curiosidad, Jujuy fue la última de las catorce provincias argentinas del siglo XIX en separarse de su capital, ya que recién lo hizo en 1834; y el propio Gorriti militaría más tarde en el unitarismo.

Apoyó al presidente de la Junta, Cornelio Saavedra, y fue por varios meses secretario de la misma. Junto con los demás diputados del interior, fue expulsado por el Primer Triunvirato a fines de 1811; fue Gorriti quien más protestó por este atropello, y advirtió a las provincias que en el futuro deberían precaverse contra la prepotencia porteña. Todo un pronóstico del futuro del país.

Vuelto a Jujuy, colaboró con el Ejército del Norte, especialmente en el tiempo en que Manuel Belgrano fue su comandante. A su pedido, bendijo la primera bandera nacional el 25 de mayo de 1812, y fue capellán titular del Ejército del Norte. Fue nombrado canónigo de la Catedral de Salta, vicario y gobernador del obispado vacante.

Sus relaciones con el gobernador Güemes se fueron haciendo tensas a lo largo de la segunda mitad de la década de 1810. Su hermano José Ignacio fue diputado al Congreso de Tucumán y se destacó como uno de los mejores oficiales a sus órdenes. Otro de sus hermanos, “Pachi” Gorriti, era considerado el mejor lancero del norte.

Apoyó la política de su hermano el general, gobernador por dos veces después de la muerte de Güemes, y fue diputado provincial durante su gobierno. En 1824 fue electo diputado al Congreso de Buenos Aires, donde se mantuvo independiente entre las tendencias federal y unitaria. Votó en favor de la presidencia de Rivadavia y en contra de todas las iniciativas de los federales, pero rechazó la constitución unitaria de 1826.

A la caída de Rivadavia, regresó a Salta, donde fue presidente de la legislatura provincial, representando a Jujuy, y fue nombrado gobernador de la diócesis.

Federal convencido en teoría, su oposición a los partidarios de Güemes y su amistad con los unitarios lo unieron a ese partido, como a su hermano. No obstante, su hermano menor, Francisco Gorriti, perteneció al partido federal. Se unió a la Liga del Interior dirigida por el general Paz, y fue gobernador de Salta en marzo de 1829 (reemplazando a su hermano el general). En enero de 1832, vencido el partido unitario en Ciudadela, firmó un tratado de paz con los representantes del general Facundo Quiroga y renunció.

Emigró junto a sus hermanos a Bolivia. Estando en Cochabamba escribió una "Memoria y Autobiografía", y unas "Reflexiones sobre las Causas Morales de las Convulsiones de los Estados Americanos". Los bienes de su familia fueron embargados por el gobernador Latorre, de modo que tuvo que pasar sus últimos años dedicado a la enseñanza en la Universidad de Charcas.

Falleció en la ciudad de Sucre en 1842, y fue enterrado en la Iglesia de San Miguel de esa ciudad; sus restos fueron repatriados en 2005 y sepultados junto a los de su hermano José Ignacio en la entrada de la Catedral de Jujuy.

Enlaces externos[editar]