Nicolas-Joseph Cugnot

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Joseph Cugnot»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nicolas-Joseph Cugnot
Información personal
Nacimiento 25 de septiembre de 1725 Ver y modificar los datos en Wikidata
Void-Vacon (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2 de octubre de 1804 Ver y modificar los datos en Wikidata (79 años)
París (Primera República Francesa) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa
Información profesional
Ocupación Ingeniero militar, ingeniero y thermophysicist Ver y modificar los datos en Wikidata
Automóvil de vapor de Cugnot. Grabado del siglo XIX.
Fardier à vapeur de Cugnot, modelo de 1771.

Nicolas-Joseph Cugnot (Void-Vacon, Francia, 25 de septiembre de 1725París, 2 de octubre de 1804) fue un inventor francés a quien el gobierno francés atribuye la invención del primer vehículo autopropulsado o automóvil.[1]​ Esta reclamación está disputada por varias fuentes que sugieren en cambio que Ferdinand Verbiest, miembro de las misiones jesuitas en China fue el primero en construir un coche a vapor alrededor de 1672.[2][3]

Cugnot recibió instrucción como ingeniero militar. Realizó pruebas de modelos de vehículos impulsados por motores de vapor para el Ejército Francés, pensados para arrastrar cañones pesados, tarea que empezó en 1765.

Primer vehículo autopropulsado[editar]

El capitán del ejército francés Cugnot fue uno de los primeros en emplear con éxito un dispositivo para convertir el movimiento recíproco de un pistón de vapor en un movimiento de rotación por medio de un trinquete. En 1769 se fabricó y utilizó una pequeña versión de su Fardier à vapeur ("carro de vapor") de tres ruedas (un fardier era un carro de dos ruedas de construcción masiva tirado por caballos para transportar equipos muy pesados, como los cañones).

Cugnot parece haber sido el primero en transformar el movimiento adelante-atrás de un pistón a vapor en movimiento rotativo. Después de su Fardier à vapeur (“Coche de vapor”), en 1770 se construyó una versión completa del fardier à vapeur, especificada para poder transportar cuatro toneladas y recorrer dos lieues (7,8 km, o 4,8 millas) en una hora, rendimiento que nunca alcanzó en la práctica.

El vehículo pesaba unas 2,5 toneladas y tenía dos ruedas en la parte trasera y una en la delantera, donde normalmente habrían estado los caballos. La rueda delantera soportaba una caldera de vapor y un mecanismo de accionamiento. La unidad motriz estaba articulada al "remolque", y se dirigía desde allí mediante una disposición de doble asa. Una fuente afirma que tenía capacidad para cuatro pasajeros y se movía a una velocidad de 3,6 kilómetros por hora (2,25 mph)[4]​.

Parte del motor del fardier à vapeur de Cugnot de 1770, conservado en el Museo de Artes y Oficios de París

El vehículo resultaba muy inestable debido a la mala distribución del peso, lo que suponía una grave desventaja para un vehículo destinado a atravesar terrenos accidentados y a subir colinas empinadas. Además, el rendimiento de la caldera era especialmente pobre, incluso para los estándares de la época. Cada cuarto de hora, más o menos, había que volver a encender el fuego del vehículo y sacar el vapor, lo que reducía considerablemente su velocidad y distancia. El vehículo, muy pesado, tenía dos ruedas traseras y una delantera, que soportaban la caldera de vapor y se dirigía mediante un timón.

Primer accidente automovilístico[editar]

En 1771 su vehículo chocó contra una pared de ladrillo, en lo que sería el primer accidente automovilístico de la historia. El accidente, junto con los problemas financieros, pusieron fin a los experimentos del ejército francés con vehículos mecánicos, pero en 1772, el rey Luis XV le concedió una pensión de 600 francos al año por su innovadora obra.

Con el estallido de la Revolución francesa en 1789, se le retiró la pensión a Cugnot y el inventor se exilió a Bruselas, donde vivió en la pobreza. Poco antes de su muerte fue invitado a volver a Francia por Napoleón Bonaparte. Cugnot volvió a París, donde falleció a la edad de 79 años.

La máquina de Nicolas-Joseph Cugnot de 1770 se conserva en el Conservatoire National des Arts et Métiers de París.

Se patentó diferentes materiales de topografía y un fusil. Fue un inventor al cual el gobierno francés le atribuye el desarrollo del primer vehículo autopropulsado o automóvil.

Bibliografía[editar]

  • Max J. B. Rauck, Cugnot, 1769-1969: der Urahn unseres Autos fuhr vor 200 Jahren, München: Münchener Zeitungsverlag, 1969.
  • Bruno Jacomy, Annie-Claude Martin: Le Chariot à feu de M. Cugnot, Paris, 1992, Nathan/Musée national des techniques, ISBN 2-09-204538-5.
  • Louis Andre: Le Premier accident automobile de l'histoire , in La Revue du Musée des arts et métiers, 1993, Numéro 2, p 44-46 :3...

Notas[editar]

  1. «Le fardier de Cugnot». Archivado desde el original el 16 de abril de 2008. 
  2. «SA MOTORING HISTORY - TIMELINE». Government of South Australia. Archivado desde el original el 14 de junio de 2007. 
  3. Setright, L. J. K. (2004). Drive On!: A Social History of the Motor Car y se fue para Alemania y murió. Granta hola. ISBN 1-86207-698-7. 
  4. Manwaring, L. A. (1966). Library of Congress catalog card # 62-9807., ed. The Observer's Book of Automobiles (12th ed.). p. p. 7. 

Enlaces externos[editar]