Joás de Israel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Joás de Israel.

Joás, fue un rey de Israel, hijo y sucesor de Joacaz, de la dinastía de su abuelo Jehú. A diferencia de su padre, Joás fue un guerrero de éxito. Reinó por 16 años, siendo el decimotercer rey de Israel, y el tercer rey de la dinastía de Jehú. Comenzó a reinar en el 798 a. C., que era el año 37 de Joás, rey de Judá. Su nombre en hebreo es escrito יהואש, transliterado Yeho'ash.

Aunque no quitó los becerros de oro de Jeroboam I, seguía aún la religión nacional de Israel. Cuando el profeta Eliseo estaba agonizando, Joás fue a verlo. Ahí el profeta Eliseo lo hizo disparar una flecha en dirección a Siria, y golpear el suelo, a lo que Joás accedió, pero solo lo hizo 3 veces. Por ello el profeta le dijo que solo derrotaría a Siria 3 veces. Lo que se cumplió cuando Joás derrotó 3 veces a Ben-Hadad y saqueó varias veces Damasco, y como consecuencia Joás recupero todos los territorios que su padre había perdido.

En un principio, sus relaciones con Juda habían sido buenas, a tal punto que Joás accedió a que 100.000 de sus soldados acompañaran a Amasías, el rey de Judá, a una campaña contra los edomitas, pero por palabra de Dios fueron devueltos a su país. Indignados por esto los soldados israelitas hicieron desmanes en Judá, aparte de matar a 3000 personas. Volviendo Amasías de su campaña en Edom, le declaró la guerra a Joás, a lo que el respondió con una metáfora, comparando el cedro (el mejor árbol), para simbolizarse a él, y el cardo (el peor árbol) simbolizando a Amasías. Con la clara intención de comparar su victoria contra Siria, un reino fuerte y la victoria de Amasías sobre Edom, un reino más débil, además le advertía que perdería la batalla. Pero Amasías no escucho la advertencia por lo que siguió en su plan de guerra, enaltecido por su victoria ante los edomitas.

Joás obtuvo una gran victoria ese día en Bet-semes, incluso tomando prisionero a Amasías y llegando a Jerusalén, para lo que derribó gran parte de la muralla, retirándose después con un gran botín.

En la estela de Hadad-Nirari, rey de Asiria, se menciona a Joas el Samaritano, entre los reyes que le pagaron tributo. Esta paz con los asirios le sirvió para expanderse y ganar varias batallas.

Probablemente su hijo Jeroboam estuvo como su corregente por varios años. El mismo Jeroboam lo sucedió en el trono. Fue enterrado en Samaria, en las tumbas reales.

Véase también[editar]


Predecesor:
Yeho'ajaz
Rey de Israel
798 a. C. - 782 a. C.
Sucesor:
Yarob'am II