Jean Vanier

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Jean Vanier
Jean Vanier (2012, cropped).jpg
Jean Vanier en 2012
Información personal
Nacimiento 10 de septiembre de 1928
Ginebra, Suiza Bandera de Suiza
Fallecimiento 7 de mayo de 2019 Ver y modificar los datos en Wikidata (90 años)
maison médicale Jeanne Garnier (XV Distrito de París, Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Cáncer tiroideo Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Canadiense Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Georges Vanier Ver y modificar los datos en Wikidata
Pauline Vanier Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educación doctorado Ver y modificar los datos en Wikidata
Educado en
Información profesional
Ocupación filósofo, oficial de marina, teólogo
Empleador
Web
Sitio web

Jean Vanier (Ginebra, 10 de septiembre de 1928-París, 7 de mayo de 2019)[1]​ fue un teólogo católico, filósofo y oficial de la marina canadiense.

Fue mundialmente reconocido por su labor junto a las personas con discapacidad mental. Fundó las comunidades de El Arca,[2]​ que brindan hogares y talleres donde conviven personas con discapacidad mental y sin ella, en un ambiente familiar. A su vez, es el fundador de las comunidades de Fe y Luz,[3]​ para familiares de personas con discapacidad.

Biografía[editar]

Su padre, Georges P. Vanier, fue un famoso militar y diplomático canadiense, héroe condecorado en la Primera Guerra Mundial, que llegó a ser gobernador general de Canadá en 1959. Cuando nació Jean, su padre era el representante de Canadá en la Liga de las Naciones, en Ginebra.

Jean vivió su infancia entre Inglaterra, Canadá y Francia. A los trece años sintió la llamada de la carrera militar, e ingresó en el Colegio de la Marina Real de Darmouth, sirviendo como Oficial de la Marina Británica en la fragata de guerra Vanguard. Años más tarde, Jean recordará de manera especial lo que significó para él que su padre le permitiera enlistarse en la carrera militar con solo trece años: "Jean, yo confío en ti" le dijo su padre. Más tarde fue destinado en el portaaviones de la Marina Canadiense Magnificent. En total permaneció nueve años en la Marina de Guerra.

En 1950 abandonó voluntariamente su prometedora carrera militar, para dedicarse, durante diez años, al estudio de la filosofía y la teología. Ingresó en una Comunidad Cristiana de laicos, situada cerca de París y denominada El Agua Viva, dirigida por el sacerdote dominico Thomas Philippe.[4]​ En esta comunidad las personas compartían su vida y su trabajo mientras estudiaban filosofía y teología. Jean permaneció seis años en El Agua Viva, de la que llegó a ser el Director. En esta etapa de su vida alternó el estudio con otras experiencias, incluyendo estancias en La Trappe, en Bellefontaine, en Fátima y en una granja. En 1962 recibió el Doctorado en Filosofía por su Tesis titulada "La felicidad: principio y fin de la moral aristotélica"; poco después se trasladó como profesor al Colegio Saint Michael de la Universidad de Toronto, en Canadá.

En 1963 regresó a Francia para visitar de nuevo a su amigo y consejero espiritual, el padre Thomas Philippe, que en ese momento era capellán de una Residencia que acogía a unos 30 hombres con una deficiencia mental, llamada El Valle Florido.[5]​ El contacto con estas personas le conmovió profundamente. Tras una trayectoria vital marcada en primer lugar por la autoridad y la eficacia, y posteriormente por la formación y el rigor intelectual, Jean descubrió a través de estas personas una nueva forma de vivir, basada esencialmente en la relación.

Jean Vanier, sentado, dando la mano a un miembro de El Arca, John Smeltzer.
Emblema de las comunidades Fe y Luz.

Federación Internacional de Comunidades de El Arca[editar]

Animado por el Padre Thomas Philippe, compró en 1964 una vieja casa en ruinas en Trosly-Breuil, un pequeño pueblo de Francia, no lejos de París. La casa fue inaugurada el 5 de agosto de 1964, y bautizada con el nombre de El Arca (en francés L’Arche), como signo de acogida y de la Alianza entre Dios y el hombre. A este hogar invitó a vivir con él a dos personas con una deficiencia mental, Raphaël Simi y Philippe Seux, provenientes de una Residencia. Con este gesto de acogida nacieron las comunidades de El Arca, movimiento que acoge a personas con una deficiencia mental sin hogar. Hoy en día existen más de 135 comunidades de El Arca en todo el mundo, incluyendo hogares en Australia, Bélgica, Burkina Faso, Canadá, Costa de Marfil, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Haití, Honduras, India, Irlanda, Italia, Reino Unido, Suiza, etc.

En 1971 hizo realidad una idea concebida junto a la francesa Marie-Hélène Matthieu, responsable de la OCH (Oficina Cristiana para las Personas con Deficiencia). Se trataba de celebrar una peregrinación de Pascua a la ciudad de Lourdes, donde los protagonistas fueran personas con una deficiencia mental venidas de todo el mundo, junto con sus familias y sus amigos. Como fruto de esta peregrinación nacieron las Comunidades Fe y luz,[6]​ movimiento que hoy acoge a más de 1800 comunidades en todo el mundo.

En 1981, Jean Vanier decidió dejar en manos de otros su responsabilidad al frente de la Federación Internacional de Comunidades de El Arca. Durante los últimos años de su vida siguió viviendo en uno de los hogares de Trosly-Breuil, y dedicó gran parte de su tiempo a visitar las Comunidades de El Arca y Fe y Luz en todo el mundo, apoyando a sus miembros y celebrando conferencias y retiros.

El papa Juan Pablo II elogió el trabajo de Jean en la creación de El Arca, diciendo: "Durante los últimos treinta años El Arca se ha convertido en un signo dinámico y providencial de la civilización del amor".

Hay escuelas que llevan su nombre en Whitehorse, Yukon, Londres, Ontario, Scarborough, Ontario; Collingwood, Ontario, Hamilton, Ontario, Richmond Hill, Ontario, y Welland, Ontario.

Publicaciones[editar]

Escribió más de veinte libros sobre el hombre, la sociedad y la vida comunitaria, así como sobre aspectos fundamentales del Evangelio y de la vida de las personas con deficiencia mental. Entre sus obras más conocidas se encuentran Cada persona es una historia sagrada, La comunidad: lugar de perdón y de fiesta, Hombre y mujer los creó, Amar hasta el extremo, Acoger nuestra humanidad, entre otros.

Fue reconocido mundialmente como conferenciante, con una activa participación en el Consejo Pontificio para los Laicos, en numerosos sínodos, y en el Congreso Eucarístico del Año Jubilar del 2000. El 24 de octubre 2007, Jean habló en el Upper Canada College en Toronto.

Premios[editar]

En reconocimiento a sus contribuciones a la humanidad, recibió numerosos premios. Entre otros, destacan:

  • nombrado oficial de la Legión de Honor, en Francia (2003)
  • Premio Internacional Pablo VI[8]​ entregado en 1997 por Juan Pablo II en un acto en el que destacó la labor de Jean Vanier como “una semilla providencial para una verdadera civilización del amor, un signo de una familia realmente humana, una sociedad completamente civilizada y una iglesia auténticamente cristiana”.
  • Galardón Internacional de la Paz de la Comunidad de Cristo [9]
  • Premio Humanitario del Rabino Gunther Plaut
  • Premio Gaudium et Spes de los Caballeros de Colón.[10]
  • Premio Beacon[11]​ de becas por su compromiso permanente con el cuidado, el bienestar y la independencia de las personas con discapacidad en todo el mundo, en 2006.
  • premio Templeton.[12]​ en 2015

Ha sido nominado varias veces al Premio Nobel de la paz.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]