Jabeque

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jabeques de Antonio Barceló luchando contra galeotas corsarias argelinas. 1738
Jabeque.
Plan vélico de un jabeque-polacra.

El jabeque es una embarcación de vela triangular, con la que también se podía navegar, aunque de forma auxiliar, con remos.

Jabeque argelino[editar]

Surge en el siglo XV y fue adoptado por los corsarios argelinos y tunecinos en sus incursiones contra las costas y la navegación cristiana en el Mediterráneo. Inicialmente el jabeque berberisco era propulsado por velas y remos, aunque la vela es el sistema preferido de navegación, empleando los remos solamente para complejas maniobras.

A finales del siglo XVII los corsarios magrebíes modifican la estructura del jabeque suprimiendo los remos, lo que da lugar a un buque de casco alargado, fácil para elaborar difíciles maniobras y de poco calado, con tres mástiles que llevaban como aparejo velas triangulares. Lo más característico era la inclinación hacia delante del palo de trinquete.

Su velocidad, unida a la artillería que empezaron a montar en el siglo XVII, lo hacían temible. La artillería solía ser de unos 20 cañones en una batería descubierta sobre la cubierta. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, los corsarios argelinos y tunecinos realizaban frecuentes incursiones contra las costas españolas del Mediterráneo, sembrando el terror entre las poblaciones costeras.

Jabeque español[editar]

Construido en Cartagena (1750), un buen ejemplo de jabeque español sería el Gitano. Fue Antonio Barceló quien ordenó la clasificación de los jabeques. Éstos se distinguían entre:

Grandes, de 680 toneladas, y armamento de 38 cañones.

Medianos, de 420 toneladas, y un armamento similar, para operaciones especiales. De este tipo se construyeron 4 (San Fulgencio, Murciano, San Raimundo y San Leandro).

Pequeños, de unas 275 toneladas y 20 cañones, destinados a guardacostas y vigilancia costera.

Jabeque-polacra[editar]

Además del jabeque clásico, los españoles y franceses modifican la estructura de éste y crean, a mediados del siglo XVIII, la llamada polacra-jabeque. La diferencia fundamental con el jabeque era el aparejo. En lugar de las velas triangulares portaban velas cuadradas en los palos mayor y trinquete. Estaban dotados de una batería de artillería que oscilaba entre 16 y 24 cañones.