Iglesia de San Bartolomé (Jerez de los Caballeros)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Iglesia de San Bartolomé
Bien de Interés Cultural
(8 de octubre de 2013)[1]
JerezCaballerosSanBartolome.jpg
Vista parcial de una fachada de la iglesia y de la torre campanario
Localización
País España
División Extremadura
Subdivisión Provincia de Badajoz
Ubicación Jerez de los Caballeros (06380)
Coordenadas 38°19′20″N 6°46′17″O / 38.322222222222, -6.7713888888889Coordenadas: 38°19′20″N 6°46′17″O / 38.322222222222, -6.7713888888889
Información religiosa
Culto católico
Diócesis Mérida-Badajoz[2]
Arciprestazgo Jerez de los Caballeros[2]
Estilo Arquitectura barroca
Mapa de localización
Iglesia de San Bartolomé ubicada en Provincia de Badajoz
Iglesia de San Bartolomé
Iglesia de San Bartolomé
Ubicación en Provincia de Badajoz.

La iglesia parroquial de San Bartolomé es un templo católico situado en la localidad española de Jerez de los Caballeros, perteneciente a la provincia de Badajoz, en la comunidad autónoma de Extremadura.

Historia y características[editar]

Portada de la iglesia

De las cuatro iglesias parroquiales de Jerez de los Caballeros destaca la de San Bartolomé por su decoración y colorido.[1]​ No es hasta finales del siglo XV cuando existen documentos fehacientes sobre la existencia de la actual iglesia de San Bartolomé.[1]​ Respecto a su datación, también consta la inscripción que existe en el interior del templo, en la cual se especifica que una de las capillas laterales fue terminada en 1508.[1]​ Durante los siglos XVII y XVIII el templo sufriría numerosas reformas. Así, en el siglo XVII, se amplía la cabecera del templo, sustituyéndose la bóveda de crucería por una cúpula sobre pechinas.[1]​ Y junto a ella se construye en este mismo siglo una nueva sacristía. En 1689 se amplía la capilla mayor y se cubre mediante bóveda de medio cañón. Finalmente, en la segunda mitad del XVIII se alza la torre del campanario que se adosa a la fachada principal por el lado del Evangelio.[1]

El inmueble está formado por la iglesia, la torre-campanario, la sacristía, dependencias anexas a la sacristía y un pequeño patio ubicado en la zona norte.[1]

La iglesia presenta dos puertas de acceso desde la vía pública, una en la fachada sur, en el lado de la Epístola, y otra en la fachada principal. La portada lateral que se asienta en la fachada sur, en el lado de la Epístola, es de carácter neoclásico.[1]

La fachada principal se sitúa al oeste, a los pies del templo; antecede a la misma una escalinata que desemboca en un espacio libre, cerrado con grandes pedestales rematados por bolos de granito y una sencilla barandilla de hierro. La fachada, dividida en tres cuerpos, presenta una gran riqueza ornamental.[1]​ En la misma destacan una hornacina central que alberga una escultura de San Fernando y diversos cuadros de azulejería.[1]

Interior de la iglesia
Torre de la iglesia

Pero la construcción más más destacada el edificio es la torre-campanario que se alza junto a la fachada principal en el lado del Evangelio.[1]​ Estilísticamente podemos relacionar la torre con el barroco andaluz y destaca, como la fachada principal, por el uso de elementos decorativos como el yeso policromado, el barro vidriado y la cerámica.[1]

Respecto al interior del templo, el mismo presenta planta rectangular, con tres naves divididas por arcos de medio punto que apoyan sobre pilares de composición cuadrangular.[1]​ La nave central es de mayor altura que las laterales, y está cubierta con bóveda de cañón. Desde las naves laterales, cubiertas con bóvedas de arista, se accede a las diferentes capillas.[1]

Espacialmente, la iglesia se articula en tres tramos limitados por el sotocoro, situado a los pies, y el presbiterio.[1]​ El ábside central se cubre mediante bóveda de medio cañón, mientras que las capillas situadas en la cabecera de las naves laterales lo hacen mediante cúpulas.[1]​ Las capillas, a las que se accede desde las naves laterales del lado del Evangelio y de la Epístola, no siguen el estilo constructivo del resto del edificio pues sus bóvedas de crucería y las portadas de acceso con arcos apuntados de cantería, algunos de ellos con decoración de bolas, son muestras indudables de un estilo anterior, del gótico tardío; es posible, por tanto, que estas capillas sean los restos de la construcción más antigua, con decoración y tipología constructiva de comienzos del siglo XVI.[1]

Dentro del templo se localizan numerosos bienes de interés patrimonial, cuales son: el órgano; el púlpito; las pilas bautismales; diferentes retablos, particularmente el del altar mayor; el sepulcro realizado en mármol de Vasco de Jerez y de su esposa Beatriz Bravo González; así como numerosos lienzos en la sacristía.[1]​ Además, en la Iglesia de San Bartolomé se desarrolla un ritual festivo denominado “La Salida del Diablo” y “La Quema del Rabo del Diablo” que organiza la Cofradía del Santísimo Sacramento.[1]

La iglesia, que tenía incoado expediente de declaración de bien de interés cultural desde el 15 de marzo de 1983,[3]​ fue declarada BIC en la categoría de monumento el 8 de octubre de 2013.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]