Ideonella sakaiensis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Ideonella sakaiensis
Taxonomía
Dominio: Bacteria
Filo: Proteobacteria
Clase: Betaproteobacteria
Orden: Burkholderiales
Familia: Comamonadaceae
Género: Ideonella
Especie: I. sakaiensis
(Yoshida, 2016)

Ideonella sakaiensis (201-F6) es una bacteria del género ideonella y de la familia de comamonadaceae. La bacteria fue hallada en el interior de una planta de reciclaje de botellas de plástico y es capaz de descomponer el tereftalato de polietileno (PET) en sus componentes ácido tereftálico y etilenglicol.

Debido a que el PET solo hace 70 años que existe significa que la bacteria ha evolucionado en este sentido en tan sólo 70 años. Este hallazgo supone un enorme avance para el mundo del reciclaje y la reutilización.[1][2]

Descubrimiento[editar]

La bacteria fue descubierta en 2016 por Shosuke Yoshida, del Instituto de Tecnología de Kyoto, en colaboración con otros científicos e investigadores de varias universidades japonesas.[3]​ El hallazgo se produjo como resultado de un estudio de las colonias bacterianas observadas en 250 muestras extraídas de los residuos de PET. Se percataron de la degradación del PET y comenzó la idea de estudiar la biología de las bacterias que utilizan PET como fuente primaria de carbono.[3]

Potencial[editar]

Entre las cepas ensayadas, hubo uno que se le dio el nombre de Ideonella sakaiensis, que se ha mostrado capaz de degradar de manera casi completa una delgada película de polietileno a través de un proceso de «digestión» que requiere de seis semanas a una temperatura de 30 grados centígrados.[3]​ El proceso nace de dos enzimas: la primera de ellas, denominada ISF6 4831, se activa en presencia de agua y se mostró en grado de separar el PET en una sustancia intermedia; interviene, a continuación, una segunda enzima que es responsable de la degradación completa.[3]

Sólo en el año 2013 en el mundo se produjeron 56 millones de toneladas de PET derivados en un 90 por ciento del petróleo. Se estima que sólo el 14 por ciento entró en algún proceso de reciclaje. Por lo tanto, muchos laboratorios de investigación han buscado microorganismos que puedan digerir el material: hasta ahora los únicos que parecen ser capaces de hacerlo son algunas especies de hongos, pero no había especies de bacterias hasta el descubrimiento de Ideonella sakaiensis.[3]

Referencias[editar]

  1. Yoshida, S.; Hiraga, K.; Takehana, T.; Taniguchi, I.; Yamaji, H.; Maeda, Y.; Toyohara, K.; Miyamoto, K.; Kimura, Y.; Oda, K. (10 March 2016).
  2. Javier Sampedro. «Descubierta una bacteria capaz de comerse un plástico muy común». El País, 10/3/2016
  3. a b c d e Esta es la bacteria que digiere plástico [1] 11/03/2016 (en italiano) Consultado el 12 de marzo de 2016

Véase también[editar]