Huelga sexual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Huelga de sexo»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Una huelga sexual, huelga de sexo, huelga de piernas cruzadas o boicot sexual, es una huelga en la que una o varias personas, del mismo o distinto sexo, generalmente mujeres, se abstienen de mantener relaciones sexuales con sus cónyuges o parejas para alcanzar ciertos objetivos políticos o sociales. Las huelgas sexuales de las que se tiene noticia han sido realizadas por mujeres que han negado a sus compañeros o maridos la práctica de relaciones sexuales con el objeto de presionar para la resolución de un conflicto, lograr una reivindicación o conseguir la paz en una guerra.

Huelgas sexuales[editar]

Huelga sexual en la literatura de la Antigua Grecia (siglo V a. E. C.)[editar]

El más famoso ejemplo de huelga sexual en el arte de la Antigua Grecia es la obra de teatro Lisístrata, de Aristofanes, una comedia antimilitarista y de resistencia no violenta. En la obra las mujeres, encabezadas por Lisístrata, niegan las relaciones sexuales a sus maridos, como parte de su estrategia para garantizar la paz y poner fin a la Guerra del Peloponeso.

Huelga sexual en Liberia (2003)[editar]

La huelga de sexo fue clave para la paz. En 2003, Leymah Gbowee y la asociación Women of Liberia Mass Action for Peace organizó una protesta no violenta que incluía huelga sexual. Como resultado de la protesta, las mujeres fueron capaces de lograr la paz en Liberia después de 14 años que duraba la Segunda guerra civil liberiana lo que ayudó a llevar al gobierno del país, a la primera mujer en la historia de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf. Ellen Johnson Sirleaf y Leymah Gbowee recibieron el Premio Nobel de la Paz en 2011. [1]

Huelga sexual en Colombia (2006-2011)[editar]

Un intento de huelga de sexo tuvo lugar en octubre de 1997, cuando el jefe de la Fuerzas Militares de Colombia, el general Manuel Bonnet pidió públicamente una huelga de sexo entre las esposas y novias de los miembros de las guerrillas, de los narcotraficantes, y de los paramilitares (véase Facciones del conflicto armado en Colombia), como parte de una estrategia -junto con vía diplomática- para lograr un alto el fuego. Los guerrilleros ridiculizaron las iniciativas, señalando el hecho de que había más de 2.000 mujeres en su ejército.

En septiembre de 2006 numerosas esposas y novias de los miembros de una banda de Pereira en Colombia, iniciaron una huelga sexual denominada Huelga de piernas cruzadas para frenar la violencia de las pandillas, en respuesta a las 480 muertes por violencia de las pandillas en la región. Según la portavoz Jennifer Bayer, el objetivo específico de la huelga era forzar a los miembros de pandillas a entregar sus armas en cumplimiento de la ley. Según ellos, muchos miembros de pandillas que habían participado en crímenes violentos para lograr reconocimiento y tener atractivo sexual. La huelga pretendía enviar el mensaje de que quien no entregara las armas y no dejara de participar en actos violentos perdería su status y su atractivo sexual. [2] En 2010 la ciudad mostró el mayor descenso de la tasa de homicidios en Colombia, al bajar un 26,5%. [3]

En 2011 las mujeres del municipio de Barbacoas, departamento de Nariño emprendieron una huelga de piernas cruzadas que duró 3 meses y 19 días con el objetivo de que se construyera una carretera que uniera al pueblo con la red viaria de Colombia. Ellas exigían a sus maridos que se sumaran a su reclamación para la construcción y pavimentación de una carretera de 57 kilómetros. La huelga funcionó y el proyecto salió adelante con el apoyo del Ministro de Transporte. [4]

Huelga sexual en Kenia (2009)[editar]

En abril de 2009, un grupo de mujeres de Kenia organizaron una huelga sexual de una semana de duración cuyos destinatarios fueron los políticos de Kenia. La huelga fue promovida por las esposas del Presidente y el Primer Ministro de Kenia ofreciendo pagar incluso a las prostitutas que se sumaran a la huelga por los ingresos perdidos. El objetivo era forzar a los rivales políticos a llegar a acuerdos. [5]

Huelga sexual en Turquía (2009)[editar]

En 2009 las mujeres de Irka, en Turquía, decidieron protestar ante sus maridos por la escasez de agua en la localidad. Plantearon un huelga de sexo ya que consideraban que los hombres no hacían nada por solucionar la falta de agua. [6]

Huelga sexual en Bélgica (2011)[editar]

En febrero de 2011 por Marleen Temmeran la senadora socialista flamenca propuso la realización de una huelga de sexo con el objeto de presionar para la formación un nuevo Gobierno en Bélgica, ya que llevaba 241 días sin formar gobierno. [7]

Huelga sexual en Filipinas (2011)[editar]

Durante el verano de 2011, las mujeres de una cooperativa costurera de Dado, Mindanao impusieron una semana de huelga de sexo con el objetivo de que terminara la violencia entre dos pueblos y se pudiera reconstruir el pueblo. [8] [9]

Huelga sexual en Togo (2012)[editar]

Mujeres togolesas realizaron una huelga de sexo durante una semana para exigir la dimisión de Faure Gnassingbé, presidente del país. [10]

Huelga sexual en México (2012)[editar]

Josefina Vázquez Mota, candidata del Partido Acción Nacional a la elección presidencial y de extracción conservadora, convocó a las mujeres del país a no dar Cuchi Cuchi —eufemismo cómico para el acto sexual— a sus maridos si no votaban por ese partido o si ellos se abstenían de hacerlo. Propuso esta acción debido a su ausencia de popularidad y a sus varios fracasos de campaña que incluyeron alcoholismo; perdió la elección por amplio margen, al parecer nadie secundó su propuesta que solo sirvió de mofa.[11]

Huelga sexual en las artes[editar]

La Huelga sexual además de en la obra clásica Lisístrata, aparece en la película Absurdistán, dirigida por Veit Helmer -una comedia alegórica del género art-house-. [12]

Referencias[editar]

Véase también[editar]