Historia de Tonga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia de Tonga se extiende en el tiempo hasta alrededor de 4000 a. C., cuando llegaron los polinesios. Tonga fue conocida como el Imperio de Tonga gracias al comercio. Los europeos llegaron en el siglo XVII.

Tiempos primitivos[editar]

Las pruebas arqueológicas muestran que los primeros colonos de Tonga navegaron desde las Islas de Santa Cruz, como parte de la migración original de hablantes austronésicos (Lapita) que se originó en el sudeste asiático hace seis mil años. Las dataciones arqueológicas sitúan a Tonga como el lugar conocido más antiguo en Polinesia con cerámica característica Lapita, hace 2800—2750 años. El pueblo Lapita vivió, navegó, comerció, guerreó y se casó entre sí en las islas hoy conocidas como Tonga, Samoa y Fiyi durante 1000 años, antes de que partieran exploradores hacia el este para descubrir las Islas Marquesas, Tahití y finalmente el resto de las islas del Pacífico. Por esta razón, Tonga, Samoa y Fiji son descritas por los antropólogos como la cuna de la cultura polinesia y su civilización. Esta expansión fue parte de la expansión austronésica que extendió a los pueblos del sudeste asiático por todo el Pacífico por el este y a través del Océano Índico hasta Madagascar y el este de África por el oeste.

Estos polinesios llevaron consigo en sus barcos a sus perros, cerdos, pollos, cerámica y agricultura. Rápidamente se extendieron por las islas de Tonga, y en tiempos modernos (antes de la llegada de los navíos occidentales y los misioneros) llegaron a alcanzar densidades de población de entre 80 y 100 habitantes por km². En el siglo XVIII, Tonga había sido unificada bajo líderes tribales y había formado un imperio marítimo que incluía partes conquistadas en Fiyi. Para entonces, el imperio tongano contaba con una población de alrededor de 40.000 personas. Los tonganos dominaban sus territorios insulares con canoas de guerra que podían transportar hasta 150 guerreros cada una.

Cultura temprana[editar]

Siglos antes de la llegada de los occidentales, los tonganos crearon grandes monumentos en piedra, principalmente el Haʻamonga ʻa Maui y las Langi (tumbas). El Haʻamonga tiene cinco metros de alto y está hecho de tres piedras coralinas que pesan más de 40 toneladas cada una. Las Langi son pirámides bajas, muy planas, que marcan las tumbas de antiguos reyes.

Imperio marítimo de Tonga[editar]

por lo que algunos historiadores se refieren a un 'Imperio tongano'. Una red de navegadores interactuantes, jefes y aventureros podría ser un térmistá claro si los jefes de las otras islas realmente iban hasta Tonga regularmente para reconocer su soberanía.

guullol

Llegada de los europeos y cristianización[editar]

En el siglo XV y de nuevo en el XVII, estalló la guerra civil. En este contexto llegaron los primeros europeos, empezando por los exploradores holandeses Willem Schouten y Jacob Le Maire en 1616 (cuando dispararon a un tongano que iba en un buque que navegaba rápido cerca de Niuatoputapu). El 21 de enero de 1643 Abel Tasman fue el primer europeo en descubrir las islas. Las visitas más significativas fueron las del Capitán Cook en 1773, 1774 y 1777, las de los primeros misioneros londinenses en 1797 y la del metodista Walter Lawry en 1822. Por aquel tiempo, los tonganos se convirtieron en masa a las fes metodista y católica. Posteriormente llegaron otras religiones, como la pentecostal, los mormones, Bahaʻi, Séptimo día, entre otras.

Tāufa'āhau Tupou I.

Unificación[editar]

En 1799, el decimocuarto Tu'i Kanokupolu, Tuku'aho fue asesinado, lo cual sumió a Tonga en una guerra civil durante cincuenta años. Finalmente, las islas fueron unidas en un reino polinesio en 1845 por el joven y ambicioso guerrero, estratega y orador Tāufaʻāhau. Mantuvo el título de Tuʻi Kanokupolu, pero fue bautizado con el nombre de Rey George Tupou I. En 1875, con la ayuda de la misionaria Shirley Baker, declaró Tonga una monarquía constitucional, al tiempo que emancipó a los esclavos, estableció un código de leyes, la posesión de la tierra y la libertad de prensa, y limitó el poder de los jefes. Tonga se convirtió en un protectorado británico bajo un Tratado de Amistad el 18 de mayo de 1900, cuando los colonos europeos y los jefes tonganos rivales intentaron derrocar al segundo rey. El Tratado de Amistad y el protectorado expiraron en 1970 bajo condiciones establecidas antes de morir el tercer monarca, la Reina Sālote. Tonga se unió a la Mancomunidad de Naciones en 1970 y a las Naciones Unidas en 1999. Aunque expuesta a fuerzas coloniales, Tonga nunca se ha visto sin gobierno indígena, un hecho que hace a Tonga única en el Pacífico y que llena a los tonganos de orgullo, así como de confianza en la monarquía. El alto comisionado británico en Tonga fue cerrado en marzo de 2006.

Tonga es la última monarquía del Pacífico. El rey actual, Tupou VI, remonta su árbol genealógico a cinco generaciones de monarcas. Nacido el 12 de julio de 1959, mantiene el control del gobierno desde la muerte de su hermano Siaosi Tupou V, el 18 de marzo de 2012.