Hipema

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hipema
Hyphema - occupying half of anterior chamber of eye.jpg
Puede observarse un hipema que ocupa la mitad de la cámara anterior del ojo
Clasificación y recursos externos
CIE-10 H21.0
CIE-9 364.41
DiseasesDB 31299
MedlinePlus 001021
eMedicine oph/765
MeSH C11.290.484
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Se llama hipema a la presencia de sangre en la cámara anterior del ojo.[cita requerida]


Sinónimos[editar]

  • Hifema.

Causas[editar]

La causa más frecuente de hipema es una contusión del ojo producida por un traumatismo directo, por ejemplo el impacto de una pelota de béisbol o un puñetazo sobre el ojo. También puede ocurrir por una intervención quirúrgica sobre el globo ocular, por ejemplo tras operar una catarata.

Si no existe traumatismo previo, es preciso investigar otras causas, como la existencia de neovascularización sobre el iris o rubeosis iridis, la presencia de una lente intraocular que provoque el síndrome de rozadura del iris por lente intraocular u otras circunstancias más raras, como alteraciones en la coagulación de la sangre, iritis por herpes zoster o tumores oculares como el retinoblastoma.

Consecuencias[editar]

Las consecuencias del hipema dependen de la extensión de la hemorragia y su evolución. Inicialmente puede existir pérdida de visión, dolor y fotofobia. Más adelante los síntomas pueden ir desapareciendo a medida que la hemorragia se reabsorbe por sí misma, pero a veces aparecen complicaciones en las hemorragias extensas, como crisis de glaucoma por bloqueo en la reabsorción del humor acuoso, recidiva de la hemorragia y tinción de la córnea por la sangre, lo cual hace que esta se opacifique y no permita el paso de la luz.[1]

Tratamiento[editar]

Aunque la mayor parte de los hipemas se resuelven por sí mismo sin complicaciones, se recomienda limitar la actividad física, mantener la cabeza elevada, tratamientos tópicos para mantener la pupila dilatada y vigilancia de la presión intraocular para prevenir la aparición de glaucoma. Puede ser necesaria una intervención quirúrgica para evacuar la hemorragia.

Referencias[editar]

  1. Christopher J.Rapuano: Segmento anterior, los requisitos en oftalmología, Ediciones Harcourt S.A., 2000, ISBN 84-8174-515-4. Consultado el 20-1-2010