Higa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los cantantes estadounidenses de rap Chuck D y Flavor Flav, en 2006, dedicando el «gesto del dedo medio» al presidente estadounidense George W. Bush.

El gesto conocido como «hacer el gesto del dedo medio», «hacer la señal de pito» o «enseñar el dedo vulgar»,[cita requerida] o «hacer la peineta» es una indicación manual ofensiva y obscena, que consiste en dejar rígido el dedo medio mientras se levanta la mano cerrada en un puño. Representa a un pene (el dedo medio) con los testículos (el resto de los dedos del puño).

Origen[editar]

El acto de "cruzar los dedos" siempre ha sido defensivo. Pero más concretamente se hace referencia al uso obsceno del estiramiento del dedo medio ―para insultar a una persona― en la comedia de la Antigua Grecia, por ejemplo en la obra cómica Las nubes (423 a. C.) de Aristófanes.

En la Antigua Roma, el dedo medio era identificado como el dígitus impúdicus (‘dedo impúdico’).[1]

En el siglo I se generalizó el uso del dígitus impúdicus en las culturas del Mediterráneo como el método más utilizado para desviar la amenaza supersticiosa del mal de ojo.[2]

El uso generalizado del gesto en muchas culturas probablemente se deba a la influencia del Imperio romano y la civilización grecorromana.[cita requerida]

Tipología[editar]

Higa española[editar]

La higa española, diferente de la anglosajona, se realiza introduciendo el dedo pulgar entre los dedos índice y corazón, aunque hay un gesto bastante parecido y equivalente, los cuernos, que se hace cerrando solo los tres dedos centrales y estirando pulgar y meñique. Muchos amuletos la representan así. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la describe como "gesto que se ejecuta con la mano, cerrado el puño, mostrando el dedo pulgar por entre el dedo índice y el cordial, con el que se señalaba a las personas infames o se hacía desprecio de ellas" y además señala que con ella se conseguía el efecto apotropaico de ahuyentar el mal de ojo, aojo o aojamiento y describe un amuleto en forma de higa de "azabache o coral, en forma de puño, que se pone a los niños" para liberarlos de ese tipo de hechizo. Este amuleto es llamado también "figa", "puñeta", "manija" o "mano poderosa", o cigüa en bable, y fueron especialmente célebres los fabricados en Santiago de Compostela en azabache. Sus equivalentes en la cultura musulmana y en la judía son respectivamente la jamsa o mano de Fátima[3] y la mano de Myriam.[4] La mano cortada tenía en general un simbolismo protector, incluso si era una mano de animal: pata de conejo o de tasugo (tejón), usándose como amuletos. Los museos etnográficos conservan ejemplares de estos amuletos ya en el siglo XVII, pero las jamsas o hamsas se han encontrado incluso entre los púnicos del siglo VIII a. C. El hecho de que se use también la mano y uno o dos dedos para bendecir parece también tener alguna conexión con su pretendido efecto apotropaico supuestamente pagano.[5] Distintas variantes de este amuleto son la mano de San Bartolomé, realizada en cerámica de Sargadelos, la mano cornuda y la mano Pantea.

Higa europea[editar]

La higa europea, distinta de la española y mucho más extendida por todo el mundo, consiste en estirar y enseñar el dedo corazón apuntando hacia arriba mientras se contraen en la palma los otros cuatro.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «What's the origin of “the finger”?», artículo de Cecil Adams del 4 de septiembre de 1998 en el sitio web Straight Dope.
  2. Bruce J. Malina: The «New Testament» world: insights from cultural anthropology. Louisville: Westminster John Knox Press, tercera edición, 2001.
  3. https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2013-12-14-04.%20Mano%20de%20F%C3%A1tima.pdf
  4. https://santuariodelalba.wordpress.com/2014/10/28/la-higa-la-mano-de-la-diosa-ana/
  5. http://www.isabelaherranz.es/wp-content/uploads/2013/10/Manos-amuleto.pdf

Enlaces externos[editar]