Hashem

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

HaShem (en hebreo: השם) es un término hebreo que significa literalmente "El Nombre". Se utiliza para evitar referirse al nombre de D-os. Se usa igualmente para evitar deletrear la palabra YHWH (formada por las letras hebreas yod hei vav hei), y con la palabra Adonai que se usa solo en los rezos, cantos y cuando se está impartiendo una clase de Torá.

Se denomina simplemente así, pues, para preservar el tercer mandamiento entregado por D-os a Moisés, el cual advierte de no pronunciar el nombre sagrado en vano. Ese tercer mandamiento se puede leer en el texto Deuteronomio 5, 11: «No tomarás el nombre de Hashem tu D-os en vano; porque D-os no dará por inocente al que tome su nombre en vano».

También se puede observar este mismo mandamiento en el texto Éxodo 20, 7.

Además, H' (HaShém) es la manera que tiene el judaísmo rabínico de afirmar que el único nombre que identifica realmente a D-os es aquél que ni siquiera lo nombra, pues considera que nada existente abarca la realidad de D-os. En muchos textos judíos en español no se encuentra la palabra «D-os» completa, sino que sustituyen la i o la o por una diagonal (D\os o Di\s) de modo que el lector ni siquiera piense en la palabra «D-os» en vano.

Otras interpretaciones atribuyen a HaShem, el significado de "Yo soy", que es lo que habría respondido la divinidad a Moisés, cuando este le preguntó por su nombre ante la zarza ardiente en el Monte Horeb.

El Talmud (Sanedrín 90a) enseña lo siguiente: "Aquel que pronuncia el nombre divino expresamente, no  posee parte en el Mundo venidero".