Guerra ítalo-turca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra ítalo-turca
Italian battery near Tripoli.jpg
Baterías italianas cerca de Trípoli, en 1911.
Fecha 29 de septiembre de 1911 - 18 de octubre de 1912
Lugar Tripolitania otomana, mar Egeo, Mediterráneo oriental y mar Rojo.
Resultado
Cambios territoriales Las provincias otomanas de Tripolitania, Cirenaica y Fezzan, y el archipiélago del Dodecaneso pasan a control italiano.
Beligerantes
Flag of Italy (1861-1946).svg Reino de Italia Ottoman flag.svg Imperio otomano
Flag of Cyrenaica.svg Orden Senussi
Comandantes
Flag of Italy (1861-1946).svg Carlo Caneva
Flag of Italy (1861-1946).svg Augusto Aubry
Flag of Italy (1861-1946).svg Giovanni Ameglio
Flag of Italy (1861-1946).svg Marcello Amero d'Este
Ottoman flag.svg Neşet Bey
Ottoman flag.svg İsmail Enver
Ottoman flag.svg Mustafa Kemal
Fuerzas en combate
Regio Esercito
• 34.000 hombres
Ejército otomano
• 28.000 hombres[1]
Bajas
3.431 muertos[2]
4.220 heridos[2]
10.000 muertos y heridos[3]
10.000 muertos por represalias y ejecuciones[2]
[editar datos en Wikidata]

La guerra ítalo-turca o turco-italiana, también conocida en Italia como guerra de Libia (Guerra di Libia) y en Turquía como guerra de Tripolitania (Trablusgarp Savaşı), fue un conflicto armado entre el Imperio otomano y el Reino de Italia que transcurrió entre 1911 y 1912. Italia atacó las provincias otomanas de Tripolitania y Cirenaica, que juntas constituyen la Libia actual. Las fuerzas italianas también ocuparon el archipiélago del Dodecaneso en el mar Egeo.

Al final del conflicto, Italia estuvo de acuerdo en la devolución de las islas al Imperio otomano mediante el Tratado de Ouchy[4] en 1912 (también conocido como Primer Tratado de Lausana de 1912, que fuera firmado en el Castillo de Ouchy de Lausana). Sin embargo, la vaguedad del texto permitió una administración provisional italiana de las islas y Turquía, finalmente, renunciaría a toda demanda sobre estas islas por el Artículo 15 del Tratado de Lausana en 1923.[5] Por otro lado, en el norte de África, Turquía debía retirar todas sus fuerzas militares y personal administrativo de Libia, de acuerdo con el artículo 2 del Tratado de Ouchy.[5] Los italianos unificaron las provincias de Tripolitania, Cirenaica y Fezzan para formar la colonia italiana de Libia.

Esta guerra supuso un precedente importante de la Primera Guerra Mundial e influyó en el contencioso nacionalista en los Estados balcánicos. Considerando cómo los italianos habían derrotado fácilmente a los desorganizados otomanos, los miembros de la Liga Balcánica atacaron al Imperio otomano antes de que la guerra con Italia hubiera terminado.

La guerra ítalo-turca fue un banco de pruebas de los numerosos avances tecnológicos usados en la Gran Guerra; sobre todo el aeroplano. El 23 de octubre de 1911, el piloto italiano capitán Carlo Piazza en un aeroplano Blériot XI voló sobre las líneas turcas en una misión de reconocimiento, y el 1 de noviembre el subteniente Giulio Gavotti deja caer la primera bomba aérea sobre las tropas turcas en Libia.[6] Los turcos, a pesar de no disponer de armamento antiaéreo, fueron los primeros que derribaron un avión mediante fuego de rifle.[7]

En ella participarían oficiales que llegarían más adelante a alcanzar grandes responsabilidades en sus países, como Pietro Badoglio (Primer Ministro de Italia) o Mustafa Kemal Atatürk, primer presidente de la moderna República de Turquía.

Consecuencias[editar]

La invasión de Libia acabaría resultando una empresa muy costosa para Italia. La guerra costó a Italia unos 1.300 millones de Liras, alrededor de 1.000 millones más de lo que el primer ministro italiano Giovanni Giolitti había estimado que costaría antes del comienzo de la contienda.[8] Esto supuso dilapidar todas las reservas que el estado italiano había logrado acumular durante los diez años anteriores.[8]

Después de la retirada del Ejército otomano, los italianos pudieron extender su opación fácilmente hacia el resto del país, haciéndose con el control de la Tripolitania oriental, Ghadames, el Djebel, Fezzan y Murzuk durante el año 1913.[9] Sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial y la necesidad de llevar tropas de vuelta a Italia, la proclamación de la Jihad por los otomanos y la sublevación de los libios en Tripolitania forzó a los italianos a abandonar todos los territorios ocupados y atrincherarse en Trípoli, Derna, y en la costa de Cirenaica.[9] El control italiano sobre la mayor parte del interior de Libia fue inefectivo hasta finales de la década de 1920, cuando las fuerzas coloniales al mando de los generales Pietro Badoglio y Rodolfo Graziani llevaron a cabo sangrientas campañas de pacificación. La llamada "Pacificación de Libia" duró hasta 1932, cuando los italianos lograron finalmente asegurar el control del territorio.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. William Henry Beehler. The History of the Italian-Turkish War, pág. 14
  2. a b c Spencer Tucker, Priscilla Mary Roberts (2005). World War I: A Student Encyclopedia, ABC-CLIO, ISBN 1-85109-879-8, pág. 946
  3. Boris Z. Urlanis (1965). Bilanz der Kriege, Berlín, pág. 123
  4. Tratado de Ouchy (1912), también conocido como Primer Tratado de Lausana
  5. a b Texto completo del Tratado de Lausana (1923)
  6. U.S. Centennial of Flight Commission: Aviation at the Start of the First World War
  7. James D. Crabtree: On air defense, , Greenwood Publishing Group, ISBN 0275947920, pág. 9
  8. a b Mark I. Choate (2008). Emigrant nation: the making of Italy abroad, Harvard University Press, ISBN 0-674-02784-1, pág. 175
  9. a b L.V. Bertarelli (1929). Guida d'Italia, Vol. XVII. Milán: Consociazione Turistica Italiana, pág. 206
  10. John Wright (1983). Libya: A Modern History. Kent: Croom Helm, pp. 35-36

Enlaces externos[editar]