Fundación Víctimas del Terrorismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Fundación Víctimas del Terrorismo es una entidad sin ánimo de lucro española creada el 19 de diciembre de 2001, fruto del Pacto Antiterrorista acordado entre el Partido Popular, entonces en el gobierno, y el Partido Socialista Obrero Español, el principal partido de la oposición.

Para promover esa colaboración, ambos partidos nos comprometemos a impulsar, junto con las asociaciones de víctimas, la creación de una Fundación en la que estén representadas dichas asociaciones que coordinará sus actividades con las fundaciones ya existentes.

De acuerdo con sus estatutos, su finalidad es promover y divulgar los valores democráticos, la defensa de los derechos humanos, la pluralidad y la libertad de los ciudadanos y, al mismo tiempo, ser un vehículo útil de consulta para una mejor comprensión de la situación del colectivo de víctimas del terrorismo en España.[1] Asimismo, también tiene entre sus objetivos prestar la ayuda necesaria en su vertiente asistencial a las víctimas del terrorismo y a sus familias; impulsar becas y promover intercambios culturales y crear un fondo cultural de carácter permanente en memoria de las víctimas. Su financiación, según sus estatutos es mixta, proviniendo la mitad de subvenciones estatales y la otra mitad de donaciones de empresas y entidades privadas.

La presidencia está ocupada por Mari Mar Blanco Garrido, con Ángeles Pedraza y Tomás Caballero como vicepresidentes y Adolfo Suárez como presidente de Honor. Su patronato lo forman los presidentes, vicepresidentes y 14 vocales nombrados por la Administración General del Estado, por las asociaciones de víctimas y por la junta de mecenazgo, siendo éstos en 2011:[2] Adolfo Suárez, ex presidente del Gobierno; Maite Pagazaurtundúa, ex-concejal del Partido Socialista de Euskadi y hermana de Joseba Pagazaurtundúa, asesinado por ETA en 2003; Cristina Cuesta, hija de Enrique Cuesta, asesinado por ETA en 1982; Pilar Platero Sanz, subsecretaria de Hacienda; Luis Aguilera Ruiz, subsecretario de Interior; Jaime Pérez Renovales, subsecretario de la Presidencia; Fernando Benzo Saínz, subsecretario de Educación, Cultura y Deporte; Abel Matutes, ex ministro de Exteriores; Gorka Landaburu, periodista que recibió una carta bomba de ETA en 2001; Francisco Llera, catedrático y director del Euskobarómetro; Francisco González Rodríguez, presidente del BBVA; Gabriel Castro Villalba, director corporativo de comunicación de Endesa; María del Mar Blanco, representante de la Fundación Miguel Ángel Blanco y hermana de éste; Natividad Rodríguez, viuda de Fernando Buesa y representante de la fundación que lleva su nombre; Conchita Martín, viuda de Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA en 2000; y Pilar Manjón, madre de un asesinado en los atentados del 11-M y representante de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo.

Desde noviembre de 1990 ya existía una fundación con el mismo nombre creada por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT); sin embargo ésta cambio su nombre por el de Fundación Dignidad y Justicia, cediendo su antigua denominación a la actual fundación.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]