Fu Hao

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Fu Hao situada en Yin Xu.
Tumba de Fu Hao.

Fu Hao (en chino simplificado: 妇好, en chino tradicional: 妇好, en pinyín: Fù Hǎo, fallecida en el año 1200 aC), a título póstumo Mu Xin (母辛), fue una de las muchas esposas del emperador Wu Ding de la Dinastía Shang y de manera inusual para la época, también sirvió como general del ejército y como suma sacerdotisa.

Su tumba fue descubierta intacta en Yin Xu, con tesoros como bronces y jades, siendo además enterrada en un rico ataúd barnizado. Yin Xu está situado cerca de la actual ciudad de Anyang en la provincia china de Henan.

Biografía[editar]

Poco se sabe de la vida temprana de Fu Hao. Lo que sí se sabe es que el emperador Wu Ding para cultivar buenas relaciones con las tribus vecinas decidió casarse con una mujer de cada una de ellas. Fu Hao (que era una de las 60 esposas del emperador) entró en la casa real a través del matrimonio y aprovechó la sociedad esclavista semi-matriarcal para subir en el escalafón. Fu Hao es conocida por los estudiosos modernos sobre todo por las inscripciones en artefactos de hueso desenterrados en el oráculo de Yin Xu.

En estas inscripciones se demuestra que Fu Hao dirigió numerosas campañas militares.[1] Los Tu-Fang habían luchado contra los Shang durante generaciones hasta que fueron finalmente derrotados por Fu Hao en una sola batalla decisiva. Otras campañas militares se sucedieron contra las tribus vecinas: Yi, Qiang y Ba, esta última batalla es particularmente recordada como la primera prueba de una emboscada a gran escala en la historia china. Con un máximo de 13.000 soldados y generales importantes bajo su mando, Fu Hao era la líder militar más poderosa de su tiempo. Esta situación altamente inusual es confirmada por las muchas armas, incluidas las grandes hachas de guerra desenterradas en su tumba.

Aunque el emperador Shang ejerce el control último sobre cuestiones rituales, que eran la actividad política más importante del día, las inscripciones de los oráculos de hueso muestran que Fu Hao llevaba a cabo rituales especiales y las ceremonias sacrificiales, que en la China de aquella época incluían víctimas humanas. El objeto de los sacrificios era aplacar la cólera del cielo, honrar a los antepasados y ser favorecido en las batallas.[2] Esto era muy inusual para una mujer de aquella época, y demuestra que el emperador tuvo una gran confianza en su esposa. Los vasos de sacrificio de bronce y caparazones de tortuga inscritos preparados por Fu Hao descubiertos en su tumba evidencian aún más su estatus como gran sacerdotisa del oráculo.

Ella también controló su propio feudo en las fronteras del imperio, y fue la madre del príncipe Jie (inscripciones en el oráculo muestran una preocupación por el bienestar de su hijo en el momento del nacimiento). Fu Hao murió antes que el emperador Wu Ding, por lo que éste construyó una tumba para ella en el borde del cementerio real de su capital, Yin. El emperador más tarde hizo muchos sacrificios con la esperanza de invocar su ayuda espiritual en la derrota contra los atacantes Falun, que amenazaban con destruir completamente a los Shang.

La tumba de Fu Hao fue descubierta por arqueólogos en 1976[3] y en la actualidad está abierta al público. La historia de Fu Hao es una fuente evocadora de la leyenda de Hua Mulan, historia esta última que también narra el como una heroica mujer llegó a ser general de los ejércitos de China.

Referencias[editar]