Friedrich Gulda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Friedrich Gulda (16 de mayo de 1930 - 27 de enero de 2000) fue un pianista austríaco que destacó en la interpretación de música clásica y jazz.

Biografía[editar]

Friedrich Gulda nació en Viena, hijo de un profesor. Comenzó a aprender piano en la academia de Felix Pazofsky a la temprana edad de siete años. En 1942 ingresó en la Academia Musical de Viena, donde estudió piano y teoría musical a través de Bruno Seidlhofer y Joseph Marx.

Ganó su primer premio en el Concurso Internacional de Ginebra, en 1946. Al principio, el pianista belga Lode Backx (1922) era el preferido, pero, al conocerse la decisión final del jurado, Gulda fue el ganador. Uno de los jueces, Eileen Joyce, que favoreció a Backx, se enfureció y creó un incidente menor insinuando que los que votaron por Gulda "habían sido sobornados" por los representantes de éste.[1] Luego, Friedrich comenzó a viajar a través del mundo para mostrar su música. Junto a Jörg Demus y Paul Badura-Skoda, formó lo que se llamó "la troika vienesa".

Aunque fue conocido principalmente por sus interpretaciones de Beethoven, Gulda también interpretó música de Bach, Mozart, Schubert, Chopin, Schumann, Debussy y Ravel.

En 1950 – con 20 años de edad- se presenta en el Carnegie Hall de Nueva York con gran éxito.[2] Ya entonces estaba capacitado para presentar en público la versión integral de las 32 sonatas de Beethoven. En este aspecto, Gulda recomendaba ser muy cuidadoso con las interpretaciones de las sonatas de Beethoven. Por ejemplo destacaba que las indicaciones del genio de Bonn con respecto al uso del pedal no podían ser tomadas en cuenta actualmente. Lo fundamentaba en que en la época de Beethoven comenzaba el uso de este recurso mecánico, y que su reverberación era inferior a los días actuales. También aclaraba que no existía problema alguno en ejecutar estas sonatas de acuerdo a como fueron apareciendo, en orden cronológico. Ello se debe a que cada una de ellas tienen su propio mundo, sus propias características. Inclusive Beethoven le quiso poner un nombre a cada una de estas obras.

Gulda fue además un excelente ejecutante de la música de Mozart y también creador de excelentes “cadencias” para los conciertos para piano y orquesta del genio de Salzburgo. Tuvo el privilegio de haber orientado de manera muy significativa a Martha Argerich. En ese sentido esta gran pianista ha expresado su admiración por él, especialmente por su personalidad “poco convencional...”.

En la década de 1950 se interesó por el jazz y comenzó a interpretarla con músicos vieneses, como por ejemplo Alexander Jenner, además de escribir canciones originales y fragmentos instrumentales combinando jazz con música clásica en sus conciertos. Gulda dio conciertos en los cuales el auditorio presente no sabía que era lo que iba a escuchar: Gulda decidía prácticamente en el momento de sentarse al piano si tocaba una sonata de Mozart o alguna composición suya basado en un tema de música de jazz o ambas cosas. Incluso llegó tocar a través de la televisión… completamente desnudo. Pero se le toleraba dado que era un excelente pianista.

Gulda compuso obras como Variations on the doors o Light my fire y As you like it (1970). Gulda es considerado uno de los pianistas más importantes del siglo XX. Entre sus alumnos se encuentran intérpretes del renombre de Martha Argerich o Claudio Abbado.[3]

Expresó el deseo de morir el mismo día que nació uno de sus más grandes ídolos, Wolfgang Amadeus Mozart, y así fue; falleció el 27 de enero de 2000, a la edad de 69 años, debido a un paro cardiovascular. Gulda está enterrado en el cementerio de Steinbach, cerca del Lago de Attersee, en Austria.

Referencias[editar]

  1. Richard Davis, Eileen Joyce: Un Retrato, pp. 126-127
  2. «Interpretes | Solistas | Friedrich Gulda | Hágase la Música». www.hagaselamusica.com. Consultado el 6 de octubre de 2016. 
  3. Andrys