Francisco Cascales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco Cascales
Información personal
Nacimiento 1570 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fortuna, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1640 Ver y modificar los datos en Wikidata
Murcia, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Francisco Cascales (Fortuna, Murcia, 1563 - Murcia, 1642) fue un valioso erudito y humanista español.

Trayectoria[editar]

Son pocos los datos que se tienen sobre la familia del escritor; tuvo, al parecer, un hermano gemelo. Nunca mencionó a sus padres; tampoco habló de su familia y del posible entorno de ésta, y lo mismo sucede con sus contemporáneos, por lo que se supone fue hijo natural.[1]

Del estudio de la gramática pasó a la vida militar (1585) en los Países Bajos y en Francia, allí estuvo un buen tramo de su juventud; y regresó "admirado de aquellos humanistas insignes" (dice en Cartas filológicas). Estuvo en contacto con insignes humanistas y además viajó por Italia, donde posiblemente frecuentó alguna universidad. En Nápoles fue amigo de ilustres poetas españoles, y en Cartagena, de Luis Carrillo y Sotomayor, a cuyo culteranismo se opuso.

En esta última población —centro de referencia para su obra— escribió su Discurso de la ciudad de Cartagena (1598), a cuyos poetas alabó. Obtuvo allí la cátedra de gramática y luego enseñó en el murciano Seminario Mayor de San Fulgencio. Parece haber compuesto autos y comedias, hoy perdidos, para las fiestas en honor de este patrón. En cambio sí se conservan los Discursos históricos de la muy noble y muy leal ciudad de Murcia (1621), que compiló como cronista. Se casó tres veces y sólo tuvo hijos de la última esposa, hermana de los poetas Pedro y Bartolomé Ferrer Muñoz. Todavía joven fue encarcelado, al parecer, en el castillo de Chinchilla.

Como humanista destacado fue partidario de la imitación ecléctica y sobresalió como preceptista. Como poeta mereció los elogios de su amigo Lope de Vega en El laurel de Apolo. En las Tablas poéticas de 1604, impresas en 1617 gracias a la intervención de Diego de Saavedra Fajardo y con la ayuda del conde de Castro, acudió particularmente a L'arte poetica de Antonio Sebastiani Minturno y al comentario de Francesco Robortello.

Escribió también epigramas latinos inspirados en Marco Valerio Marcial y tradujo el Arte poética de Horacio, sobre la cual redactó además un tratado en latín, Epistola Horatii Flacci de Arte Poetica in methodum redacta versibus Horatianis stantibus, ex diversis tamen locis ad diversa loca translatis (Valencia, Silvestre Sparsa, 1639). Compuso además un Florilegio de versificación y una Epopeya del Cid que no llegó a concluir.

Cartas filológicas[editar]

Con todo, su obra más reconocida es Cartas filológicas. Tirne un largo y sinuoso subtítulo: Es a saber, de Letras humanas, Varia erudición, Explicaciones de lugares, Lecciones curiosas, Documentos poéticos, Observaciones, ritos, i costumbres, i muchas sentencias exquisitas (Murcia, Luis Verós, 1634). El libro parte de una correspondencia confidencial de Cascales con eruditos contemporáneos, que fue reunida en 1626 y publicada ese mismo año.

Cartas filológicas, de gran belleza verbal supone una especie de silva de varia lección que discurre sobre una gran multitud de temas, esbozando claramente el género ensayístico en español. En ella se acumulan importantes juicios históricos y estéticos, si bien unilaterales y polémicos, por ejemplo sobre Luis de Góngora: pero es que Cascales pretendía desarrollar su ingenio en ellas.


Reconocimiento[editar]

El libro de Justo García Soriano, El humanista Francisco Cascales, de 1924 es un motable recorrido sobre su vida y sus obras, todavía es libro de referencia. Pero de entrada, habla de que era poco conocido. Sus Cartas filológicas se empezaron a publicar en 1961 por Justo García Soriano, y es un libro singularmente atractivo por su lengua y sus asuntos.

Pese a su valía, su importancia y su gracia verbal sigue siendo muy poco leído.

Bibliografía[editar]

  • Cascales, Cartas filológicas, edición, introducción y notas de Justo García Soriano, Clásicos Castellanos, Espasa-Calpe, Madrid, 1961-1969, 3 volúmenes.
  • Diccionario Bompiani de Autores Literarios, en su voz.
  • Antonio García Berrio, Introducción a la Poética clasicista. Comentario a las "Tablas poéticas" de Cascales. Cátedra, Madrid, 2006. ISBN 84-376-2308-1
  • Justo García Soriano, El humanista Francisco Cascales. Su vida y sus obras. Estudio biográfico, bibliográfico y crítico. Real Academia Española, Madrid, 1924.
  • Sandra Ramos Maldonado, Francisco Cascales. Epigramas, Paráfrasis a La Poética de Horacio, Observaciones nuevas sobre gramática, Florilegio de versificación, Ediciones AKAL, Madrid, 2004 [ISBN: 84-460-1668-0].
  • José Luis Pérez Pastor, «La traducción del licenciado Francisco de Cascales del Ars poética de Horacio», Criticón, Nº 86, 2002, pags. 21-39», [1]
  • José Luis Pérez Pastor, «Cascales y la inutilidad del Humanismo», en Memoria de la palabra: Actas del VI Congreso de la Asociación Internacional Siglo de Oro, Burgos-La Rioja 15-19 de julio 2002, coord. por María Luisa Lobato y otros, Vol. 2, 2004, págs. 1432-1441.

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. J. García Soriano, prefacio a Cartas filológicas, p. xiii