Examen de conciencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la teología católica se llama examen de conciencia a la necesidad de traer a la memoria los pecados cometidos antes de administrar el sacramento de la penitencia.

De la obligación de confesar íntegramente los pecados en el sacramento de la penitencia, necesariamente se sigue la necesidad de traer a la memoria con diligencia los pecados cometidos, que es lo que se llama hacer examen de conciencia. Así lo declaró el Concilio Tridentino (sesión 14, capítulo V) "Deben los penitentes exponer todos los pecados mortales de los que tenga conciencia, después de un diligente examen de sí mismos". Y más tarde lo proscribió el Código de derecho canónico (canon 901) : "El que después del Bautismo ha cometido pecados mortales que por las llaves de la Iglesia no han sido aún directamente perdonados, debe confesar todos aquellos de los cuales tuviere conciencia después de un diligente examen de sí mismo y explicar en la confesión las circunstancias que cambian la especie del pecado".

Referencias[editar]

El contenido de este artículo incorpora material del tomo 22 de la Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (Espasa), cuya publicación fue anterior a 1934, por lo que se encuentra en el dominio público.