Eva von Bahr

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Eva Wilhelmina Julia von Bahr-Bergius (16 de septiembre de 1874 - 28 de febrero de 1962) fue una física sueca y profesora en una escuela secundaria popular. Fue la primera mujer en Suecia en convertirse en docente en física. Es conocida por su contacto y apoyo al poeta Dan Andersson, por su amistad y apoyo a la física Lise Meitner, y como escritora católica.

Biografía[editar]

Fondo[editar]

Los padres de Eva von Bahr fueron häradshövding (juez de distrito) Carl von Bahr (1830-1900) y su esposa Elisabeth Boström (1838-1914). Era hermana de Johan von Bahr, alcalde de Uppsala, y sobrina del primer ministro Erik Gustaf Boström (1842-1907) y del filántropo Ebba Boström (1844-1902), fundador de la institución benéfica Samariterhemmet en Uppsala. Eva von Bahr nació en la granja Mälby en Roslags-Kulla (ahora en el municipio de Österåker).[1]

Carrera académica[editar]

A pesar de los deseos de su familia, ella quería una educación y estudió durante un año en la escuela secundaria popular Askov en Dinamarca, donde Poul la Cour alentó su interés por la física y las matemáticas.[1]​ En 1901, von Bahr se matriculó en la Universidad de Uppsala, en 1907 aprobó su examen de licenciatura y en 1908 defendió su tesis doctoral sobre la absorción de radiación infrarroja en gases. Su tesis fue elogiada y recibió un estipendio de docente, convirtiéndose en la primera docente de física en Suecia.[2]

Lise Meitner con su colega de investigación Otto Hahn en 1912, el mismo año en que Meitner y von Bahr se conocieron por primera vez.

A partir de 1909 trabajó como docente en el departamento de Física de Uppsala con el apoyo del profesor Knut Ångström. Pero después de la repentina muerte de Ångström en 1910, a von Bahr no se le permitió enseñar, excepto como temporario. Solo después de 1925 se permitió a las mujeres trabajar en universidades de Suecia. En 1912, después de dejar de ser profesora en Uppsala y en Chalmers tekniska läroanstalt por ser mujer, von Bahr solicitó un puesto en la Universidad de Berlín.[2]​ La institución contaba con varios físicos destacados, entre ellos Albert Einstein, Max Planck, Max von Laue, Walther Nernst, Fritz Haber, Lise Meitner, James Franck y Gustav Hertz. Von Bahr desarrolló una estrecha amistad con Lise Meitner.[2]

Después de su visita a Berlín, von Bahr intercambió cartas con Meitner; también tuvo un estrecho contacto con el matemático y físico teórico Carl Wilhelm Oseen en Uppsala.[3]​ En enero de 1913, von Bahr viajó nuevamente a Berlín, donde trabajó con el profesor Heinrich Rubens.[3]​ Durante su tiempo allí, von Bahr llevó a cabo experimentos que apoyaban las teorías de Max Planck, lo que la convirtió en la única física sueca mencionada por Niels Bohr durante su conferencia del Nobel en 1922.[4]​ Durante esa primavera, von Bahr fue invitado a trabajar con James Franck y Gustav Hertz, y se unió a su grupo ese otoño.[5]

Regreso a Suecia[editar]

Una clase en Brunnsviks folkhögskola en algún momento de 1930

A principios de enero de 1914, von Bahr tuvo que acortar su estancia en Berlín para cuidar de su madre enferma.[5]​ Al año siguiente planeaba regresar a Berlín, pero debido al estallido de la Primera Guerra Mundial eso no fue posible, por lo que tomó un puesto como profesora en la escuela secundaria popular Brunnsvik en Dalarna.[6]​ En Brunnsvik, conoció a Niklas Bergius (1871-1947), un profesor colega, con quien se casó el 19 de junio de 1917.[7]​ En el otoño de 1918, la comida escaseaba en Suecia debido a la guerra y la escuela estaba cerrada, por lo que la pareja viajó a Charlottenlund en Dinamarca donde se reunieron con jesuitas.[7]​ Este período en Dinamarca despertó el interés de von Bahr en el catolicismo, antes de que ella había sido atea.[7]

Después del final de la Primera Guerra Mundial, Lise Meitner visitó a von Bahr en Suecia y se quedó en su casa durante cuatro semanas.[8]​ En el invierno de 1919-1920, von Bahr viajó a Londres, Pau, Argel, Túnez e Italia.[8]

Después de algunos años, se mudó a Kungälv para estar más cerca de la congregación católica en Gotemburgo.[9]​ Cuando la situación de Lise Meitner en Alemania se volvió peligrosa durante el verano de 1938, von Bahr, junto con Wilhelm Oseen y Niels Bohr, fue muy activo para ayudarla a escapar y organizar su estancia en Suecia y un puesto de investigación.[10][11]

Mientras estaban en Suecia en diciembre de 1938, Lise Meitner y Otto Robert Frisch lograron teorizar la fisión nuclear.[12]

Después del estallido de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana de Noruega, von Bahr participó activamente en la organización humanitaria sueca Svenska Norgehjälpen (Apoyo sueco a Noruega).[13]

Eva von Bahr también fue filántropa y durante algún tiempo apoyó, entre otros, a Lise Meitner[2]​ y al poeta Dan Andersson.[14]​ También contribuyó con fondos a Brunnsviks Folkhögskola y donó la casa en Kungälv que había construido.[15]​ Después de la muerte de su esposo en 1947, von Bahr se mudó a Uppsala. [16]​ Durante su estancia en Uppsala, estuvo interesada en el sacerdote y escritor jesuita Pierre Teilhard de Chardin y mantuvo contacto e intercambio de correo con Lise Meitner.[17]​ Eva von Bahr murió el 28 de febrero de 1962 y fue enterrada en el cementerio católico de Estocolmo.[18]

Obras[editar]

  • Ueber die Einwirkung des Druckes auf die Absorption ultraroter Strahlung durch Gase. Akademisk avhandling, Uppsala, 2008.
  • Om katolicismen: några ord hasta protestante . Almqvist y wiksell, distr. 1929.
  • Min väg tillbaka hasta kristendomen . Almqvist y wiksell, 1933.
  • Efterskrift hasta Min väg tillbaka hasta kristendomen . Almqvist y Wiksell, 1934.
  • Ur "spridda minnen från ett långt liv" . (Acta Universitatis Upsaliensis, Skrifter rörande Uppsala universitet. B. Inbjudningar, 177), 2015, sida 7-73

Notas al pie[editar]

 

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

  1. a b Hedqvist 2012, pp. 46-53
  2. a b c d Hedqvist 2012, pp. 54-64
  3. a b Hedqvist 2012, pp. 65-75
  4. Hedqvist 2012, pp. 76-88
  5. a b Hedqvist 2012, pp. 89-94
  6. Hedqvist 2012, pp. 133-149
  7. a b c Hedqvist 2012, pp. 181-192
  8. a b Hedqvist 2012, pp. 193-203
  9. Hedqvist 2012, s. 235
  10. Hedqvist 2012, s. 250-260
  11. Hedqvist 2012, pp. 261-268
  12. Hedqvist 2012, pp. 11-19
  13. Hedqvist 2012, pp. 330-332
  14. Hedqvist 2012, pp. 175-176
  15. Hedqvist 2012, s. 164-165
  16. Hedqvist 2012, pp. 387-388
  17. Hedqvist 2012, pp. 399-400
  18. Hedqvist 2012, pp. 404