Eugène Marais

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Eugène Marais
Eugenemarais.jpg
Información personal
Nacimiento 9 de enero de 1871 Ver y modificar los datos en Wikidata
Pretoria, Sudáfrica Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 29 de marzo de 1936 Ver y modificar los datos en Wikidata (65 años)
Pelindaba, Sudáfrica Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Suicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Acre de los Héroes Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Sudafricana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Poeta, escritor, naturalista, periodista y entomólogo Ver y modificar los datos en Wikidata

Eugène Nielen Marais (/ˈjuːdʒiːn ˈniːlɨn mɑːˈreɪ/; 9 de enero de 187129 de marzo de 1936) fue un abogado, naturalista, poeta y escritor sudafricano. Ha sido considerado como un genio intelectual y un héroe afrikáner.[1]

Primeros años: antes y durante la Guerra de los Bóers[editar]

Marais nació en Pretoria, decimotercero y último hijo de Jan Christiaan Nielen Marais y de Catharina Helena Cornelia van Niekerk[2]​ (el origen del apellido francés Marais en la región era debido a Charles y a Claude Marais, naturales de la región de París[3]​). Acudió a la escuela en Pretoria, Boshof y Paarl; gran parte de su primera educación fue en inglés, idioma de sus poemas más tempranos. A los dieciséis años de edad todavía estaba estudiando,[4]​ pero después de dejar la escuela trabajó en Pretoria como asistente legal y también como periodista, antes de llegar a ser dueño (con veinte años) del diario "Land en Volk" (Tierra y Pueblo en afrikáner), implicándose profundamente en la política local.

Empezó a consumir opiáceos a una temprana edad, convirtiéndose en adicto a la morfina (entonces se consideraba un fármaco seguro que no creaba hábito). Esta adicción llegó a condicionar sus actos con mayor o menor alcance a lo largo del resto de su vida. Cuando se le preguntaba por las razones para tomar drogas, aducía su salud enferma, el insomnio y, más tarde, la muerte de su joven mujer a raíz del nacimiento de su único hijo. Mucho después, culpó de su adicción a su tratamiento mientras estuvo enfermo de malaria en Mozambique. También se ha dicho que su uso de fármacos era experimental, influido por la filosofía de Thomas de Quincey.[5]

Se casó con Aletta Beyers, que murió de fiebre puerperal un año más tarde, ocho días después del nacimiento de su único hijo. En 1897 —todavía un veinteañero– viajó a Londres, inicialmente para estudiar medicina. Aun así, bajo la influencia de sus amigos, ingresó en el Inner Temple para estudiar leyes (licenciándose como abogado defensor). Cuándo estalló la Guerra de los Bóers en 1899, quedó en libertad bajo palabra en su condición de extranjero y enemigo potencial del Imperio Británico. Durante la parte final de la guerra se unió a una expedición alemana encargada de fletar munición y medicinas para los comandos bóer a través del África Oriental Portuguesa (ahora Mozambique). Sin embargo, en esta área tropical cayó enfermo de malaria, y antes de que los suministros pudiesen ser entregados a los bóers, la guerra ya había terminado.

Después de la guerra[editar]

A partir de 1905, Marais se dedicó al estudio de la naturaleza en Waterberg ("Montaña de Agua"), una zona salvaje al norte de Pretoria, y escribió en afrikáans (su lengua natal) sobre los animales observados. Su estudio de las termitas le llevó a la conclusión de que cada colonia debía ser considerada como un organismo único, una idea premonitoria por la que apostó en su tiempo, muchas generaciones antes de ser elaborada por Richard Dawkins. En el Waterberg, Marais también estudió la mamba negra, la cobra escupidora y la víbora bufadora.[6]​ Además, hizo observaciones sistemáticas de un grupo concreto de mandriles, y a partir de estos estudios se redactaron numerosos artículos para diversas revistas, y los libros titulados "My Friends the Baboons" (Mis Amigos los Babuinos) y "The Soul of the Ape" (El alma del Simio).[7]​ Está reconocido como el padre del estudio científico del comportamiento de los animales, conocido como "etología".

Plagio de su obra "Die Siel van die Mier"

Su libro "Die Siel van die Mier" (literalmente, "El alma de la hormiga", aunque normalmente traducido en inglés como "El Alma de la Termita") fue plagiado por el ganador del premio Nobel Maurice Maeterlinck, quien publicó "La Vida de la Termita" en 1926, reclamando falsamente muchas de las ideas revolucionarias de Marais como propias. Maeterlinck fue capaz de apropiarse de la obra del sudafricano porque era belga y, aunque su lengua materna era el francés, hablaba con fluidez el holandés, del que el afrikáans deriva. En aquel tiempo era común que determinados artículos de cierto nivel publicados en afrikaans fuesen reproducidos en publicaciones y revistas flamencas y holandesas. Marais consideró emprender acciones judiciales contra Maeterlinck, pero abandonó la idea debido a los costes y al esfuerzo necesarios para la tramitación de la demanda.[5]

Segundo Movimiento de la Lengua Afrikáans

Como dirigente del Segundo Movimiento de la Lengua Afrikáans, Marais prefirió escribir en este idioma y su trabajo fue traducido a varias lenguas internacionales durante sus últimos años de vida y después de su muerte. El antropólogo social Robert Ardrey dijo en su introducción a "El alma del Simio" cuando el libro fue publicado en 1969, que: "Como científico fue único, supremo en su tiempo, un trabajador en una ciencia todavía por nacer." También se refiere extensamente al trabajo de Marais en su libro "Génesis Africana".

Hay evidencias de que el tiempo que dedicó a sus investigaciones en las montañas salvajes del norte de Pretoria le trajeron la felicidad y la paz, y le proporcionaron además inspiración artística.[2]​ En el poema "Waar Tebes in die stil woestyn", escribe (traducido al inglés por J. W. Marchant):

'Allí conocería la paz una vez más, donde (el monte) "Tebes"[8]​ levantó desde el desierto tranquilo sus imponentes rocas talladas a las alturas'

Como se ha señalado, Marais era un adicto a la morfina desde mucho tiempo atrás, y sufría episodios de melancolía, insomnio, depresión y sentimientos de aislamiento. El "robo" de sus ideas pesó fuertemente en su mente y se dice que esto pudo precipitar su muerte, a pesar de que también se ha argumentado que este asunto pudo tener sobre su estado de ánimo un efecto electrizante y vigorizador. Lo que es cierto es que este hecho atrajo de forma favorable la atención de la opinión pública sobre Marais.

Algunos de sus mejores poemas tratan de las maravillas de la vida y de la naturaleza pero también escribió sobre la inexorabilidad de la muerte. Marais estuvo aislado en algunas de sus creencias. Era un panteísta confeso y proclamó que el único tiempo que pasó en el interior de una iglesia fue durante las bodas.[9]​ A pesar de ser un patriota afrikáner, Marais era comprensivo con los valores culturales de los pueblos tribales negros del Transvaal; esto se aprecia en poemas como "Die Dans van die Reën" (El baile de la lluvia).

Suicidio

En 1936, privado de morfina durante algunos días, tomó prestada una escopeta (con el pretexto de matar una serpiente) y se disparó en el pecho. Esta primera herida no fue mortal, por lo que Marais acabó definitivamente con su vida disparándose de nuevo a continuación, esta vez con el cañón del arma en su boca. Esto ocurrió en la granja Pelindaba, propiedad de su amigo Gustav Preller. Para quienes están familiarizados con el humor negro de algunos de sus poemas, hay que señalar la funesta ironía de que en la lengua zulú, "Pelindaba" significa "El fin del negocio" (aunque la interpretación más común es "Lugar de grandes reuniones"). Marais y su mujer Lettie están enterrados en "Heroes' Acre", Pretoria.

Legado[editar]

Tumba de Marais en Kerkstraat, Pretoria.
  • Marais trabajó como naturalista, pero no de la manera usual hasta entonces (fue uno de los primeros científicos en desarrollar la etología, repetidamente reconocido como tal por Robert Ardrey y otros etólogos posteriores), aunque obtuvo por ello menos atención pública y agradecimiento que por sus contribuciones como literato.[10]
  • Descubrió una nueva especie de planta, la cícada de Waterberg, nombrada después en su honor como (Encephalartos eugene-maraisii).
  • Fue la primera persona en estudiar el comportamiento de los primates salvajes y sus observaciones continúan siendo citadas en biología evolutiva contemporánea.[11]
  • Es uno de los más grandes poetas afrikáners y quizá el más popular, a pesar de que su producción no fue muy extensa. Opperman le describió como el primer poeta afrikáner profesional; Marais opinaba que el oficio era tan importante como la inspiración para la poesía.
  • Junto con J.H.H. de Waal y G.S. Preller, fue uno de los líderes principales en el "Segundo Movimiento del Afrikaans" en el periodo inmediatamente después de la Segunda Guerra Bóer, finalizado en 1902.
  • Una vindicación de la condición de Marais como héroe afrikáner fue publicada en el año 2004 por la historiadora Sandra Swart.[12]
  • Die Wonderwerker. Esta película de 2012 dirigida por Katinka Heyns explora su convalecencia de malaria en una granja en el Waterberg.[13]

Bibliografía[editar]

  • The Soul of the White Ant, 1937, Primero publicado como Die Siel van die Mier en 1925, en Afrikaans
  • The Soul of the Ape, 1919, Publicado póstumamente en 1969.

Referencias[editar]

  1. Swart, Sandra (2004). «The construction of Eugène Marais as an Afrikaner hero». Journal of Southern African Studies 30 (4): 847-867. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. 
  2. a b Opperman, D.J. Undated but probably 1962. Senior verseboek. Nasionale Boekhandel Bpk, Kaapstad. Negende druk, 185pp
  3. Este apellido ha retenido en Sudáfrica su ortografía y su pronunciación francesas originales.
  4. Schirmer, P. 1980. The concise illustrated South African encyclopaedia. Central News Agency, Johannesburg. First edition, about 212pp.
  5. a b Rousseau, Leon 1982, The Dark Stream—The Story of Eugène Marais. Jonathan Ball Publishers, JeppesTown. ISBN 9780868500324
  6. Hogan, C.Michael, Mark L. Cooke and Helen Murray, The Waterberg Biosphere, Lumina Technologies Inc, 22 May 2006.«Copia archivada». Archivado desde el original el 29 de abril de 2012. Consultado el 10 de junio de 2010. 
  7. Marais, Eugène, Soul of the Ape, Human and Rousseau (1937)
  8. (Tebes es una de las cumbres principales de la zona)
  9. Philip Copeman God's First Fisherman 2008, p. 44
  10. Ardrey, Robert The Territorial Imperative: A Personal Inquiry into the Animal Origins of Property and Nations, 1966
  11. Griffith, Jeremy (2013). Freedom Book 1. Part 4:7 Second Category of Thinker: Those who admitted the involvement of our moral instincts and corrupting intellect in producing the upset state of the human condition and who attempted to explain how those elements produced that upset psychosis. WTM Publishing & Communications. ISBN 978-1-74129-011-0. Consultado el 28 de marzo de 2013. 
  12. Swart, Sandra (2004). «The construction of Eugène Marais as an Afrikaner hero». Journal of Southern African Studies 30 (4): 847-867. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. 
  13. Spling

Enlaces externos[editar]