Estudio experimental

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El estudio experimental es un ensayo epidemiológico, analítico, prospectivo, caracterizado por la manipulación artificial del factor de estudio por el investigador y por la aleatorización (o randomización) de los casos o sujetos en dos grupos, llamados «grupo control» («grupo de control») y «grupo experimental» (o «grupo de experimentación»). La característica de la aleatorización no es imprescindible en el estudio experimental, llamándose entonces estudio cuasiexperimental.[1]

Técnica del estudio de intervención[editar]

  • Definición de la población diana (o población de referencia) a la que van a aplicarse los resultados.
  • Selección de la población experimental por muestreo aleatorio.
  • Identificación de la población participante.
  • Distribución aleatoria de los sujetos en los grupos a comparar (que son el grupo de experimentación y el grupo control).
  • Puesta en marcha del estudio. Administración del elemento o factor de estudio en el grupo experimental y del placebo o similar en el grupo control.
  • Observación y medida de las variables dependientes, según los criterios elegidos en el diseño del estudio.
  • Según la cooperación o no de los sujetos en ambos grupos, se crean cuatro subgrupos, al subdividir en dos el grupo experimental y el grupo control.
  • Lectura del resultado del estudio y comparación de los resultados de los grupos. Los cuatro subgrupos se transforman en ocho al subdividirlos según conozcan el resultado o no.
  • La identidad de los grupos es revelada. Se analizan los resultados y se elaboran conclusiones.

Ventajas de un estudio experimental[editar]

  • Mayor control de las posibles alteraciones en los resultados del estudio, ya que la aleatorización difumina la acción de las variables de confusión.
  • Proporcionan la evidencia más sólida en la que basar inferencias causales.
  • Pueden ser el único diseño posible para una pregunta o hipótesis de investigación.
  • A veces proporcionan una respuesta más rápida y barata a una pregunta o hipótesis de investigación que un estudio observacional.[1]

Inconvenientes de un estudio de intervención[editar]

  • Suelen ser costosos y requieren de mucho tiempo.
  • Muchas preguntas de investigación no se pueden responder adecuadamente mediante un ensayo clínico por problemas éticos porque se sospecha que el tratamiento es peligroso o beneficioso para la salud o por problemas de escasa factibilidad en caso de sucesos raros.
  • En general, solo miden la eficacia de la intervención.
  • Tienden a responder a preguntas muy específicas sobre un solo factor de riesgo o intervención.
  • La aleatorización puede ser imposible cuando se estudian exposiciones del medio ambiente o de comportamiento humano.
  • Limitada generalización de los resultados debido a la rigurosa selección en la inclusión de los sujetos en el estudio.[1]

Tipos de estudios de intervención[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Cayuela, Luis (2011): Introducción al diseño de experimentos. Madrid (España): Área de Biodiversidad y Conservación de la Universidad Rey Juan Carlos, 2011.