Emilio Alzugaray Goicoechea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Emilio Alzugaray Goicoechea
Coronel
Lealtad Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Reino de España
Flag of Spain (1931–1939).svg República Española
Servicio/rama Escudo del Ejército de Tierra.svg Ejército de Tierra
Red star.svg Ejército Popular
Participó en
Información
Nacimiento 5 de septiembre de 1880
Pamplona, España
Fallecimiento 2 de enero de 1944
Toulouse, Francia ocupada

Emilio Alzugaray Goicoechea (Pamplona, 5 de septiembre de 1880 - cercanías de Toulouse, 2 de enero de 1944) fue un ingeniero militar español. Destinado en Melilla, trabajó como arquitecto en un momento de intensa actividad constructiva en la ciudad.[1]​ Por su participación en el Desastre de Annual sufrió juicio y pena de prisión, de la que escapó en 1923 para refugiarse en Orán. Al producirse el golpe militar del 18 de julio de 1936 estaba apartado del ejército, al que se reincorporó para tomar parte activa en la guerra civil, en la que destacó como comandante del sector de la Ciudad Universitaria durante la defensa de Madrid.[2]

Biografía[editar]

Ingresó en 1897 en la Academia de Ingenieros de Guadalajara y obtuvo el rango de teniente el 11 de julio de 1904. Destinado a la compañía de zapadores de la Comandancia de Ceuta, fue encargado del palomar militar. En septiembre de 1906 pasó a la compañía de zapadores de la Comandancia de Melilla donde se encargó de la instalación de la radio telegráfica militar.[3]​ Tuvo a su cargo los servicios de comunicación del ejército de África.[4]​ En 1909 intervino en la guerra de Melilla,[5]​ tras el llamado desastre del Barranco del Lobo.

Casa de la Viuda de Samuel Salama. Calle General Villalba nº 2-4 (1914), vivienda proyectada por Alzugaray.[6]

Asentado en la vida social melillense, ingeniero de la Junta de Arbitrios y casado con María Concepción Guijarro Jiménez, con quien tuvo tres hijos, emprendió diversas actividades económicas y se encargó de los trabajos arquitectónicos necesarios dentro de los preparativos para la visita del rey Alfonso XIII a Melilla en 1911.[3]​ En 1913, al ser destinado a Valencia, pasó a situación de excedente voluntario y abandonó el servicio militar activo para poder permanecer en Melilla, dedicado a la arquitectura y la compraventa de solares.[7]​ Aunque sus primeros trabajos arquitectónicos pueden enmarcarse en las corrientes clasicistas, influido por Enrique Nieto y Nieto evolucionó hacia el modernismo, estilo que va a caracterizar el perfil urbano de la ciudad en las primeras décadas del siglo XX.[1]​ Como arquitecto proyectó numerosos edificios, entre los que destacan el de la calle General Aizpuru, 22 (1913), la llamada Casa de las Fieras en la calle General Polavieja, 46 (1914), la Casa de Salomón Cohen, situada en la esquina que forman la calle Cardenal Cisneros, 8 y la calle Sor Alegría, 7 (1915), la Casa de José Morely, en la calle Cardenal Cisneros, 10 (1916-1917), y el Colegio La Salle el Carmen (1917-1918). Su estilo ha sido caracterizado por Antonio Bravo Nieto «de un art nouveau ligado a las fases más decorativas del estilo» y con influencias de la sezzesion vienesa y el floralismo francés, si bien él supo mantener siempre cierta contención en medio de la maraña decorativa.[8]

Tras reingresar en el Ejército con grado de comandante, en 1920 fue destinado al sector de Muluya, cerca de Melilla. Fue encausado en 1921 tras el desastre de Annual por negligencia en el servicio y por un delito contra el honor militar y condenado, tras la revisión de la sentencia, a veinte años y un día de prisión por la primera causa y a doce años y un día por la segunda.[9]​ El 6 de agosto de 1923 huyó de prisión, fijando su residencia primero en Orán y luego en Casablanca. En 1931, con el advenimiento de la República, solicitó revisión de la pena y la reincorporación al ejército, sin éxito.[8][9]

Al producirse el estallido de la guerra civil se encontraba en Marruecos trabajando como ingeniero.[2]​ En agosto de 1936 alcanzó la zona republicana y se presentó en Madrid, donde logró ser readmitido en el ejército.[10]​ En el otoño de 1936, durante las operaciones de la defensa de Madrid, se puso al mando de las milicias vascas antifascistas. El general Miaja le encargó de las reservas situadas en el puente de Toledo que apoyaban a las columnas de Mena, Escobar y Prada, defensoras de los accesos a Madrid por las carreteras de Extremadura, Carabanchel y Toledo. El día 21 de noviembre, y tras haber recibido la orden directa de Miaja de desarmar a la Columna Durruti, cayó herido en el frente de la Ciudad Universitaria. Posteriormente mandó varias unidades como la 7.ª División y el II Cuerpo de Ejército,[11]​ ocupando también puestos de Estado Mayor.[10]​ A comienzos de 1937 fue destinado a Barcelona. Durante el resto de la contienda no volvió a ocupar cargos de importancia.

Tras la caída de Cataluña se exilió en Francia. Establecido en Perpiñán, en 1940 entró en contacto con el servicio de inteligencia británico. Detenido por la Gestapo en 1943, fue trasladado a París donde, por medio de torturas y coacciones, el coronel Boemelburg, jefe de la policía secreta en la capital francesa, logró atraerlo a su causa. Convertido en colaboracionista o agente doble fue enviado de vuelta a la Francia ocupada donde se puso a las órdenes de Messak, jefe de la Gestapo en Marsella y Perpignan. El 2 de enero de 1944, a pocos kilómetros de Toulouse, en el "carrefour de Monges", un convoy en el que viajaban Messak y Alzugaray fue atacado por un comando de la Resistencia francesa y en el tiroteo ambos resultaron muertos.[12][13]​ Fue enterrado en el cementerio de Deyme.[3]

Obras[editar]

Académicas[editar]

Característica propia del ingeniero militar Emilio Alzugaray, la Casa de las Fieras(1914), la Casa de Salomón Cohen (1915) ,la Dirección Territorial de Educación (1915) el Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, actual Colegio La Salle el Carmen, (1916-1918), la Casa de José Morely 1916-1917), la Casa de Francisco Bueno (1917), la Casa de la Viuda de Samuel Salama(1916 y la Casa de Argos(1916).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Fundación Melilla ciudad monumental. «Modernismo. Autores». Consultado el 11 de octubre de 2016. 
  2. a b Michael Alpert (1989). El ejército republicano en la guerra civil, pág. Siglo XXI Editores, pág. 359
  3. a b c Arozamena Ayala, Ainhoa. «Emilio Alzugaray Goichoechea». Auñamendi Eusko Entziklopedia. Consultado el 11 de octubre de 2016. 
  4. Ramón Salas Larrazábal, Historia del Ejército Popular de la República. La Esfera de los Libros S.L. ISBN 84-9734-465-0.
  5. Roberto Muñoz Bolaños (2001). Las Campañas de Marruecos (1909-1927), Almena Ediciones, pág. 31
  6. Bravo Nieto, Antonio (2000). «El lenguaje del arte: cinco decenios en la arquitectura y el urbanismo melillenses». En Mario Lázaro Durán, José Luis Gómez Barceló, Belén Rodríguez López (coords.). Homenaje al profesor Carlos Posac Mon: Ceuta, 1998 3. p. 200. ISBN 84-930502-0-2. 
  7. Jesús Albert Salueña. «Alzugaray y Goicoechea, Emilio». El Protectorado español en Marruecos: la historia trascendida: 229. 
  8. a b Bravo Nieto, Antonio, «Alzugaray Goicoechea, Emilio», Diccionario Biográfico Español, t. III, Real Academia de la Historia, 2009, p. 828. ISBN 978-84-96849-56-3
  9. a b Jesús Albert Salueña. «Alzugaray y Goicoechea, Emilio». El Protectorado español en Marruecos: la historia trascendida: 230. 
  10. a b Michael Alpert (2013). The Republican Army in the Spanish Civil War, 1936-1939, Cambridge University Press, pág. 323
  11. Cristóbal Zaragoza (1983). Ejército Popular y Militares de la República, 1936-1939. Ed. Planeta, pp. 49 & 54
  12. Ángel García-Sanz Marcitegui (2001). El exilio republicano navarro de 1939, Gobierno de Navarra, pág. 276
  13. Pando Despierto, Juan, Historia secreta de Annual, Madrid, Ediciones Temas de Hoy, ISBN 84-7880-971-6, p. 210.

Enlaces externos[editar]