Elogio del Horizonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Elogio del Horizonte
Elogio chillida gijon.jpg
Autor Eduardo Chillida
Creación 1990
Material Hormigón
Técnica Encofrado
Dimensiones 10 metros de alto
Peso 500 toneladas
Coordenadas 43°32′56″N 5°39′47″O / 43.549, -5.6631Coordenadas: 43°32′56″N 5°39′47″O / 43.549, -5.6631
[editar datos en Wikidata]

Elogio del Horizonte es el nombre de una escultura de hormigón situada en la ciudad de Gijón (Principado de Asturias, España), realizada por el escultor vasco Eduardo Chillida.[1]​ Se trata de una obra de grandes proporciones erigida en el año 1990.[1]

Construcción[editar]

La ubicación de la escultura le fue sugerida a Chillida por parte del arquitecto Paco Pol, encargado de la remodelación del Cerro de Santa Catalina en el barrio gijonés de Cimadevilla.[2]​ Hasta entonces, el escultor había estado buscado el lugar idóneo por la costa atlántica europea, pero las mejores ubicaciones estaban militarizadas por su carácter estratégico.[2]

Chillida realizó varias maquetas de pequeño tamaño en acero y madera hasta dar con la forma definitiva de la escultura.[3]​ A partir de uno de estos diseños comenzó la ejecución de la obra, la cual arrancó con la construcción en una nave industrial de Hernani de una maqueta de poliestireno expandido a tamaño natural.[2]​ Este modelo se utilizó para elaborar en torno a él, con ayuda del equipo de ebanistería de Bereciartúa,[2]​ la estructura de madera de pino o encofrado que serviría de molde para el hormigón fresco.[3]​ Tras haber marcado las tablillas de madera, esta estructura se trasladó a Gijón y se volvió a montar pieza por pieza en el Cerro de Santa Catalina.[3]​ Allí se colocó una armadura metálica que soporta el peso del hormigón que forma la escultura: 500 toneladas.[3]​ Tanto la armadura como el resto de la parte técnica fueron diseñados por el ingeniero de caminos José Antonio Fernández Ordóñez,[2]​ con quien Chillida ya había colaborado en otras ocasiones. Tras verterse el hormigón en el encofrado y producirse durante una semana su secado o fraguado, se procedió al desencofrado.[3]​ Por último, la superficie de la escultura se sometió a una limpieza con ácidos que culminó con la obtención del color original del hormigón.[3]

Inauguración[editar]

El acto de inauguración tuvo lugar el 9 de junio de 1990.[4]​ Asistieron artistas, vecinos y autoridades, como el por entonces alcalde Vicente Álvarez Areces y el ministro de Trabajo, el asturiano Luis Martínez Noval.[5]​ Durante el acto de inauguración hubo protestas de trabajadoras de una empresa de confección textil y el alcalde y el teniente de alcalde fueron agredidos por un vecino.[5]

Debido a las protestas de sectores de la ciudad por el alto coste de la construcción —100 millones de pesetas—, calificado como despilfarro, Eduardo Chillida señaló que solo percibió el 5% del coste de la construcción.[5]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Ayuntamiento de Gijón. «Elogio del Horizonte». www.gijon.es. Consultado el 5 de febrero de 2017. 
  2. a b c d e Arquitectura de Asturias (9 de junio de 2015). «Elogio del Horizonte (escultura)». arquitecturadeasturias.com. Consultado el 5 de febrero de 2017. 
  3. a b c d e f Cuaderno de Cultura Científica (26 de agosto de 2016). «El Elogio del Horizonte de Chillida, un encuentro entre ciencia y arte». culturacientifica.com. Consultado el 5 de febrero de 2017. 
  4. El Comercio (6 de junio de 2010). «Un horizonte de 20 años». www.elcomercio.es. Consultado el 5 de febrero de 2017. 
  5. a b c El País (10 de junio de 1990). «La obra de Chillida 'El elogio del horizonte', inaugurada en Gijón». elpais.com. Consultado el 5 de febrero de 2017. 

Enlaces externos[editar]