Dragomán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Dragomán, truchimán, trujimán o trujamán es un término oriental usado para designar a un intérprete lingüístico histórico. La denominación de esta profesión, ejercida entre los siglos XII y XX, proviene del árabe ترجمان (tarǧumān "traductor o intérprete"), que también significa "a través de" y la encontramos en el origen del apellido Tordjman. En España se utilizó hasta el siglo XVII, cuando empezó a sustituirse por traductor o intérprete.[1]

La etimología de esta palabra podría remontarse al indoeuropeo targumannum ("intérprete") presente en las tablillas cuneiformes acadianas de Kültepe/Kanesh (Kayseri) a principios del segundo milenio antes de Cristo. Se deriva del verbo hitita tarkummai- ("anunciar, traducir"). Sin embargo, debemos recordar que la misma raíz que significa "intérprete" también existe en kartveliano (incluido el georgiano), como tardjimin y en el armenio como tarkman. No debemos olvidar que se trata de un wanderwort cuyo origen podría ser semita, indoeuropeo, hurrita o incluso kartveliano, es decir, una de las familias de lenguas presentes antiguamente en las costas orientales del Mar Negro y alrededor del Lago de Van (ver Urartu).

Se refiere tanto a los intérpretes al servicio de los europeos a cargo de las relaciones con el Medio Oriente como a los funcionarios al servicio del Imperio otomano, a menudo de origen griego. Aunque había varias clases, siempre asumían las funciones de traducción, pero a veces también de comisario, de negociador o de intermediario.

Dragomanes al servicio de los occidentales[editar]

Este tipo de traductores estaban al servicio de las potencias occidentales y acompañaron a los diplomáticos y comerciantes en sus relaciones con los orientales. Ellos residían en las embajadas o en los consulados y su función tiene su origen histórico en las cruzadas y en las necesidades de los estados latinos de Palestina.

Algunas familias de Constantinopla, que monopolizaban estaciones dragomanas en las escalas de Levante, llegaron a constituir verdaderas dinastías de lenguas jovenes, como los Chabert, Crutta, Dantan, Deval, Fleurat, Fonton, Fornetti, Pisani, Roboly, Salvago, Tarsia, Testa, Timoni o Wiet. 

Dragomanes al servicio del Imperio otomano[editar]

Eran los funcionarios que se reclutaban de la comunidad fanariota, al igual que otros funcionarios de la administraciónotomana.

El gran dragomán[editar]

Este empleado estaba encargado de las relaciones diplomáticas otomanas en Constantinopla y era llamado "dragomán de la puerta" , "Gran dragomán" o "dragomán del Diván".  Este puesto se creó en 1669 para sustituir a los diferentes traductores utilizados hasta entonces por un intérprete único, que ocupaba una posición privilegiada como intermediario entre el gobierno y las potencias occidentales. El primer gran dragomán fue Panaghiotis Nikoussios

Dragomán de la flota[editar]

El dragomán era el contralmirante de la flota otomana, el capitán pachá, al que se asignaban los ingresos de la mayoría de las islas del Egeo.  desempeñaba el papel intermediario entre el capitán pachá y la flota (la mayor parte cuyos marineros eran griegos), al igual que entre éste y los ciudadanos, y gestionaba el recaudación de impuestos. La reventa de los puestos administrativos dependientes de la flota (el gobierno de las islas, por ejemplo) y los beneficios relacionados con esta posición privilegiada hacían de el un cargo muy lucrativo.

En los principados danubianos, vasallos cristianos del imperio otomano, este oficio se convirtió en el dragomán, sinonimo de embajador, bajo la autoridad del spătar, jefe de la guardia real, derivado del griego σπαθάριος - spatharios , prétoriano imperial bizantino.

Etimología y variantes[editar]

En árabe el término es ترجمان (tarǧumān) y en turco tercüman. Proviene de la raíz tetraliteral semítica t-r-g-m, que aparece en lengua acadia con la forma "targumannu" y en arameo con la forma targemana. En hebreo se diferencia entre מתרגם (metargem) —que se refiere al traductor (de textos escritos)— y מתורגמן (meturgeman) que se refiere al intérprete (de conversaciones o discursos de viva voz). La segunda acepción es más cercana a la mencionada en otras lenguas, aunque ambas provienen de la misma raíz semítica.

Durante la Edad Media, la palabra pasó a las lenguas europeas: en inglés medieval es dragman, en francés antiguo es drugeman, en latín medieval es dragumannus y en griego medieval δραγομάνος. En épocas posteriores aparece el término con la forma alemana trutzelmann, las francesas trucheman o truchement (en francés moderno sería drogman), la italiana turcimanno y las españolas trujamán, trujimán y truchimán; estas variantes apuntan a una palabra turca o árabe que sería «turjuman», con una vocalización diferente.

Bibliografía[editar]

  • Marie de Testa & Antoine Gautier, Drogmans et diplomates européens auprès de la Porte ottomane, éditions ISIS, Istanbul, 2003.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]