Deporte extremo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Deportes extremos»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rápel en cascada, Tapijulapa, México.

Los deportes extremos son todos aquellos deportes o actividades de ocio, o profesional con algún componente deportivo que comportan una real o aparente peligrosidad por las condiciones difíciles o arriesgadas en las que se practican.

Concepto[editar]

Deportes extremos

deportes extremos es un termino popular para ciertas actividades percibidas o disciplinas en su mayoría ya existentes, que tienen un alto nivel de riesgo inherente.

Bajo este concepto se agrupan muchos deportes ya existentes que implican cierta dosis de exigencia física y sobre todo mental. Para preparar al cuerpo se necesita una gran concentración ya que es un deporte donde se pone en riesgo la integridad física en todo momento. Se incluyen los deportes más exigentes dentro del paracaidismo, aviación, Aladeltismo, parapentismo, kayak, automovilismo, motociclismo, ciclismo (descenso libre) estos deportes son los más extremos del mundo. también esta excursionismo (escalada en hielo, escalada en roca, etc.), y otros de reciente creación (puentismo, tabla de nieve, tirolesa, etc.).

Características[editar]

Un deporte, no considerado extremo, se puede definir así si se practica bajo condiciones especiales o circunstancias particulares no habituales en él. Por ejemplo, la escalada en roca a unos centímetros del suelo (escalada en bloque) no se considera “deporte extremo”, pero si se realiza en una pared vertical rocosa a varios cientos de metros de altura, entonces sí se le aplica el término.

Se puede considerar que una persona practica un “deporte extremo” cuando lo hace por primera vez. Por ejemplo, el balsismo de clase IV es bastante extremo para quienes nunca antes se habían subido a una balsa y lo sentirán como muy por encima de sus capacidades personales. Una característica de este tipo de actividad es su supuesta capacidad para inducir una subida de adrenalina en los participantes; además no están sujetos a una reglamentación fija ni están sujetos a horarios; de modo que su forma de práctica, su intensidad, su modo, su ritmo pueden variar a gusto del participante; también son originales, creativos y cambiantes; de tal forma que la mayoría son eclécticos; y tienen en gran estima la búsqueda del placer sensomotor y el componente de aventura es esencial.

Terminología[editar]

El término “deporte extremo” no es adecuado aplicarlo cuando se realiza simplemente una actividad recreativa o turismo no de masas, turismo cultural, turismo histórico, turismo arqueológico, etc. Tampoco debe estar definido por las condiciones medioambientales, algo bastante subjetivo y dependiente del grado de preparación. En cambio, el término puede aplicarse cuando se practica un deporte en los límites actuales de desarrollo, sea montañismo, atletismo, gimnasia o cualquier otro.

Actualmente, en algunos países se empieza a utilizar el término “deporte de aventura” cuando se practican deportes de más alto riesgo de lo normal sin ser profesionales. Un ejemplo de esto es la diferencia que existe entre “espeleología” y “espeleísmo”: el primero se refiere a una actividad científica, mientras que el segundo hace referencia a aquellas personas que lo practican por deporte.

Véase también[editar]