Dendrocnide moroides

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Gimpi gimpi
Stinging tree.JPG
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Rosales
Familia: Urticaceae
Género: Dendrocnide
Especie: Dendrocnide moroides
(Wedd.) Chew

Dendrocnide moroides, llamada comúnmente gimpi gimpi, yimpi yimpi o el aguijón del suicidio,[1]​ es una especie del género Dendrocnide nativo de las selvas tropicales del norte y este de Australia, las islas Molucas e Indonesia. Es conocida por sus pelos urticantes que cubren toda la planta e introducen en la piel una potente neurotoxina cuando se tocan las hojas o ramas. Es la especie más virulenta del género.[2]

Descripción[editar]

Arbusto o pequeño árbol de entre 1 a 10 m de altura, generalmente de tallo único. Las hojas tienen forma acorazonada, entre 10 a 25 cm de largo por 8 a 20 cm de ancho, con peciolos de 10 a 20 cm de largo y márgenes finamente dentados. Ambas caras de la hoja, así como tallos y frutos, están cubiertas por pelos urticantes. La inflorescencia es una panícula ramificada de flores hermafroditas de a 15 cm de largo y 8 cm de ancho. Es la única especie del género en la que las flores femeninas rodean a las masculinas.[2]​ El fruto es un aquenio ovoide de unos 2 por 1,5 mm parcialmente encerrado en un perianto velludo; el peciolo engrosado también tiene pelos urticantes de color púrpura.[3][4]

Toxicidad[editar]

Cada pelo hueco termina en una punta de sílice, una especie de bulbillo que se rompe al contacto con la piel e inyecta la toxina. La picadura causa una sensación muy dolorosa que puede durar días o incluso años y la zona lesionada se cubre de manchas rojas pequeñas que se unen para formar una masa roja e hinchada. La picadura puede llegar a ser lo suficientemente potente como para matar animales -perros y caballos- y humanos que hayan sufrido un contacto grave con la planta.[5]​ La toxina que causa este efecto es la moroidina, un octapéptido bicíclico que contiene un enlace CN inusual entre el triptófano y la histidina. Una vez aislado se demostró que es el compuesto responsable de la larga duración de las picaduras.[6]​ Puede tratarse la piel con la aplicación de una solución de ácido hidroclórico (diluido 1:10 en el volumen) y la aplicación y posterior retiro de una tira de depilación cera que extrae los pelos urticantes. Nunca debe frotarse la piel tras la picadura porque los pelos se parten y se hace muy difícil eliminarlos.[7][8]

Referencias[editar]

  1. «Dendrocnide moroides (Wedd.) Chew». Australian Plant Name Index (APNI), IBIS database. Centre for Plant Biodiversity Research, Australian Government. Consultado el 7 de noviembre de 2013. 
  2. a b «Dendrocnide moroides (Wedd.) Chew, Gard. Bull. Singapore 21: 204 (1965) Gympie, Mulberry-leaved Stinger». Flora of Australia Online - Data derived from Flora of Australia volume 3 (1989), a product of ABRS, ©Commonwealth of Australia. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  3. «Dendrocnide moroides (Wedd.) Chew». PlantNet - New South Wales Flora Online. Archivado desde el original el 14 de octubre de 2017. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  4. «Dendrocnide moroides (Wedd.) Chew, Wee-Lek (1989)». Flora of Australia: Volume 3:. Flora of Australia series. CSIRO Publishing / Australian Biological Resources Study. p. 76; figs 12, 36; map 84. ISBN 978-0-644-08499-4. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  5. Hurley, M. (2000). «Growth dynamics and leaf quality of the stinging trees Dendrocnide moroides and Dendrocnide cordifolia (Family Urticaceae) in Australian tropical rainforest: implications for herbivores». Australian journal of Botany (48): 109-201. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  6. van Valkenburg, J.L.C.H. (2001) Dendrocnide Miq. Archivado el 15 de abril de 2012 en Wayback Machine.; Proseabase; van Valkenburg, J.L.C.H. and Bunyapraphatsara, N. (Editors). PROSEA (Plant Resources of South-East Asia) Foundation, Bogor, Indonesia.
  7. Hales, Lydia (4 de febrero de 2014). «Factsheet: Gympie-Gympie». Australian Geographic. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  8. Kruszelnicki, Karl, S. (8 de febrero de 2001). «Stinging Trees». ABC Science. Consultado el 9 de marzo de 2020.