Cultura de Bélgica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la cultura de Bélgica destacan los festivales, que desempeñan un importante papel en la vida del país, Bélgica.

Fiestas[editar]

Una de las más famosas fiestas es el carnaval de tres días en Binche, cerca de Mons, celebrado antes de la Cuaresma. Durante el carnaval, la diversión y el baile son conducidos por gilles, hombres vestidos con sombreros altos y emplumados y con brillantes trajes. Otro espectáculo famoso es la procesión de la Sagrada Sangre, celebrada en Brujas en mayo. El 6 de diciembre se conmemora el día de San Nicolás, una destacada fiesta infantil, en donde se acostumbra que traiga dulces y algunas veces regalos a los niños bien portados.Tambien se hace Tomorrowland, un festival de musica electrónica donde se encuentran dj´s de talla reconocida

Historieta[editar]

Bélgica y su capital Bruselas es uno de los centros de producción más importantes de Europa en cuanto a la producción de historietas se refiere. Comanche, Lucky Luke, Los Pitufos, Tintín (Kuifje en neerlandés) o Spirou y Fantasio son algunas de sus series más conocidas.

Música[editar]

Entre los cantantes y grupos musicales del panorama cultural belga actual, se puede mencionar a Kate Ryan, Laïs y a Ambrozijn.

Cine[editar]

A partir de 1797, Étienne Robertson, un científico y artista, presentó la linterna mágica, llamada "Fantascope". Con este aparato que permite a las sombras proyectadas cambiar de forma gracias a embriones de movimiento, presenta fantasmagorías que hacen sensación.

Gastronomía[editar]

La gastronomía está muy influenciada por la cocina francesa, y también se dice a menudo de los belgas que es una nación de Gourmands en vez de Gourmets que se puede traducir que prefieren la «gran cocina» en vez de la fine cuisine. En realidad esto se traduce en que es una cocina de «grandes porciones» y de gran calidad. La palabra Gourmandise proviene originariamente de ‘glotón’, pero ha sido interpretada con otro significado en Francia (el término todavía es usado hoy en día, aunque con tintes un poco arcaicos). Es un dicho que en Bélgica se sirve la cantidad de comida de Alemania y la calidad de Francia.