Control de alcoholemia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Riesgo relativo de padecer un accidente basado en los niveles de BAC (blood alcohol concentration: concentración de alcohol en sangre).

El control de alcoholemia o test de alcoholemia mide la concentración de alcohol en sangre. Se obtiene por medio de un porcentaje de la masa, la masa por el volumen o una combinación. Por ejemplo, un nivel de 0,3 de alcohol en sangre significa 0,3 g de alcohol por cada litro de sangre [Artículo 20 BOE].

Al medirse por el alcohol detectado en el aire espirado, la unidad utilizada es la de «miligramos por litro de aire», que en la práctica usual se convierte de manera convencional en «gramos por litro de sangre», multiplicando por el coeficiente 2. Sin embargo este test es menos preciso ya que la toma de medicamentos por inhalador o el uso de algunos enjuagues bucales con etanol pueden dar lugar a mediciones muy superiores a las reales, llegando a marcar entre 5,0 y 6,0.

Tasa legal de alcoholemia[editar]

En Argentina el límite legal de alcohol en sangre para conducir un automóvil es de 0,5 gramos por litro de sangre, mientras que tiene tolerancia menor para conductores de motos descendiendo a 0,2 g/l. En el caso de conductores profesionales, al volante de transporte de carga o pasajeros, la tolerancia es cero. También hay tolerancia cero en la provincia de Córdoba, y Salta de éste país.[1]

En España la ley no permite la conducción de vehículos si la «tasa de alcoholemia» supera los 0,5 gramos por litro en sangre (o 0,25 mg/l de aire espirado); excepto en los casos de conductores con menos de 2 años de carné o los profesionales, en los que la cifra es de 0,3 g/l de alcohol en sangre, que equivale a 0,15 mg/l en aire. Por encima de estas cifras, se aplican las sanciones correspondientes en el llamado carné por puntos, que prevé la retirada de 4 puntos; o 6  o, incluso, penas de cárcel.

En Francia, la tasa legal es de 0,5 g de alcohol por litro de sangre (o 0,25 mg por litro de aire espirado).

En Bélgica, la tasa legal es de 0,5 g de alcohol por litro de sangre (o 0,22 mg por litro de aire espirado).

En Canadá, la tasa legal es de 0,8 g de alcohol por litro de sangre.

En Suecia, la tasa legal es de 0,2 g de alcohol por litro de sangre.

Algunas claves sobre conducción y alcoholemia desde el punto de vista legal[editar]

¿Pueden hacerme el test del alcohol en cualquier momento? Sí. Podrán hacértelo por un control aleatorio, por que hayas tenido un accidente o porque hayas cometido una infracción.

¿Me podrán multar aunque haya bebido muy poco? La respuesta es “depende”. La normativa actual no permite conducir con tasas superiores a 0,25 miligramos por litro (“mg/l”) de alcohol en aire (0,15 mg/l para conductores profesionales y noveles). Si das positivo, pero es inferior a esa cantidad, no tendrás problemas. Si es superior, te sancionarán.

¿Y si es mayor de 0,60 mg/l de alcohol en aire? En ese caso será un delito y las repercusiones serán mayores.

¿Qué puede pasarme? Se te podrá multar con una cantidad de entre 301 a 600 euros, además de una suspensión del permiso de hasta 3 meses de duración. Si la tasa es superior a 0,60 mg/l en aire serás castigado con una pena de prisión de 3 a 6 meses “O” (o una cosa o la otra) con una multa de 6 a 12 meses y, en su caso, trabajos en Beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. En todo caso te quitarán el carnet de conducir de uno a cuatro años.

¿Qué ocurre durante la prueba? El agente te pedirá que soples en un aparato llamado etilómetro. Si el resultado es positivo, el agente imprimirá un ticket con el resultado. Pasados unos diez minutos, el agente te hará una “prueba de contraste” para comprobar si sigues dando positivo. Si el resultado es afirmativo, y mayor de 0,60 mg/l, te citarán para que vayas al Juzgado de guardia para un juicio rápido.

¿Pueden detenerme? La respuesta es sí…Podrían detenerte. Si no lo hacen, no te permitirán que te lleves el vehículo hasta que otra persona que no haya bebido lo conduzca.

¿Qué ocurre en el caso de accidente? Es importante saber que la conducción bajo la influencia del alcohol o de otras sustancias supone que tu seguro pague los daños que tú hayas provocado pero que, después, te los reclame.

¿Puedo hacer algo si la tasa que he dado es un poco más alta que la mínima de 0,25? Desde que te hagan la primera prueba hasta la segunda, sal del coche y pasea un poco. Quizás te pueda servir intentar orinar y comer algo.

¿Estoy obligado a hacer la prueba? Sí. En el caso de que no la hagas, los agentes podrían detenerte (y pasarías la noche en el calabozo) y te imputarían un delito de los comprendidos en el artículo 383 del Código Penal («El conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.»). Además, si tienes algún incidente con los agentes, podrían imputarte otros delitos como amenazas, atentado contra agente,…

Fórmula Widmark[editar]

El químico sueco Erik M. P. Widmark desarrolló la siguiente fórmula para determinar la concentración de alcohol en la sangre (control o test de alcoholemia) máxima teórica.

donde:

  • c es la concentración de alcohol en la sangre
  • A es la masa (cantidad) de alcohol ingerida en g
  • r es el factor de distribución del individuo
    • varones: 0,68 a 0,70
    • mujeres o varones jóvenes: 0,55 a 0,60
    • lactantes o niños pequeños: 0,75 a 0,80
  • m es la masa de la persona en kg (kilogramos)

La curva de Widmark (1932) enuncia que el metabolismo del alcohol transcurre orgánicamente a una velocidad constante, pero lenta.

Fórmula de Widmark[editar]

Cálculo aproximado de la alcoholemia en el transcurso del tiempo.

Co = Ct + ß t

  • Co: concentración de alcohol en sangre cuando ocurrió el hecho
  • Ct: alcoholemia en el momento de la extracción
  • ß: coeficiente de etiloxidación
  • t: tiempo transcurrido (en minutos).

Tabla de niveles de alcohol en la sangre[editar]

Efectos progresivos del alcohol[2]
g/l Comportamiento Discapacidad
0,10 a 0,29
  • El individuo promedio se ve normal
  • Con exámenes especiales se pueden detectar algunos efectos sutiles
0,30 a 0,59[3]
  • euforia suave
  • relajación
  • alegría
  • locuacidad
  • disminución de la inhibición
  • concentración
0,60 a 0,99
  • razonamiento
  • percepción profunda
  • visión periférica
  • recuperación de la vista después del deslumbramiento
1,00 a 1,99
  • exceso de expresión
  • vaivenes emocionales
  • enojo o tristeza
  • bullicio
  • disminución de la libido
  • reflejos
  • aumento del tiempo de reacción
  • motricidad fina
  • tambaleo, titubeo
  • dificultad para hablar
  • disfunción eréctil temporal
  • posibilidad de intoxicación temporal
2,00 a 2,99
  • estupor
  • pérdida de la comprensión
  • deterioro de sensaciones
  • posibilidad de caer inconsciente
  • deficiencia motora grave
  • pérdida de la conciencia
  • amnesia
3,00 a 3,99
  • depresión grave del sistema nervioso central
  • pérdida del conocimiento
  • posibilidad de muerte
4,00 a 4,99
  • falta general de comportamiento
  • pérdida del conocimiento
  • posibilidad de muerte
  • respiración
  • frecuencia cardíaca
  • nistagmo (movimiento involuntario e incontrolable de los ojos) posicional debido al alcohol
5,00 o más
  • alto riesgo de intoxicación
  • posibilidad de muerte

Notas[editar]

  1. «Alcoholemia: el límite de la tolerancia». Revista Crash Test. Consultado el 2 de marzo de 2015. 
  2. A hybridizing of effects as described at Alcohol's Effects from Virginia Tech and Federal Aviation Regulation (CFR) 91.17: Alcohol and Flying (hosted on FlightPhysical.com)
  3. En la mayoría de los países el máximo permitido en un control de alcoholemia es 0,5 g/l.

Véase también[editar]

  • Alcoholismo
  • Bebida alcohólica
  • Las 9 claves sobre conducción y alcoholemia. [1]
  • Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. [2]
  • El Alcohol y la conducción por la DGT [3]