Comarcas churras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Las comarcas churras dentro de la Comunidad Valenciana.

El término Comarcas churras (Comarques xurres en valenciano) define popularmente a la zona de la Comunidad Valenciana que fue repoblada mayoritariamente por aragoneses en la Edad Media tras la conquista de Valencia por parte de Jaime I.

Su cultura es, en líneas generales, diferente a la dominante en la Comunidad Valenciana por lo que en cierta manera se ha generado un sentimiento de que son valencianos de segunda categoría. Comentarios como “vosotros es como si fueseis de Teruel” evidencian el trato otorgado en ocasiones a los habitantes de estas comarcas. De hecho el término churro es usado como forma despectiva por algunos valencianoparlantes para llamar a los habitantes de las comarcas de habla castellanoaragonesa.

Las comarcas valencianas de influencia aragonesa son:

Todas ellas limitan con la provincia de Teruel, excepto la Hoya de Buñol. La forma de hablar el castellano en la zona hace que este adquiera la denominación de castellano churro.

Estas comarcas formaron parte del Reino de Valencia desde su creación. Estaban compuestas, principalmente, por repobladores de habla aragonesa. Con el tiempo el aragonés se asimiló al castellano, lo que explica que actualmente sean de habla castellana pero con costumbres aragonesas. Actualmente se habla un castellano con modismos aragoneses que tiene muchas similitudes con el hablado en el sur de Aragón además de muchos valencianismos léxicos y morfológicos. No obstante este habla se está perdiendo debido a la influencia de la educación y de la televisión.

La comarca de Requena-Utiel, contigua a las anteriores, también es de habla castellana, pero no puede considerarse una comarca de influencia aragonesa ya que fue segregada de Castilla en el siglo XIX e incorporada a la provincia de Valencia. Tampoco pueden considerarse comarcas churras (en el sentido de influencia aragonesa) a las comarcas castellanohablantes del sur de la provincia de Alicante (la Vega Baja del Segura, el Alto Vinalopó y algunos municipios del Vinalopó Medio), de influencia murciana.

Por otro lado, la Canal de Navarrés tampoco es una comarca de influencia aragonesa, pues gran parte de ella fue repoblada en el siglo XVIII por navarros de habla castellana. Pese a ello, a los habitantes de dicha comarca también se les suele designar con el término churros.

La denominación churro también ha sido empleada con otros sentidos: así, a la gente que llegaba hasta Valencia desde Cuenca y Teruel, también se les llamaba de esta forma.

En lo referente a la gastronomía, la tradición culinaria de estas comarcas es, en gran parte, heredera de la cocina aragonesa y en menor medida posee influencias manchegas. Comparte con la primera el mojete, el cordero asado, los embutidos de cerdo, el potaje, el ajoarriero y las gachas migas de trigo y maíz, y con la segunda el gazpacho (similar a los galianos o gazpachos manchegos). En común con las restantes comarcas valencianas se hace la paella, la coca de llanda y otros platos de arroz como el arroz al horno y el arroz empedrao. También encontramos la ollica de pobre y el puchero, preparaciones típicas tanto del interior de Valencia como de Aragón.

En estas comarcas existen danzas populares similares a la jota aragonesa, se usa una variante del traje de baturro como traje tradicional, se practicaban juegos populares de influencia aragonesa como el guiñote y la morra. Estos son, tan sólo, unos pocos de los numerosos rasgos aragoneses que posee la cultura de estas comarcas valencianas.

Todas estas costumbres, habla, gastronomía y cultura popular, se han conservado a lo largo de los siglos, forjando una cultura aragonesa fuera de Aragón.

Véase también[editar]

Referencias[editar]